Anuncios

De Mirtha Legrand a los Rolling Stones y de Clint Eastwood a Luis Brandoni, la longevidad también puede ser un arte

Luis Brandoni y Robert De Niro, los dos vitales protagonistas octogenarios de la flamante miniserie Nada
Luis Brandoni y Robert De Niro, los dos vitales protagonistas octogenarios de la flamante miniserie Nada

El avance de lo que hoy conocemos como “longevidad extrema” es una de las diez claves de la nueva agenda del bienestar. El decálogo acaba de ser compilado por el economista Sebastián Campanario, todo un experto en estas cuestiones, en una nota publicada a principios de mayo en LA NACION. “Los avances medicinales nos están dando la posibilidad de vivir más años en cantidad. Ahora está en nosotros llenarlos de calidad”, dice Alberto Naisberg, un entusiasta ingeniero de 97 años convocado por Campanario para sumar su testimonio a este conjunto de megatendencias que podrían configurar el futuro reciente si son aprovechadas de la mejor manera.

Naisberg le lleva nada más que cuatro años a Clint Eastwood, que llevaba a principios de julio último a un ritmo admirable el rodaje de su cuadragésima película como director, Juror No. 2 (”Jurado número dos”) hasta que un factor externo, forzoso y completamente ajeno a su voluntad como la huelga dispuesta por el Screen Actors Guild, el sindicato de actores de Hollywood, lo obligó a interrumpirla.

“La novedad es que hay mucha más gente de 80, 90 o más años con una plenitud física y cognitiva que hasta no hace mucho duraba diez o 20 años menos”, destaca Campanario. La frase quedó impresa, casi como un vaticinio, unos cuantos meses antes de un nuevo regreso a la pantalla de Mirtha Legrand, que en el comienzo de la temporada número 55 de sus clásicos encuentros convocados alrededor de una mesa bien servida volvió a marcar durante los últimos dos fines de semana el pulso de la agenda pública más candente recibiendo a los tres candidatos con la mayor intención de voto para las elecciones presidenciales de este domingo.

Mirtha Legrand regresó a la pantalla
Mirtha Legrand regresó a la pantalla

De haber asistido el 7 de agosto en el auditorio del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) a la proyección especial de La patota (1960) como broche de la fiesta por los 90 años de Argentina Sono Film, el ingeniero Naisberg se hubiese encontrado con el ejemplo más preciso, exacto y admirable de sus aseveraciones. La gran estrella de esa película, que no era otra que la propia Legrand, desafió esa noche las bajas temperaturas no solo para hacer acto de presencia. Se dio el lujo de presentar la película con un extraordinario desfile de anécdotas y recuerdos personajes de aquel rodaje que sesenta y tres años atrás significó uno de los puntos más altos de su carrera en el cine.

Los Rolling Stones en la presentación de su nuevo disco, Hackney Diamonds
Los Rolling Stones en la presentación de su nuevo disco, Hackney Diamonds - Créditos: @Instagram: mickjagger

El domingo pasado, desde las páginas del diario madrileño El País, Carlos Marcos recordaba el asombro de las 45.000 personas que en 2022 presenciaron cómo el octogenario Mick Jagger, al frente de los incombustibles Rolling Stones, mostraba desde el escenario del Estadio Metropolitano de la capital española “una condición física humillante para los presentes, la mayoría más jóvenes pero pocos con tanta elasticidad”. Cuando Marcos le preguntó cómo lleva en este momento sus 80 años, Jagger contestó con honestidad brutal que preferiría tener 30. “Pero ya he tenido esa edad, no la puedo tener otra vez. Entonces, hago lo mejor que puedo para tener la edad que tengo y disfrutar”, reconoció.

