“Mamá, perdón por esto”… Las últimas palabras de un niño con cáncer

El día en que Charlie cerró sus ojos para siempre solo tuvo cuatro palabras para dedicarle a su madre, quien estuvo al pendiente de él desde su duro diagnóstico.

La historia de este pequeño cautivó los corazones de miles de personas, quienes estuvieron al pendiente de su estado de salud. Pero ahora, su madre les compartió una triste noticia.

En 2016, el pequeño fue diagnosticado con un raro tumor. Foto: AgFang / Getty Images

Charlie era un niño de cinco años de edad, originario de Church, en Lancashire (Reino Unido). En 2016, recibió un diagnóstico inesperado: le encontraron un raro tumor… y necesitaba con urgencia un trasplante de hígado.

Se le conoce como hepatoblastoma y se trata de un tipo de cáncer de hígado infantil que forma células malignas en los tejidos de este órgano. Generalmente, afecta a niños menores de tres años, según reporta el Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos.

Charlie necesitaba un trasplante y lo necesitaba ya. Pero había grandes complicaciones. La primera era el dinero, pues la cirugía tendría un costo de 855 mil 580 libras (poco más de 1 millón de dólares).

La segunda era el traslado. La operación no podía realizarse en el Reino Unido, por lo que el pequeño debía viajar a Cincinnati, Estados Unidos.

Sus padres, Amber Schofield y Ben Proctor, juntaron todo el dinero que pudieron, también con la ayuda de amigos y familiares. Además, abrieron una cuenta en PayPal, otra en el sitio de donaciones GoFundMe y crearon una cuenta en Facebook para documentar el estado de salud de su hijo.

Entre todas las personas que conocieron la historia de Charlie se encontraba la cantante estadounidense Pink, quien aportó 10 mil dólares a la causa, señala el diario The Sun.

Pero la cantidad final seguía sin alcanzarse y la salud del niño comenzó a decaer cada vez más. Y después de agotar todas las posibilidades, optaron por cerrar las donaciones en la cuenta de GoFundMe, donde habían recaudado casi 360 mil libras (460 mil dólares), apenas la mitad de la cantidad que necesitaban.

Finalmente, la noche del 9 de noviembre pasado, y en brazos de su madre, Charlie la miró y alcanzó a susurrarle sus cuatro últimas palabras: “Mamá, perdón por esto”.

Con el corazón a pedazos, Amber compartió la noticia con el mundo y todas las personas que donaron y rezaron por su hijo:

“Anoche a las 23:14 mi mejor amigo, mi mundo, Charlie, tomó su último suspiro. Se durmió pacíficamente en mis brazos y con los brazos de papá envueltos alrededor de nosotros. Nuestros corazones están adoloridos”, escribió en Facebook.

Y agregó: “El mundo ha perdido a un niño increíble. Charlie, me diste la oportunidad de ser mamá. Tú has sido no solo nuestra mayor inspiración, sino también la de miles de personas en todo el mundo. Me mostraste lo que realmente significa el amor. Ahora es el momento de volar. Estoy muy, muy orgullosa de ti. Luchaste tan duro. Mi bebé, me duele mucho. Te extrañaré para siempre. Dulces sueños, mi bebé”.

En una siguiente publicación, la madre de Charlie compartió la fecha y hora en que se realizaría el sepelio de su hijo. Personas de todo el mundo reaccionaron ante la noticia e, incluso, se ofrecieron a cubrir los gastos funerarios del pequeño.

“Gracias de nuevo a todos los que apoyaron a mi bebé. Nunca olvidaré lo mucho que no solo nuestro pueblo se unió, sino también el mundo. Siempre estaremos muy llenos. Todos ustedes me dieron fuerza en mis momentos más difíciles”, compartió en Facebook.

¿Qué te parece? ¿Qué opinas de lo ocurrido? ¿Cómo se te ocurre que puede ayudarse a una familia en una situación así? Envíanos tus comentarios.

@braham_MV

También te puede interesar:

Vendedor en la playa sorprende por su ingenio, pero preocupa por su salud
Demandó a aerolínea por sentarlo junto a una persona con obesidad