El color audaz, optimista y que da seguridad, el aliado que favorece a todas

Adriana Terán
·4  min de lectura

La frase "Quien de amarillo se viste en su belleza confía" asoma que este es un color tan peculiar que tal vez no te veas bien y debas valerte de tus atributos personales para destacar, sin embargo, una canción popular venezolana canta que “amarillo es lo que luce, verde nace donde quiera”, que, en contraste, plantea que este color destaca como algo muy especial.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Pero viendo con frialdad el cálido tema del amarillo, es cierto que no es un color que suela usarse a la ligera, no porque no sea hermoso, sino porque puede que sea percibido como muy escandaloso o difícil de combinar, pero dependiendo de su tonalidad, hay un amarillo adecuado para cada quien, más cuando queda en evidencia su poder magnético y, hasta cultural.

Arturo Espinoza, profesor universitario de Michoacán, México, cuenta que en las zonas de la costa de México es un color muy usado, no solo en vestimenta sino en los ambientes. “El amarillo tiene una relación neurológica, y además, como el cerebro tiene un desarrollo cultural, el amarillo tiene gran significado para todos por su relación con la naturaleza, las frutas y las plantas. En estas regiones, donde predomina este color en la atmósfera tan luminosa, se visten mucho de amarillo y cuando salen de su contexto pueden sentirse muy observadas por lo fuerte que resulta”.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Si bien, en la historia se le adjudicaron significados supersticiosos al amarillo, hoy es un aliado que favorece a todos, no solo en cuanto a la imagen sino también en cuanto a las emociones que transmite. Si bien puede ser un color contraindicado para aquellas personas que no quieren llamar a atención, tal como podemos interpretar del dicho popular mexicano, quien viste de amarillo demuestra seguridad en sí mismo y una buena actitud ante la vida, porque se atreve a probar cosas diferentes.

Cálido o frío

De esta manera, aunque el amarillo al vestir puede ser muy audaz, está lleno de optimismo. Es el color del sol, del verano, y sus variadas tonalidades surcan el camino de las temperaturas de la piel muy integralmente.

Los amarillos brillantes y ácidos cálidos realzan las pieles morenas, pero dependiendo de su matiz y combinaciones también quedan muy bien con la mayoría de los tonos de piel y cabello.

Podemos optar por amarillo pastel, para resaltar los colores fríos de nuestra piel; como el vestido que usó Reese Witherspoon en los Golden Globes de 2017, edición a la que muchas celebridades acudieron vestidas en distintos tonos amarillo; o podemos recurrir a un color girasol, para lograr un efecto cálido como el de Amal Clooney en la boda del príncipe Harry y Meghan Markle.

El amarillo limón realza las pieles bronceadas, pero aporta dulzura a quienes tienen colores naturales más fríos. Un ejemplo radiante de este color es el vestido que usó Dayana Mendoza en el Miss Universo 2008 donde resultó ganadora. Pero más allá de un total look, es interesante descubrir con qué colores combinarlo para aprovechar al máximo su potencial.

Sinónimo de alegría

Siempre los contrastes son un acierto, de manera que mientras más brillante el amarillo mejor quedará con tonos oscuros o fríos como el azul en toda su gama; grises, negro, y su color complementario, el violeta.

Además, una combinación acertada y universal será el uso de amarillo, con blanco y azul, mientras que será conveniente evitar las combinaciones entre los amarillos más brillantes con colores intensos como el verde esmeralda o el rosa, para no lucir demasiado edulcorados.

Para los amarillos tostados, como el mostaza, resultarán aliados muy interesantes el color camello, los terracotas, el palo de rosa y el blanco, logrando combinaciones de gran impacto.

Una buena manera de introducir el amarillo a nuestro vestuario es a través de los estampados: margaritas, lunares, franjas marineras, pueden ser paso seguros para comenzar. Y, por otra parte, el uso del amarillo en carteras y zapatos es ideal para brindar brillo y un carácter lúdico a un outfit que parezca demasiado serio.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Finalmente, aunque según los estudiosos de la psicología del color, el amarillo es contradictorio porque aunque algunos lo relacionan con aspectos negativos como los celos y la locura, para otros simboliza el futuro, la atracción, el entendimiento y el conocimiento, tanto que es con este con el que se representa la luz en forma de bombilla. Así que quienes lo usan no solo muestran confianza en ellos mismos sino también pueden transmitir una gran capacidad de generar buenas ideas luciendo llenos de optimismo y sabiduría.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

(VIDEO) Té verde para el alma, las maravillas y secretos detrás de esta bebida

El color que calma, inspira creatividad y sugiere ternura erótica

Cálida, fría o neutra: descubre los colores que más te favorecen según la temperatura de tu piel

Los colores y prendas que rejuvenecen y cómo combinarlos para refrescar tu imagen