Al día siguiente de la publicación de la entrevista con Jagger, uno de los mejores investigadores musicales de la Argentina, Pablo S. Alonso, escribió en su cuenta de X, la red social antiguamente conocida como Twitter, lo siguiente: “8 años más y los Rolling Stones sobrevivirán en duración a la URSS. Para pensar”. No se trata de un juego de ciencia ficción. Los estudios sobre el nuevo bienestar enunciados por Campanario le dan una certidumbre inimaginable hace pocos años a este tipo de especulaciones.

El cine y el streaming le vienen aportando en estos días una nueva confirmación a esta corriente cada vez más afirmada. Amigos entrañables desde la adolescencia, Martin Scorsese y Robert De Niro entraron hace poco en la octava década de sus vidas sin la más mínima disminución en el ejercicio pleno de su talento artístico, compartido a lo largo de diez películas memorables. La demostración más reciente es Los asesinos de la luna, monumental fresco de tres horas y media sobre una tragedia oculta detrás de la configuración económica de Estados Unidos en las primeras décadas del siglo XX y nueva demostración de todo lo que uno de los mejores y más influyentes realizadores del cine estadounidense actual tiene para dar después de medio siglo de brillante carrera. Otro octogenario ilustre y bien activo, Francis Ford Coppola, definió a su colega, amigo y contemporáneo como el mejor cineasta vivo de la actualidad.

Martin Scorsese y Robert De Niro en el último Festival de Cannes, presentando Los asesinos de la luna
Martin Scorsese y Robert De Niro en el último Festival de Cannes, presentando Los asesinos de la luna - Créditos: @VALERY HACHE

Al mismo tiempo, Scorsese como director y De Niro como una de las grandes figuras del extraordinario elenco de Los asesinos de la luna ya están incorporados en lugares de privilegio a la carrera por los premios más importantes de Hollywood. Tal como están planteadas las cosas, la rareza será no encontrar sus nombres entre los futuros nominados al Oscar 2024 con altas posibilidades de aspirar al premio máximo de la industria.

Al incansable De Niro esta suerte de segunda juventud cinematográfica también lo trajo a la Argentina. De la mano de Mariano Cohn y Gastón Duprat hizo entre nosotros su debut televisivo grabando en Buenos Aires una muy celebrada participación en la miniserie Nada, flamante estreno de la plataforma Star+.

Para una producción que llega a casi dos centenares de países a través del streaming la presencia de una estrella de reconocimiento global como De Niro resulta, sin dudas, la atracción más fuerte. Pero el gran protagonista de Nada es una gran figura local que a los 83 años también mantiene en plenitud su presencia actoral frente a los ojos del público de habla hispana con acceso a esta plataforma. El rostro de Luis Brandoni domina desde hace varios días la mayoría de los espacios de promoción y difusión de las novedades del streaming en las carteleras de la vía pública porteña. Y no solo por esta nueva serie: allí está de nuevo, en este caso junto a Eduardo Blanco, en los carteles que anuncian la despedida definitiva de los escenarios de Parque Lezama, la obra adaptada y dirigida por Juan José Campanella que baja el telón el 26 de este mes después de 1100 funciones a lo largo de la última década.

Hay más ejemplos en estos días. Quienes vieron uno de los estrenos recientes de cine más vistos en la Argentina, El exorcista: creyentes, no dejan de asombrarse frente a la vitalidad de Ellen Burstyn, que con casi 91 años retoma el papel clave de la película original firmada por William Friedkin, pero no se conforma con esta reaparición. Dijo hace pocos días que hoy se siente “más ocupada” de lo que puede recordar en relación a otros momentos de su extensa carrera.

Cualquiera de estos ilustres nombres, tan familiares para el público, podría hacer suyas sin problemas las palabras que Mercedes Morán, mucho más joven que todos ellos, señala luego de encarnar en una película recién estrenada a un personaje que encuentra renovados estímulos para sostener un aliento vital a toda prueba en circunstancias que en otros casos llevan a bajar los brazos: “El calendario habla de una cifra y yo me autopercibo como de otra”. La nueva agenda del bienestar también tiene su arte.