Anuncios

El enojo de Robert De Niro después de que le censuraran un discurso anti Trump: “¿Cómo se atreven?”

Robert De Niro vivió un incómodo momento al recibir un premio en Nueva York, pero no dudó en ratificar sus dichos
Robert De Niro vivió un incómodo momento al recibir un premio en Nueva York, pero no dudó en ratificar sus dichos - Créditos: @ANGELA WEISS

Robert De Niro fue víctima de un desafortunado episodio durante la celebración de la gala de los Premios Gotham, este lunes en Nueva York. Al momento de agradecer el galardón con el que se reconoció a su última película, el actor afirmó frente al resto de los invitados que alguien editó parte de su discurso de agradecimiento, en el que criticaba al expresidente Donald Trump.

La estrella de Los asesinos de la luna se subió al escenario para recibir el premio especial Gotham Historical Icon & Creator Tribute y, cuando empezaba a leer el texto, se percató de que las palabras no se correspondían con el discurso original que había preparado para la ocasión.

Furioso, el actor reaccionó y expresó su malestar. “Sólo quiero decir una cosa. El principio de mi discurso fue editado, cortado, y yo no lo sabía. Y quiero leerlo”, dijo, antes de sacar su teléfono celular y proceder a la lectura del original. “La historia ya no es historia. La verdad ya no es verdad. Incluso los hechos están siendo sustituidos por hechos ficticios, impulsados por teorías conspirativas. La mentira se ha convertido en una herramienta más del arsenal de los charlatanes”, manifestó primero.

“En Florida, se enseña a los jóvenes estudiantes que los esclavos fueron instruidos en habilidades que podían beneficiarlos en lo personal, y la industria del entretenimiento no es inmune a esta enfermedad”, agregó, a la vez que citó una frase de John Wayne sobre “arrebatar este gran país” a los nativos americanos.

Sin medias tintas

A continuación, De Niro dirigió sus críticas al exmandatario estadounidense. “El expresidente nos mintió más de 30 mil veces durante sus cuatro años de mandato. Y mantiene el ritmo en su actual campaña, pero con todas sus mentiras no puede ocultar su alma. Ataca a los débiles, destruye los dones de la naturaleza y muestra falta de respeto, por ejemplo, al utilizar la palabra “Pocahontas” como insulto. Los cineastas, en cambio, se esfuerzan…”, mencionó el actor, antes de advertir que esa era la parte del texto que había sido objeto de la censura.

Al final del discurso, el actor de Nada lamentó el accionar de los organizadores y de Apple: “Gotham, bla, bla, bla, no me dan ganas de darles las gracias por lo que han hecho. ¿Cómo se atreven? Ahora voy a pasar a recibir el premio”, terminó.

El actor acudió a la ceremonia acompañado por su pareja, Tiffany Chen, con quien dio la bienvenida a su hija Gia a principios de este año. Ambos compartieron mesa con la coprotagonista de De Niro en el film de Martin Scorsese, Lily Gladstone.

Esta aparición pública del famoso intérprete y la madre de su hija se produce días después de que se conociera el veredicto del juicio celebrado contra el actor a raíz de una denuncia presentada años atrás por su exasistente, Graham Chase Robinson.

De Niro, semanas atrás, acudiendo a la corte por el juicio de su exasistenta
De Niro, semanas atrás, acudiendo a la corte por el juicio de su exasistenta - Créditos: @David Dee Delgado

La productora de De Niro deberá pagar 1,2 millones a su exasistenta

El actor y su productora fueron condenados a pagar 1,2 millones de dólares de indemnización a su exempleada luego de perder una demanda por abuso laboral.

Robinson denunció a De Niro y a su compañía, Canal Productions, por discriminación y represalias, mientras que el actor y la empresa alegaron que la mujer abusó de su posición para utilizar inapropiadamente “los fondos de su empleador para su beneficio personal”.

La exempleada llegó a afirmar que el ganador del Oscar le pagó menos de lo convenido y que hacía comentarios sexistas en su presencia, además de asignarle tareas “estereotípicamente femeninas” mientras trabajaba como ejecutiva para la empresa.

El 9 de noviembre, un jurado en un tribunal federal de la ciudad de Nueva York determinó que De Niro no era personalmente responsable, aunque su compañía fue condenada por discriminación de género y represalias contra Robinson.

En el estrado, el actor consideró que las acusaciones eran “todas una tontería”. Ante la pregunta sobre las afirmaciones de que él le exigía estar de guardia a toda hora y le pedía que hiciera “cualquier cosa”, el artista respondió: “Le pedí que hiciera cualquier cosa dentro de lo razonable, dentro de los límites de su trabajo”.