Anuncios

“Hanging on the Telephone”, la canción que Blondie descubrió a bordo de un taxi en Tokio y salvó a su autor de la bancarrota

Debbie Harry, la icónica voz de Blondie
Debbie Harry, la icónica voz de Blondie

En uno de los tantos encuentros casuales entre músicos, Jeffrey Lee Pierce, líder de The Gun Club, le entregó a los integrantes de Blondie un casete con un compilado de temas de diferentes artistas. En un primer momento, la banda no le prestó demasiada atención a ese material. Sin embargo, durante la gira presentación de Plastic Letters, su segundo álbum, a principios de 1978 en Japón ocurrió un hecho fortuito que desembocó en su próximo trabajo discográfico.

“Íbamos a bordo de un taxi en Tokio y le pedimos al chofer si podía poner la cinta para escucharla durante el viaje”, relató públicamente Debbie Harry, vocalista de Blondie, poco tiempo después. “De pronto notamos que los dedos del conductor comenzaron a repiquetear sobre el volante con un tema en particular. Ahí nos miramos entre todos y dijimos: ‘Deberíamos grabarlo’”.

Se trataba nada más ni nada menos que de “Hanging on the Telephone”, una intensa canción sobre un romance ilícito compuesta por Jack Lee e incluida en el EP debut de The Nerves, una efímera agrupación de power pop de la costa oeste de Estados Unidos, en 1976.

Ya de regreso en Nueva York y mientras sumaban material para su nuevo álbum, los miembros de Blondie se enteraron que The Nerves se habían separado y fue la propia Harry quien se puso en contacto con el autor para solicitarle el debido permiso para la grabación. En aquel momento, Jack Lee se encontraba en una penosa situación económica, pero el llamado de la voz cantante de Blondie fue algo así como la salvación, ya que además el grupo grabaría “Will Anything Happen”, otro de sus temas, para ayudarlo.

“Tengo muy presente aquel día. Era un viernes. A las seis de la tarde nos iban a cortar la electricidad y también el teléfono por falta de pago. Hasta que recibí esa comunicación y todo cambió”, recordó el propio Lee para luego agregar: “Nuestro único álbum fue un fracaso comercial pero aún todos los que me odiaban, y créanme que eran muchos, tuvieron que admitir que el tema era buenísimo”.

Finalmente, entre junio y julio de 1978, Blondie se encerró en los estudios Record Plant de la ciudad de Nueva York para registrar su tercer disco bajo las órdenes del productor Mike Chapman. A la hora de grabar “Hanging on the Telephone”, Chapman sugirió agregar el sonido de un teléfono sonando a modo de introducción, recurso que a los músicos no sólo les pareció algo estúpido sino que muy obvio. Pero él les retrucó: “¡Vamos chicos! ¿Obvio? Esto es Blondie. Vamos a intentarlo”.

Debbie Harry, la icónica cantante de Blondie
Debbie Harry, la icónica cantante de Blondie

Dejándose llevar por las ideas de Chapman, el 23 de septiembre de 1978 Parallel Lines, tal su título, vio la luz y, a través de temas como “Picture This”, “Heart of Glass”, “Sunday Girl”, “One Way or Another” y el propio “Hanging on the Telephone” se convirtió en el álbum consagratorio y más exitoso de la carrera de Blondie.

Como segundo corte de difusión extraído del disco, “Hanging on the Telephone” alcanzó los primeros puestos de los charts británicos y estadounidenses y un suceso moderado en el resto de Europa. De todos modos y teniendo en cuenta que se trata de una versión, aún hoy es considerada como una de las mejores canciones de la banda gracias a la notable impronta personal que supieron imprimirle.

“Irresistible”, “poderosa”, “infecciosa”, “dinámica” y otros términos similares fueron utilizados en aquel momento por la prensa especializada para calificar la relectura que Blondie hizo de la creación de Jack Lee, sumándole el toque new wave y a la vez rockero que tanto seduce y contagia. Por otro lado, esta celebrada versión volvió a demostrar la capacidad que Debbie Harry y sus muchachos tenían a la hora de encarar creaciones ajenas y hacerlas sonar como propias.

Si bien el grupo registró una nueva versión para el compilado doble de grandes éxitos Blondie 4 (0) Ever, lanzado en 2014 por su 40° aniversario, “Hanging on the Telephone” también fue interpretada por numerosos artistas. En 1995, L7 la grabó para la banda de sonido del film The Jerky Boys y lo propio hicieron los fineses metaleros de Sinergy (2000), Def Leppard (2006), Jimmy Somerville -en su álbum acústico Suddenly Last Summer- (2009), Flowers Forever (2012) y Melissa Rauch en la película animada Batman & Harley Quinn (2017).

Siempre agradecido con Blondie por haber llevado a su “Hanging on the Telephone” a la consideración mundial, Jack Lee murió el 26 de mayo último a los 71 años, tras dar una ardua y prolongada batalla contra el cáncer de colon. “Nunca abandonó su música hasta el final. Su guitarra, justo a su lado. El vivía sus canciones. Una a una contaron la historia de su vida. Algunos sueños mueren. El suyo nunca lo hará”, expresó su familia a través de un comunicado oficial.