El motivo que provoca este gesto de dolor no es el que crees

La sequedad de la boca y el dolor de dientes son dos de los síntomas más comunes que padecen los alérgicos, ya que, aunque no se suele saber, las alergias primaverales también afectan a la salud bucodental

Cuando padecemos rinitis alérgica no paramos de estornudar y generar moco. Cuando la acumulación es considerable, las molestias afectan incluso a la dentadura. (Foto: Getty)

Estamos en primavera y, según la Sociedad Española de Alergología e InmunologíaClínica (SEAIC), esta primavera registrará niveles muy altos de pólenes en la mayoría del territorio español. De hecho, en los últimos años las alergias comienzan a notarse con mayor crudeza.

Aunque la boca no se presenta como una prioridad cuando comienza la temporada de las alergias, es cierto que se ve resentida. Por ejemplo, con dolor de dientes, provocados principalmente porque el dolor sinusal es un síntoma común del sistema inmunológico cuando lucha contra el polen o el polvo.

Los espacios huecos de su cabeza se llenan de moco, lo que le produce dolores en su rostro. Los senos maxilares, los mayores del rostro, se ubican sobre la boca. Cuando estos senos hacen presión, pueden empujar las raíces de los molares superiores. Así, se padece sensibilidad al frío y al calor, molestias en boca o encías, o dolores que se desplazan cuando uno se sienta, se levanta o se acuesta.

Algunas personas alérgicas dejan un poco de lado la higiene dental debido a las molestias que provocan los síntomas. Pero en ningún caso, debemos permitir que afecten a los cuidados dentales y nuestros cepillados después de cada comida. (Foto: Getty)

Otro de los síntomas más comunes es la sequedad en la boca, que se produce de dos maneras. En primer lugar, cuando tenemos la nariz tapada, tendemos a respirar por la boca. En segundo lugar, muchos antihistamínicos incluyen la sequedad bucal como uno de sus efectos secundarios. Este estado no es solo incómodo, sino que también aumenta las posibilidades de desarrollar caries, enfermedad de las encías y mal aliento.

Una de las principales funciones de la saliva es eliminar las bacterias nocivas, lo que significa que una boca seca es el lugar perfecto para que las bacterias que producen las caries se multipliquen.

También los alérgicos afirman que la garganta dolorida e irritada es un resultado común en las alergias, producida por el goteo posnasal. Este dolor de garganta puede producir mal aliento, pero debido a que se origina en la garganta, lavarse los dientes nos será de gran ayuda.

 

Cuando el sistema inmunológico trata de combatir el polvo o el polen, todos los huecos de la cabeza se llenen de moco. Sobre todo, los senos maxilares, la cavidad más grande, lo que provoca que éstos ejerzan presión sobre los dientes molares superiores empujando sus raíces. Por este motivo, es frecuente que puedas sentir dolor. (Foto: Getty)

La alergia es inevitable y sus síntomas solo pueden intentar controlarse acudiendo al médico especialista que sepa recetarnos un tratamiento eficaz para sobrellevar este período. En materia de salud bucodental, desde Straumann, empresa líder en implantología dental, nos recomiendan:

  • Hidratación: Beber mucha agua para mantener la boca y el cuerpo hidratados. Esto no solo puede contrarrestar los efectos de boca seca, sino que además ayuda a que su cuerpo elimine el exceso de moco.
  • Gárgaras con agua salada. Disolver una cucharada de sal en un vaso de agua tibia. Hacer gárgaras y escupir hasta eliminar toda el agua. La sal puede ayudar a eliminar el moco de sus senos, aliviando los síntomas.
Si padecemos rinitis por algún tipo de alergia (lo cual es muy común), la nariz se tapona, y tendemos a respirar por la boca. Como consecuencia, la boca suele estar más seca. (Foto: Getty)
  • Cepillado y uso del hilo dental. El cepillado y uso del hilo dental regulares son especialmente importantes cuando tiene la boca seca, por lo tanto, hay que asegurarse de cepillarse, como mínimo, dos veces al día y de usar hilo dental al menos una vez en el día.

  • Seguir un tratamiento adecudado. Controlar sus alergias puede ayudar a reducir el impacto que tienen sus síntomas en la boca. Es imprescindible visitar al médico para cualquier consulta.

  • Visitar al dentista Mantener las consultas odontológicas programadas. Si se sintiese dolor de dientes, es necesario decírselo al dentista. El dentista sabrá si la causa es la alergia u otra cosa.

La salud bucal es clave para el bienestar de una persona y es básica para gozar de una buena calidad de vida. La boca es uno de los focos principales por lo que se generan diferentes enfermedades: cáncer de boca o de garganta, infecciones y llagas bucales, enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otros trastornos que limitan la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar de la persona afectada, al tiempo que repercuten en su bienestar psicosocial.

¿Te duele más la boca en esta época? ¿Seguro que no eres alérgico? ¿Cómo combates el dolor dientes?

También te puede interesar:

¿Cuántas veces al año debemos ir al dentista?

Si haces esto (solo) una vez al año vas a tener cáncer oral