La vergonzosa trampa de la Juventus para tratar de quedarse con Luis Suárez

·3  min de lectura
Barcelona's Luis Suarez grimaces after being fouled during the Champions League quarterfinal match between FC Barcelona and Bayern Munich at the Luz stadium in Lisbon, Portugal, Friday, Aug. 14, 2020. (AP Photo/Manu Fernandez/Pool)
(AP Photo/Manu Fernandez/Pool)

4 dic (Reuters) - La Juventus tomó medidas para acelerar el intento de obtener la ciudadanía italiana para el uruguayo Luis Suárez, indicó el viernes la fiscalía, que suspendió a cuatro funcionarios por el examen de italiano realizado por el futbolista.

Suárez, cuya esposa es de ascendencia italiana, aprobó el examen en septiembre en la Universidad para Extranjeros de Perugia como parte del proceso de naturalización necesario para su traspaso al campeón de la Serie A.

La 'Juve' necesitaba que el delantero obtuviese la ciudadanía italiana para no superar la cuota permitida de jugadores no comunitarios, pero pronto surgieron sospechas en la prensa de que al uruguayo se le había dado un trato preferente en el examen.

"El contenido de la prueba se había comunicado con antelación al propio jugador y el resultado y la puntuación del examen se habían predeterminado para que se correspondiera con las peticiones formuladas por la Juventus", sostuvo un comunicado del fiscal jefe Raffaele Cantone.

Según Cantone, la Juventus "tomó medidas, incluso en los más altos niveles institucionales, para 'acelerar' la concesión de la ciudadanía italiana a Suárez".

El club no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios mientras que la universidad -donde los cuatro funcionarios fueron suspendidos durante ocho meses cautelarmente- ha negado las irregularidades.

Sin embargo, los medios italianos señalan que ha sido la Guardia di Finanza la que ha suspendido a la rectora de la universidad, Giuliana Grego, al director Simone Olivieri y a los profesores que examinaron al delantero uruguayo, después de que la Fiscalía de Perugia haya concluido en su investigación que "los contenidos de la prueba habían sido comunicados previamente al propio jugador, llegando a predeterminar el resultado y la puntuación del examen".

Suárez, de 33 años, obtuvo la calificación intermedia B1 requerida para adquirir la ciudadanía italiana, dijo su examinador tras la prueba, habiendo hecho sólo la parte oral del examen.

El pasado septiembre, se conoció la transcripción de unas conversaciones interceptadas por la Fiscalía de Perugia en las que Stefania Spina, encargada de preparar el examen, reconocía que el profesor Lorenzo Rocca le había "hecho una simulación" a Suárez y había acordado las preguntas.

Spina admitía que el uruguayo no hablaba "una palabra" de italiano y no sabía conjugar los verbos, por lo que "aprobar un examen de dos horas de esa forma no es fácil".

Sin embargo, la profesora garantizaba que Suárez iba a pasar el examen porque "cobrando un salario de 10 millones de euros por temporada no se le puede suspender por no tener un B1", a pesar de no llegar "ni a un A1"

El delantero fichó finalmente por el Atlético de Madrid, mientras que la Juventus se hizo con los servicios del español Álvaro Morata, procedente a su vez del equipo rojiblanco.

(Reporte de Brian Homewood, información adicional de Joe Walker; editado en español por Jorge Martínez y Javier Leira)

También debes ver:

Héroe sin capa (pero con sotana): sacerdote lleva perros callejeros a misa para que los adopten

El polémico parpadeo en el penal de Chivas vs León que levanta sospechas de trampa y conspiración

La foto de una diputada mexicana que sacó a relucir, una vez más, el machismo de los mexicanos

EN VIDEO: El aplazamiento de Tokio-2020 tendrá un sobrecoste de 2.400 millones de dólares