Anuncios

¿Quién invitó a Ivanka? La hija de Trump recuerda que los ricos y poderosos nunca son completamente exiliados

Ivanka Trump asiste a una fiesta después de la Gala del Met organizada por Michael Kors en The Mark Hotel de Nueva York, el 4 de mayo de 2015. (Dina Litovsky/The New York Times).
Ivanka Trump asiste a una fiesta después de la Gala del Met organizada por Michael Kors en The Mark Hotel de Nueva York, el 4 de mayo de 2015. (Dina Litovsky/The New York Times).

El fin de semana pasado ocurrió algo con Ivanka Trump que no pasaba desde antes de que su padre fuera electo presidente: las celebridades querían ser vistas en su compañía.

Ivanka Trump, asesora de la Casa Blanca del expresidente Donald Trump, asistió a la fiesta de cumpleaños 43 de Kim Kardashian en el Funke Restaurant de Beverly Hills, California, donde se le fotografió posando con Kardashian y Lauren Sanchez, la prometida de Jeff Bezos, en una foto que Kardashian y ella compartieron en las redes sociales.

También aparece: Lydia Kives, esposa del exagente de Hollywood Michael Kives y Laura Arrillaga-Andreessen, casada con el capitalista de riesgo Marc Andreessen. Entre otros asistentes estaban las modelos Hailey Bieber y Kimora Lee Simmons, así como varios miembros del clan Kardashian-Jenner.

"¡Tan bendecida de haberme sacado la lotería de los amigos!", escribió Kardashian bajo una serie de fotografías que compartió en Instagram con sus 364 millones de seguidores; una de ellas era la foto con Ivanka Trump (la #5), en lo que fue la mayor muestra pública de apoyo a Trump por parte de una celebridad de la élite en años.

A lo largo de dos campañas presidenciales y cuatro años de trabajo en la Casa Blanca de Trump, que concluyeron con una insurrección mortal en el Capitolio, la reputación de Ivanka Trump como socialité neoyorquina que era bienvenida en eventos como este se vino abajo. En un tuit que luego borró, Ivanka describió a los alborotadores del 6 de enero de 2021 como “patriotas estadounidenses” y les pidió que detuvieran la violencia en el Capitolio ese día.

En los textos que dio a conocer la comisión encargada de investigar el asalto del 6 de enero, Hope Hicks, exdirectora de comunicaciones de la Casa Blanca, escribió a otro asistente sobre la situación de Ivanka. Con un improperio, Hicks se preguntaba si ella sabía hasta qué punto toda su familia, incluida ella misma, se habían visto afectados, personalmente, por los acontecimientos de aquel día.

Sin embargo, la fiesta de cumpleaños de alto perfil celebrada en una California muy demócrata dos años después sirve para recordar que los ricos y poderosos nunca están completamente exiliados, siempre tienen esperanza, y que para los vilipendiados en la esfera política y los arruinados por su reputación, siempre hay manera de regresar, con tiempo, dinero e influencia suficientes.

Kardashian no respondió a una solicitud de comentarios. Ivanka y Sanchez se negaron a hacer comentarios.

Tina Brown, periodista y escritora, pronosticó este reingreso hace años. “Existe el mito de que Jared e Ivanka serán rechazados socialmente”, declaró a Town & Country Magazine antes de la toma de posesión del presidente Joe Biden. “Los ricos nunca son rechazados, sino hasta que van a la cárcel o se quedan sin dinero”, agregó.

Ivanka Trump (Photo by Aurora Rose/WWD/Penske Media via Getty Images)
Ivanka Trump (Photo by Aurora Rose/WWD/Penske Media via Getty Images)

Ha sido un largo invierno para Ivanka, quien desde que dejó la Casa Blanca se ha encontrado en tierra de nadie entre el mundo de los fieles seguidores de su padre y el círculo de la alta sociedad de Manhattan con el que solía relacionarse.

Al buscar distanciarse de su padre, lanzó un comunicado en noviembre en el que explicaba que no formaría parte de su campaña para 2024.

Nunca regresó a Nueva York después de que su padre salió de la Casa Blanca. Comenzó una nueva vida con su familia en Florida, donde vive en una comunidad cerrada en Indian Creek Village, cerca de Miami, conocida como “el búnker de los multimillonarios”.

En Miami, ella y su esposo, Jared Kushner, suelen visitar Carbone —una sucursal del restaurante de Nueva York— donde son amigos de uno de los propietarios, Jeff Zalaznick, y se les trata como miembros de la realeza. A Ivanka se le ha visto en el Art Basel de Miami y conversando con el príncipe William en la boda del príncipe heredero jordano Hussein en Amán. En general, ahora se ocupa de sus propios asuntos y la gente cercana a ella cree que ya es hora de que se le permita seguir adelante con su nueva vida.

Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner en la Copa Mundial de fútbol en Qatar en el 2022. (Photo by Jean Catuffe/Getty Images)
Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner en la Copa Mundial de fútbol en Qatar en el 2022. (Photo by Jean Catuffe/Getty Images)

No obstante, aún no tiene el nivel de influencia que buscó durante años. Siguen sin invitarla a los eventos de élite a los que solía asistir: la Gala del Met, la fiesta de Vanity Fair en el Festival de Cine de Tribeca, las primeras filas de la Semana de la Moda de Nueva York.

Puede que la fiesta de cumpleaños de Kardashian no esté a ese nivel; fue descrita por un asistente como una cena con apenas unas cuantas decenas de invitados. Pero Ivanka estaba sentada junto a Kardashian y fue bien recibida por la multitud, según dijo otro asistente.

La aceptación pública de Kardashian llega en un momento tenso para la familia Trump. Ivanka Trump ha sido citada como testigo y está luchando para evitar declarar en un caso de fraude civil en Nueva York contra su padre, sus hermanos y la Organización Trump.

Los paparazzi que se encontraban fuera de la fiesta la persiguieron a gritos y un fotógrafo le preguntó si tenía “miedo de testificar” en el juicio. Ella ignoró la pregunta.

La primera vez que Kardashian coincidió con Ivanka Trump fue durante el gobierno de Trump para hablar sobre el tema de la reforma del sistema de justicia penal. Este momento se dio cuando Kardashian se topó con el caso de Alice Marie Johnson, quien cumplía cadena perpetua en una prisión de Alabama por un delito de drogas no violento, Ivanka Trump fue su primera llamada a la Casa Blanca (Donald Trump llegó incluso a conmutar la pena de Johnson y más tarde presentó su historia en un anuncio de campaña que salió al aire durante el Supertazón diseñado para atraer a los votantes negros).

Algunos de los seguidores de Kardashian consideraron que Ivanka estaba fuera de lugar y era una persona no grata en la reunión, que, por lo demás, no ofrecía ninguna controversia.

Uno escribió: “¡No con Ivanka!” y le suplicó a Kardashian: “Usa tu poder para el bien”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Trump: muy arropado en la política, cada vez más solo ante la justicia

c.2023 The New York Times Company