Los riesgos de la 'Dieta Keto' de los que casi nadie habla

En meses recientes la dieta cetogénica (o Keto, por su nombre en inglés) se ha puesto de moda, ganando cada vez más adeptos, la mayoría buscando bajar de peso rápido. Sin embargo, como casi toda dieta milagrosa, hay un lado del que pocos hablan, y son los riesgos para la salud que tendría seguir este régimen.

La dieta keto suele consistier en solo 5% carbohidratos, 20% proteínas y 75% grasas. Foto: ThitareeSarmkasat / Getty Images.

Cuando mi nutrióloga me hizo saber que me pondría una dieta cetogénica, entré un poco en pánico. Las dietas de moda nunca han sido lo mío y no había leído lo suficiente al respecto. Pero ella era la especialista y me estaba ayudando. Reconozco que de entrada me pareció espectacular: podría comer casi toda la grasa (¡aguacate!) y proteína que quisiera, pero tendría que olvidarme de las frutas, muchas verduras, y sobre todo de todos los carbohidratos.

Eso sí, el tiempo era limitado: 15 días a régimen estricto, y luego 15 días algo más holgados para evitar un efecto rebote.

La dieta cetogénica consiste en eliminar casi por completo los carbohidratos y azúcares (que el cuerpo transforma en glucosa) de la dieta y reemplazarlos por grasas. En un lapso de dos a cuatro días, según cada persona, el cuerpo agota toda su glucosa y comienza a hacer uso de las reservas de grasa como energía.

Este proceso provoca una rápida pérdida de peso, con algunos efectos secundarios algo incómodos como náuseas, mareos, calambres, letargo y fatiga, problemas gastrointestinales, insomnio y mal aliento. Estos síntomas no suelen ser permanentes y solo el 25% de quienes entran en cetosis los experimentaría.

En lo personal me fue muy bien, después de superar los incómodos efectos secundarios antes mencionados. Sin embargo, si tenía tan buenos resultados, ¿por qué no podía extender la dieta más tiempo y así perder más peso?

Resulta que la comunidad médica conoce la dieta cetogénica muy bien, y la ha utilizado como apoyo para tratar algunas enfermedades, desde epilepsia hasta diabetes, pero siempre por tiempo limitado y bajo estricta supervisión, puesto que el cambio metabólico que provoca se asocia con una serie de desventajas poco mencionadas por sus partidarios:

También te puede interesar: Dieta flexitariana, ¿la opción para ‘salvar’ al mundo?

  • La pérdida de peso es solo temporal. Un estudio sugiere que las personas obesas que se someten a este régimen perderían hasta 6.8 kilogramos (15 libras) durante el primer mes. Pero este ritmo no dura, ya que durante los siguientes dos meses se perderían apenas 4.9 kilos (11 libras), y pasa ese tiempo se detendría casi por completo.
  • Se perdería masa muscular. Quemar solo la grasa provocaría cambios en el metabolismo con resultados no siempre tan buenos. “Una vez que entras en cetosis, también pierdes músculo, te fatigas en extremo y eventualmente entras en estado de inanición. Es entonces que es más difícil perder peso” comenta Lisa Cimperman, dietista clínica del Hospital Universitario Case Medical Center para el portal Healthline. Por eso, ella recomienda siempre hacerlo bajo supervisión médica y por periodos cortos de tiempo.
  • Dañaría el corazón. No debemos olvidar que este órgano es un músculo, y la dieta cetogénica afectaría este tipo de tejidos, poniendo en riesgo su bienestar. Pero, además, como en este régimen las grasas son libres, mucha gente que la sigue sin supervisión elegiría aquellas menos saludables, lo que conllevaría niveles más altos de colesterol, y a la larga provocar problemas cardiacos.
  • Reduciría el rendimiento deportivo. A pesar de que muchos deportistas aseguran que se sienten mucho mejor siguiendo esta dieta, un estudio publicado en la revisa Journal of Sports Medicine and Physical Fitness, encontró que entre ciclistas de alto rendimientos, los que estaban en cetosis obtenían peores resultados que los que no.
La pérdida de peso con la dieta Keto sería real solo durante le primer mes. Foto: seksan Mongkhonkhamsao / Getty Images.

Sí es verdad que la dieta cetogénica ha demostrado ciertas ventajas para la salud, como mejorar los niveles de insulina en la sangre a corto plazo, y hasta parece tener efectos neuroprotectores que hasta ayudarían a reducir los síntomas en niños con epilepsia.  Si embargo todas estas ventajas son a corto plazo, entre meses y hasta un año de régimen.

De hecho, un estudio del 2007 encontró que los niños con epilepsia que seguían esta dieta presentaban un mayor riesgo de desarrollar piedras en el riñón, además de tener más riesgo de tener el colesterol alto y mayores fracturas.

También te puede interesar: 8 beneficios de caminar después de comer

A pesar de los años que tiene de conocerse la dieta cetogénica entre la comunidad médica, todavía no hay estudios a largo plazo que logren afirmar si sus beneficios son mayores que sus riesgos, o viceversa.

Así que, mientras tanto, mejor consulta a tu médico antes de realizar cambios drásticos en tu dieta, y aléjate de las dietas de moda, porque en muchas ocasiones pagamos precios muy altos con tal de bajar rápido de peso.

@travesabarros