Jamie Lee Curtis llora al entender en plena entrevista por qué ama tanto sus arrugas

Jamie Lee Curtis en la premiere de su película
Jamie Lee Curtis en la premiere de su película "Halloween Ends" en Los Angeles, California (REUTERS/Mario Anzuoni)

No hay duda de que Jamie Lee Curtis se ha convertido en una guerrera contra lo falso, comenzando por la "juventud falsa" y la vida perfecta. "Todo lo que nos venden hoy en día es falso, ha sido o inyectado o filtrado. Nos dicen que es la realidad, pero es todo una trampa".

Así lo afirmó con intensidad durante una entrevista con Yahoo Vida y Estilo, en la que hablamos un poco de todo. De su más reciente viaje a México, sus hijas y lo poco que uno sabe en la adolescencia sobre quién uno es o, incluso, quién quiere ser. Pero lo más interesante fue poder regalarle a esta mujer un comentario que le reveló algo importante sobre sí misma.

Se despide de Halloween

La idea era hablar de su nueva película 'Halloween Ends', en la que Curtis retoma por última vez su icónico papel de Laurie Strode. Desde que lo interpretó por primera vez en 1978, la artista ha llevado con ella el terror de esta mujer que en siete películas se ha enfrentado a la representación de la maldad pura, el asesino Michael Myers.

"Esa primera película la hicimos en 20 días (en 1978) con un presupuesto ridículo. Se sentía como un proyecto estudiantil", dijo Jamie Lee Curtis a Yahoo Vida y Estilo. "Nosotros nunca, nunca pensamos que se iba a convertir en algo icónico. Jamás. Ni siquiera sabíamos si alguien la iba a ver".

Jamie Lee Curtis con Michael Myers en una escena de
Jamie Lee Curtis con Michael Myers en una escena de "Halloween H2O". Cortesía Miramax

La historia se cuenta sola. La saga de Halloween no solo es adorada por millones de fans a nivel mundial, sino que generó el subgénero de los 'slashers' (acuchilladores) en el mundo de las películas de terror. Curtis asegura que el cierre de estos filmes se ha hecho "de forma increíble", comenzando por el trato que se le dio a su personaje de Laurie Strode, quien en la cinta anterior 'Halloween Kills' perdió a su hija a manos de Michael Myers.

"David Gordon (el director de 'Halloween Ends') le dio a Laurie la posibilidad de sanar como no la tuvo en la primera película. Por eso, aunque entre las dos últimas películas solo ha pasado un año, en la ficción han transcurrido cuatro. Ahora la vemos con su duelo trabajado. De hecho, en las primeras escenas ¡Laurie Strodes sonríe!", contó Curtis, quien es productora ejecutiva de la cinta.

Obviamente esa sonrisa dura poco pues, como nos dijeron los jóvenes actores Andi Matichak y Rohan Campbell, "esta es la película más sangrienta y con más acción de todas las de Halloween".

Las lecciones de Jamie Lee Curtis

Matichak interpreta nuevamente a la nieta de Laurie Strodes en 'Halloween la noche final' y reconoció que trabajar con Curtis ha sido "transformador". "Cada vez que siento que no estoy prestando atención a lo que estoy viviendo oigo su voz en mi cabeza que me dice 'esto es importante. Esta es tu vida. Mira lo que hay a tu alrededor'. Eso me lo solía decir en el set cuando me veía como despistada y es algo que sé que me va a acompañar para siempre".

Los jóvenes cuentan que la actriz da sus consejos con la misma firmeza enfática y emotiva que emite en las redes sociales y con la que da sus respuestas en las entrevistas. Se nota que a sus 63 años la artista no tiene paciencia para tonterías, mucho menos para odio. Venga de la boca de quienes han atacado a su hija transgénero o si es alguien famoso como Kanye West y sus declaraciones antisemitas, Jamie Lee Curtis pierde la cabeza. "No se puede ser cómplice cuando uno ha recibido tanto de la vida", afirmó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Las canas y las arrugas

Yo sé lo que represento, pero tampoco es que me levanto en la mañana y me digo, 'hola reina, ponte la corona'. No soy ese tipo de persona. Me esfuerzo por participar en la especie humana, en vivir como cualquiera", aseguró.

Esa filosofía viene del agradecimiento. Sabe que desde la cuna ha tenido privilegios que no disfruta la mayor parte del planeta. Sus padres son los iconos de Hollywood Tony Curtis y Janet Leigh. Su crianza la preparó para funcionar en el mundo del espectáculo "sin creérmelo".

Sorprendentemente, su pasión por sus arrugas y sus canas tiene un origen que ni ella misma había captado hasta que conversamos.

Me contaba cómo cuando hizo la primera película de 'Halloween' "no tenía ni idea de quién quería ser, comenzando por cómo lucir". Hasta que vio una foto que tomó un fotógrafo llamado Tom Jardin de la modelo, actriz y fotógrafa Berry Benson. "La vi y me di cuenta de que esa era la energía y la seguridad que yo quería tener", indicó.

Berry Berenson en 1973 en la Ciudad de Nueva York ( Ron Galella/Ron Galella Collection via Getty Images)
Berry Berenson en 1973 en la Ciudad de Nueva York ( Ron Galella/Ron Galella Collection via Getty Images)

Pero solo fue durante nuestra charla que cayó en cuenta de que su indignación con los esfuerzos de la sociedad por erradicar las arrugas, las canas y todo lo que tiene que ver con vivir la vejez como un problema, en vez de como un privilegio parte de cómo murió Berenson. La artista estaba en el avión que los terroristas del 9/11 estrellaron contra el Pentágono. "Ella volvía de Boston, donde había dejado a uno de sus hijos en la universidad.

"¿Será que honras el paso del tiempo porque ella no tuvo la oportunidad de vivir su tercera edad?", le pregunté. La respuesta fue, después de un silencio y un sorprendido "¡Oh, WOW!", "espero que sí". Puedes ver el emotivo momento a partir del minuto 3:12 en el video debajo:

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Gwyneth Paltrow se arrepiente de haberse puesto bótox con 40 años