Jeans hechos de hongos o bolsos de piña, la nueva revolución en la industria de la moda

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

La COP26, la vigésimo sexta sesión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, tuvo como objetivo revisar las acciones del Acuerdo de París, dedicado a combatir el cambio climático. Su celebración, además, dejó en la palestra opciones e ideas de las que todos podemos ser parte. La moda no es ajena pues es de las industrias más contaminantes.

Una acción tan simple como elegir una franela fabricada en fibra de bambú, en lugar de una de algodón, es algo que ya podemos hacer en grandes almacenes de moda. Hay alternativas cada vez más variadas para equilibrar en cuanto a consumo e inversión de recursos, y lo mismo ocurrirá con las pieles y cueros, materiales que implican uno de los procesos más contaminantes dentro de esta industria.

Britain's Prince Charles speaks with fashion designer Stella McCartney as he views a fashion installation by the designer, at the Kelvingrove Art Gallery and Museum, during the UN Climate Change Conference (COP26), in Glasgow, Scotland, Britain November 3, 2021. Owen Humphreys/Pool via REUTERS
El Príncipe Carlos habla con Stella McCartney sobre la instalación de la diseñadora, quien fue la única de la industria en acudir y exhibir un stand en la Galería de Arte Kelvingrove, durante la Conferencia del Cambio Climático de Nacionas Unidas en Glasgow/Pool via REUTERS

Aunque el debate lleva muchos años, liderado por organizaciones protectoras de animales, hoy toma una nueva dimensión que le otorga aún más poder a la decisión de prescindir de estos componentes. Así, cada vez son más las marcas anunciando que han dejado de usarlos, no solo por evitar la crueldad animal, sino por responsabilidad ante la contaminación el planeta.

Además de Stella McCartney, que nunca ha usado piel en sus diseños, Gucci, Burberry y Chanel se han sumado a la lista, más recientemente Prada, Maison Margiela, bajo la dirección creativa de John Galliano; DKNY y Versace, entre otras, como las listadas por la Humane Society de Estados Unidos.

Carolyn Aldana directora del instituto de moda Cecrea en Madrid, explica que la tecnología y la creatividad han ido de la mano para generar alternativas realmente sustentables y estéticamente acordes al efecto que se logra con los productos desarrollados con cuero y piel, a la vez que destaca los detalles de su procesamiento tan contaminante.

many pieces of synthetic leather for sale in the fashion accessories market
Variadas piezas de piel sintética están accesibles en los mercados de moda.

-Por qué se considera el uso de pieles y cueros una una de las prácticas más contaminantes en la industria de la moda?

Efectivamente lo es. Hay que decir, aunque sea duro, que la piel viene con sangre, grasas y otras materias, con lo cual hay que procesarla para darle la utilidad que se requiera, sea textil o sea en artículos de marroquinería. Eso se llama proceso de curtido, luego del cual hay que teñir el cuero que quizás esa es la parte más contaminante porque, dependiendo del tipo de cuero, tiene que permanecer cierto tiempo en unos tanques con sustancias químicas, de hecho pasan por un proceso de descomposición que emana un olor muy fuerte y luego, tienen que pasar a la parte de secado. Estos tanques, que están llenos de químicos y también de residuos orgánicas en descomposición, se vacían y su contenido llega a ríos y mares. Lamentablemente no hay un sistema que pueda limpiar estos líquidos para poderlos reusar, resulta muy costoso y hay que desecharlos.

-¿Qué otras alternativas al uso de piel y cuero están disponibles en el mercado?

Se están usando materiales increíbles. Por ejemplo está Piñatex, fabricado con las fibras de las hojas de la piña con lo cual, lo que sale de desecho, se utiliza como abono. Piñatex ha sido muy exitosa, porque da la misma sensación del cuero al tacto, aunque no es muy brillante ni muy liso pero, dependiendo de lo que se quiera hacer, arroja acabados muy interesantes. Además, un dato muy interesante, es que es creada por una mujer, la española Carmen Hinojosa. 

También está otro biomaterial llamado Mylo, que es fabricado a partir de un hongo llamado micelio. El acabado es muy parecido al cuero y menos rugoso, es muy versátil y ya diseñadores como Stella McCartney lo están usando, de hecho ella representa completamente esta filosofía. 

Otro biomaterial muy interesante se está elaborando a partir de los posos de café, esos tejidos han funcionado enormementente en el diseño deportivo porque permite la transpiración y el movimiento, pues son bastante elásticos. No es cuero, pero sirve de sustituto para fibras sintéticas como el nylon, el spandex, la lycra, que son materiales muy contaminantes y se biodegradan en 100 o 200 años.

-¿Son caras? ¿Será muy costoso para el consumidor unirse a estas tendencias?

Al ser elaborados bajo tecnologías muy avanzadas, implican grandes inversiones en investigación, registros de patente, entre otros, y en muchos casos el proceso y las maquinarias son muy costosas. De manera que, por los momentos, muchos de estos materiales aún están en periodo de experimentación antes de entrar de lleno en el mercado. En algunos casos son difíciles de conseguir, por ejemplo Piñatex está disponible por ahora solo en Alemania y en el Reino Unido. Dentro de algunos años, seguramente, serán accesibles para cualquier diseñador o marca, y en consecuencia llegarán a los consumidores con mayor facilidad, pero en este momento no son fáciles de adquirir.

-Las marcas, tanto las exclusivas como las masivas se están sumando a estas iniciativas…

Sí, de hecho las grandes marcas están invirtiendo y apoyando las nuevas tecnologías para generar biomateriales porque necesitan implementarlos cuanto antes. Recordemos que uno de los principios de la moda sostenible es reducir el consumo y ellos no pueden reducir sus ventas, entonces se ven en la situación casi obligatoria de implementar estos métodos para subsistir. Están invirtiendo para continuar en el mercado con opciones sostenibles.

Entre las principales marcas abocadas a esta iniciativas están las deportivas ropa y calzado deportivo, estas están marcando un buen camino a seguir en este sentido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Ten cuidado de los supuestos productos 'verdes', el llamado 'greenwashing'.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.