Anuncios

Ellen Burstyn: tiene 90 años, volvió a protagonizar El Exorcista 50 años después de su estreno y vivió intensos romances

Ellen Burstyn, en una escena de El exorcista de 1973
Ellen Burstyn, en una escena de El exorcista de 1973

Los planes de jubilación de Ellen Burstyn, a sus casi 91 años, son inexistentes. La actriz que protagonizó 50 años atrás El Exorcista, una de las películas de terror más aclamadas de todos los tiempos, donde interpretaba a la madre de la joven poseída por fuerzas malignas, ahora retomó su papel para la secuela del film El Exorcista: creyente. Y Burstyn no solo asegura sentir el mismo entusiasmo que con la primera entrega sino que dice sentirse muy activa y no estar considerando para nada el retiro.

En una entrevista con la revista Interview, la actriz reveló que está “más ocupada” de lo que puede recordar de cualquier momento de su carrera. De hecho, aseguró que este año estuvo “haciendo malabares” con dos proyectos cinematográficos.

El caso de Burstyn es llamativo y ante su particular vigencia, la artista sostuvo que desconoce qué es lo que tiene de especial: “Posiblemente todos los demás que podrían interpretar esos papeles ya hayan muerto, así que soy la única actriz que sigue en pie y que puede interpretar papeles de bisabuela o algo así”, disparó con humor . “No hay mucha gente que siga trabajando en este negocio después de 50 años y mucho menos recreando un personaje que hicieron hace tanto tiempo”, señaló orgullosa. Según su mirada, el trabajo y el buen humor le aportan longevidad: “Intento que las primeras palabras que salgan de mi boca sean: Gracias. Gracias porque estoy viva. Gracias porque estoy a salvo. Gracias porque estoy sana. Gracias porque tengo 90 y todavía sigo. Gracias por mis perritos. Quiero decir, tengo mucho por qué vivir y dar las gracias”, subrayó.

Ellen Burstyn y Linda Blair en El exorcista (1973);  el estreno de El exorcista: creyente estaba previsto inicialmente para el 13 de octubre de 2023, pero se adelantó al 5 de octubre para no coincidir con el lanzamiento de Taylor Swift: The Eras Tour en la pantalla grande
Ellen Burstyn y Linda Blair en El exorcista (1973); el estreno de El exorcista: creyente estaba previsto inicialmente para el 13 de octubre de 2023, pero se adelantó al 5 de octubre para no coincidir con el lanzamiento de Taylor Swift: The Eras Tour en la pantalla grande

La actriz no sólo mantiene una agenda completa sino que también conserva un buen temperamento: “ Mi receta para la felicidad es esta: encuentra algo para ganarte la vida que con gusto harías gratis . Es lo que siento por la actuación. Amo mi trabajo, y ¡me pagan por hacerlo! Estoy tramando varios proyectos y siempre y cuando recuerde mis diálogos, ¿por qué parar?”, comentó en diálogo con la periodista Natasha Stoynoff.

Tres maridos, tres divorcios y un suicidio

Si bien está a la vista que su amor más incondicional es la actuación, la actriz apostó al amor romántico en varias ocasiones. En 1950 se casó con Bill Alexander, pero siete años más tarde la pareja decidió ponerle un punto final a su historia. Ese mismo año, en 1957, Ellen se casó con Paul Roberts, ambos adoptaron un niño llamado Jefferson, pero ese vínculo tampoco resultó y se divorciaron en 1963. Un año después, en 1964, la artista se enamoró del actor Neil Nephew, quien luego cambió su nombre a Neil Burstyn y el flechazo fue tan fuerte que Ellen decidió casarse por tercera vez. Ese romance fue ante todo, intenso. El artista tenía esquizofrenia y según trascendió, la unión fue turbulenta e inestable. Ella definió a Neil como “encantador, divertido, brillante, talentoso y excéntrico, pero la esquizofrenia lo volvió violento” y tiempo después de contraer matrimonio, él decidió alejarse de ella.

Linda Blair y Ellen Burstyn: madre e hija en la ficción y colegas en la realidad
Linda Blair y Ellen Burstyn: madre e hija en la ficción y colegas en la realidad

Después de la ruptura, hubo intentos de reconciliación hasta que 1972 el divorcio fue un hecho. En su autobiografía, Lessons in Becoming Myself, Burstyn reveló que su exmarido la había acosado durante seis años después de separarse y que incluso en una ocasión él irrumpió en su casa y la violó. La actriz, además, escribió que no presentó cargos en su contra porque la violación conyugal no era considerada un delito en aquel momento. El final de Neil fue trágico: se suicidó en 1978.

Religión, activismo y fama

Ellen Burstyn, en una escena del film Réquiem para un sueño
Ellen Burstyn, en una escena del film Réquiem para un sueño

Si bien fue criada como católica, a los 30 años la artista se sumergió en el mundo de la espiritualidad y exploró distintas religiones. Actualmente reconoció sentirse cercana a más de una creencia: “Soy un espíritu que se abre a la verdad que vive en todas las religiones... siempre rezo al Espíritu, pero a veces es a la Diosa. A veces, es a Jesús y a veces a Ganesha”. Además, a lo largo de su carrera se interesó por las causas sociales y se mantuvo activa ante consignas que la conmocionaban. Durante la década del 70 fue reconocida su participación en el movimiento para liberar de la cárcel al boxeador Rubin “Huracán” Carter. Además, de 1982 a 1985, se desempeñó como presidenta del sindicato de actores Actors’ Equity Association. En 2013, fue incluida en el Salón de la Fama del Teatro Americano por su destacado trabajo sobre los escenarios. Estuvo nominada seis veces al Oscar, pero resultó ganadora solamente una vez como mejor actriz por su trabajo en Alice (una película que pudo haber dirigido hasta que eligió a un joven cineasta, Martin Scorsese, para que lo hiciera). Además fue galardonada con un Premio Tony y dos Emmy.