Anuncios

Irlanda despide a MacGowan con una desfile multitudinario y una emotiva misa

Dublín, 8 dic (EFE).- Irlanda despidió este viernes a Shane MacGowan con una procesión por el centro de Dublín y un funeral en la localidad de Nenagh, en el centro del país, donde se dieron cita familiares, amigos, políticos y caras conocidas como Bob Geldof, Nick Cave, Gerry Adams o Johnny Depp.

La admiración por el líder de la banda The Pogues, fallecido el pasado 30 de noviembre a los 65 años, llevó por la mañana a miles de personas a las calles de la capital, Dubín, para darle su último adiós y homenajear al último gran poeta y artista irlandés.

Aunque nació en el condado inglés de Kent, MacGowan siempre estuvo muy apegado a la isla esmeralda y, sobre todo, a la zona rural de Nenagh, la tierra de sus padres en el condado de Tipperary, donde se empapó del folclore irlandés para mezclarlo después con el punk y crear un sonido único.

Después del baño de multitudes en Dublín, entre la gente corriente a la que dedicó tantas letras en sus temas, el féretro de MacGowan viajó a su querido "Tip" para el oficio de una misa en la iglesia de la Virgen María de los Rosarios.

El sacerdote Pat Gilbert, al frente de la ceremonia, dio la "bienvenida al mundo" para agradecer su presencia en el templo y recordar "el amor y la estima que sentimos por este gran hombre".

"Hemos reunido aquí en este altar su vida, sus amores, su lírica, su luz y su música, y rezamos por el descanso eterno de su alma", dijo el religioso.

Una bandera de Tipperary, un 'bodhrán' -el tambor irlandés-, una estatua de la Virgen María, fotografías o una novela de James Joyce reposaban sobre el ara de la iglesia, mientras su esposa, Victoria Mary Clarke, explicaba lo que significaban para Shane.

Tampoco faltó la música en directo con la interpretación de 'Rainy night in Soho' del cantautor australiano Cave, al que siguió el músico irlandés Mundy con su versión de 'Haunted', compuesta por MacGowan para cantarla con la fallecida Sinnead O'Connor, quien hubiese cumplido hoy 57 años.

Las lecturas religiosas corrieron a cargo, entre otros, del actor irlandés Aidan Gillen, quien se dio a conocer internacionalmente en la mítica serie estadounidense 'The Wire', en la que en cada velatorio de los policías de Baltimore sonaba el tema 'The body of an American' de The Pogues.

También leyó una plegaria el político norirlandés Gerry Adams, expresidente del Sinn Féin -antiguo brazo político del ya inactivo IRA-, en un guiño a las simpatías políticas por el nacionalismo que nunca ocultó MacGowan, quien, de hecho, llegó a confesar que, no obstante, nunca tuvo valor para unirse a la lucha armada, por lo que cambió un fusil por una pluma.

"Poeta, letrista, cantante, pionero. Él reflejó la vida tal como se vivió en nuestro tiempo, denunciando normas aceptadas que a menudo parecían inaceptables", destacó el padre Gilbert ante la congregación, entre la que también estaba el presidente de Irlanda, Michael D. Higgins.

La vida de Shane, agregó, "nos hizo crecer a muchos de nosotros" y "tu brillante luz dio la salvación a nuestros cielos a menudo oscuros y vacíos".

Hacia el final de la emotiva ceremonia, su hermana Siobhan lanzó un puñado de recuerdos familiares y Victoria, su fiel compañera desde los 20 años, repasó momentos de su vida con el genio, después de que algunos miembros de The Dubliners interpretaran 'Fairy tale of New York', probablemente la canción navideña más antinavideña.

Tras la misa, los más cercanos 'disfrutarán' del tradicional velatorio irlandés, donde no faltan las anécdotas, la comida, la bebida y la música, hasta el momento en que las cenizas de Shanes se esparzan en el río Shannon, al que cantó con su Pogues en 'The broad majestic Shannon'.

Javier Aja

(c) Agencia EFE