Anuncios

Queremos hacer algo grande, como los Klitschko, afirma el mayor de dos hermanos cubanos de peso máximo

Lenier “El Justiciero’’ Peró experimentará un nuevo debut. El pesado cubano formará parte por primera vez de una cartelera de Showtime este 11 de febrero, como parte del respaldo de la pelea de título mundial entre el mexicano Rey Vargas y el estadounidense O’Shaquie Foster.

El peleador nacido en Camagüey enfrentará en el Alamodome de San Antonio, Texas, en la primera pelea de la porción televisada a Viktor Faust en lo que debe ser la prueba más dura de su carrera profesional, ahora que está a las órdenes del entrenador Bob Santos en la ciudad de Las Vegas.

Un zurdo de 30 años de edad, Peró (8-0, 5 KO) fue uno de los mejores púgiles amateurs de su categoría que enfrentó a los más sobresalientes pugilistas y participó en los Juegos Olímpicos del 2016 donde fue derrotado por Filip Hrgovic en los cuartos de final, antes de pasar al boxeo profesional a mediados de 2019.

Ahora va a esta velada con una tremenda ilusión en la mente y en la sangre porque estará junto a su hermano Dainier. Sin duda alguna, Lenier no puede estar más feliz.

¿Cómo ha sido la preparación para esta pelea?

“La preparación ha sido clave. Yo llegué a Miami y estaba haciendo una linda carrera, pero para enfrentar otros niveles y ser campeón del mundo hay que mover campamento para donde hay más sparrings. Así que me mudé a Las Vegas y he tenido tremendo recibimiento en el gimnasio. Aquí se entrena como debe hacerlo un boxeador que debe estar en el primer nivel’’.

¿Qué encuentras en Bob Santos?

“Bob tiene la maldad del profesionalismo. Es un hombre que tiene mucha experiencia, muchos años trabajados con Robert Guerrero. Nosotros tenemos un boxeo técnico, lindo, pero nos faltan ciertos argumentos. Bob nos dice que el boxeo profesional no es sucio, pero lo sucio sirve para ganar también. Es un maestro atento las 24 horas. Vive para sus boxeadores’’.

No me voy a dar por vencido con Guillermo Rigondeaux. Las estrellas saben levantarse, afirma promotor

¿Cómo es tu dinámica en ese gimnasio?

“Tengo un carácter que, no sé por qué, todo el mundo me jode o yo jodo a todo el mundo. Los dominicanos me joden, está Mario Barrios, Brandon Figueroa. El gimnasio se ha vuelto popular. Todos vienen para hacer sparring por la calidad. A veces no es mi turno de entrenar y me voy a ver esos sparrings porque uno aprende. Yo en realidad no hago sparrings ahí, sino en el gimnasio de Top Rank’’.

¿Por qué?

“En el gimnasio de Top Rank hay muchos pesos completos. Hay para escoger y para llevar. Tienen como 11 o 12 y cada día vienen más. Así que me voy a hacer sparrings para allá tres veces a la semana. Eso es lo que te desarrolla en Las Vegas. Aquí todos están enfocados. No hay más nada que hacer que entrenar, hacer sparrings y poner fecha para pelear’’.

Vas a pelear junto con tu hermano Dainier en la misma noche.

“Es algo increíble. Creo que se está trabajando algo grande, como los hermanos Klitcshko. Queremos hacer algo parecido. Mi hermano llegó y rápido comenzó a entrenar en Las Vegas. Nosotros no vinimos aquí a otra cosa que no sea entrenar. A Bob Santos le encanta los responsables que somos. Nunca faltamos a un entrenamiento. Estamos motivados’’.

Robeisy Ramírez boxea bien y si hace las cosas de manera inteligente puede ganar, afirma campeón mexicano

¿Qué te parece su carrera hasta ahora?

“Ellos vieron su forma y lo hicieron debutar rápido. Ha hecho sparrings conmigo. Me acompaña a lo de Top Rank donde el completo que menos pesa camina en 270 libras. Allí nos subimos a un sparring, primero ocho rounds de mi hermano y luego ocho rounds conmigo. Al principio habían 10 para entrenar, ahora cuando saben que vamos aparecen uno o dos’’.

Hablas de los Klitschko, pero esos son palabras mayores...

“Nosotros estamos entrenando fuerte y nos decimos que podemos hacerlo. Nos esforzamos, nos acompañamos y vamos demostrando paso a paso que aprovechamos las oportunidades que se nos están brindando. Mi hermano tiene 23 años, pero tiene un largo palmarés como amateur. No hay tiempo que perder. Yo tampoco me he distraído. Este 11 de febrero voy contra un rival que me permitirá demostrar mi nivel, que me ayudará a crecer. Estas son las peleas y los retos que quiero cumplir’’.