Jennifer Lawrence ha sido madre de su primer hijo

·3  min de lectura

¡Ya está aquí! Jennifer Lawrence ha dado a luz a su primer hijo, según ha publicado en exclusiva TMZ!. La actriz y su marido, Cooke Maroney han sido padres por primera vez de un bebé, que vino al mundo en el condado de Los Ángeles, pero de momento no ha trascendido si es niño o niña ni la fecha de su nacimiento. En septiembre de 2021 se vieron las primeras imágenes de la intérprete de El lado bueno de las cosas en las que se apreciaba su barriguita, pero no fue hasta unos meses después cuando regresó a las alfombras rojas con motivo de la promoción de su película No mires para arriba y presumió de un embarazo ya bastante avanzado. La oscarizada actriz reapareció en Hollywood después de dos años de ausencia haciendo gala de su característico sentido del humor y espontaneidad, volviendo a conquistar los corazones de nuevos y antiguos fans.

- Jennifer Lawrence reaparece deslumbrante y embarazadísima en la alfombra roja

VER GALERÍA

jennifer lawrence y cooke maroney
jennifer lawrence y cooke maroney

Jennifer Lawrence, de 31 años, y Cooke Maroney, de 37, comenzaron su relación en junio de 2018, y ocho meses después se comprometieron, celebrando una gran fiesta previa a la boda a la que acudieron algunos familiares y amigos, como Cameron Diaz, Sienna Miller, Joel Madden y Nicole Richie, entre otros muchos. El 19 de octubre de 2019 la actriz y el galerista de arte se intercambiaron los anillos en la Mansión Belcourt en Newport (Rhode Island), un espectacular edificio inspirado en el pabellón de caza de Luis XIII en el Palacio de Versalles diseñada en 1894 por el arquitecto estadounidense Richard Morris Hunt. "Es la mejor persona que he conocido en toda mi vida. Fue una decisión muy, muy fácil", dijo la intérprete de Los juegos del hambre en una entrevista Entertainment Tonight asegurando que no se lo pensó dos veces a la hora de aceptar su propuesta de matrimonio.

- ¿Quién es quién en 'No mires arriba', la película de la que todo el mundo habla?

VER GALERÍA

jennifer lawrence
jennifer lawrence

No mires arriba supuso su vuelta a la gran pantalla después de unos años en las que ya había demostrado que quería tomarse las cosas con tranquilidad. Su gran salto a la fama después de seis años de carrera fue en 2012, cuando estrenó Los juegos del hambre y El lado bueno de las cosas, tras haber dado sus primeros pasos en la meca del cine con grandes títulos como Winter's Bone o X-Men: Primer generación. Se llevó su primer Oscar con la ya inolvidable caída en las escaleras y se pasó trabajando sin parar hasta 2016, cuando decidió escoger algunos proyectos más independientes y en menor cantidad, protagonizando Madre!, Gorrión rojo y, por último X-Men: Fénix Oscura, que fue un fracaso en comparación con el resto de filmes de la franquicia de superhéroes.

- El motivo por el que todas las miradas apuntan a Jennifer Lawrence

A pesar de que sintió que volver a las alfombras rojas era "una experiencia extracorporal", y que le estaba costando procesarlo, tal y como ella misma contó a People, tras ser madre no pretende volver a apartarse del cine. Tiene aún dos películas pendientes, una de estreno (Red, White and Water), y otra que aún tiene que rodar pero que ya ha sido anunciada, Bad Blood, donde interpretará a Elizabeth Holmes bajo la dirección de Adam McKay, con quien ya trabajó en No mires arriba.