Anuncios

Marie de Dinamarca y su desaire al futuro rey Federico

CIUDAD DE MÉXICO, enero 11 (EL UNIVERSAL).- El príncipe Federico y la princesa Mary se convertirán en reyes de Dinamarca el próximo domingo 14 de enero tras oficializar la abdicación de la reina Margarita II ante el Consejo de Estado en el castillo de Christiansborg. No obstante, en las últimas horas uno de los integrantes de la familia real danesa se convierte en el protagonista de los titulares al confirmarse que no estará presente en el evento de proclamación.

Se trata de Marie Agathe Cavallier, cuñada del futuro rey Federico y esposa del príncipe Joaquín, quien muy al estilo de Meghan Markle decidió no acompañar a su marido a uno de los días más importantes en la historia del país europeo debido a una importante razón, según informa la Casa Real a través de un comunicado.

La versión oficial compartida por los voceros indica que la ausencia de la princesa Marie en la proclamación del príncipe Federico como rey de Dinamarca se debe a la educación de sus hijos Enrique y Athena, quienes al día siguiente asistirán a la escuela. "El príncipe Joaquín estará, pero los niños van a la escuela, no hay ninguna otra razón especial".

Es importante resaltar que, a mediados de 2023, el príncipe Joaquín, su esposa Marie y su familia se mudaron a Estados Unidos, específicamente a Washington, donde el hijo de la reina Margarita II trabaja como agregado militar en la embajada danesa.

Dicha decisión fue tomada después de que los hijos de Joaquín (Félix, Nikolai, Enrique y Athena) resultaran despojados del título de "príncipes" en enero de 2023 por su abuela Margarita II, quien aseguró que el único objetivo era que pudieran desarrollar una vida alejada de las obligaciones de la monarquía.

Lo anterior fue un duro golpe para la familia de Joaquín y Marie de Dinamarca, casados desde mayo de 2008, por lo que la ausencia de la condesa de Monpezat en la proclamación del príncipe Federico también se ha interpretado con que aún existe un ligero descontento con la familia real danesa.

Especialmente después de confesar que su pequeña hija Athena, de 10 años, fue víctima de acoso escolar por perder su título de princesa. Mientras que Nicolai y Félix, jóvenes fruto del primer matrimonio de Joaquín de Dinamarca, también se sentían abrumados por la situación.