Más que un ejercicio para adultos mayores: el Tai Chi puede ayudarte a ganar más fuerza

El Tai Chi suele asociarse a personas mayores. Es común verlas en los parques, realizando una serie de movimientos muy lentos y precisos. Y si bien es cierto, este ejercicio también considerado una meditación activa, es súper ventajoso para todas las edades. ¿Qué esperas para sumarlo a tu rutina de ejercicios?

Practicar Tai Chi como parte de tu rutina de ejercicios te aportaría equilibro y fuerza. Foto: master 2 / iStockphoto

 

Qué es el Tai Chi

Este arte marcial tiene sus raíces en el taoísmo. Consiste en una serie de movimientos realizados de forma lenta y conectados con la respiración profunda. Entre sus características está que no es competitivo y el movimiento siempre es constante, como destaca la Clínica Mayo.

Sus movimientos parten de un principio de reducir la tensión innecesaria del cuerpo, lo cual mejoraría el balance y la movilidad del todo el cuerpo. Según explica en la revista Men’s Health, Matt Leve, terapista físico e instructor de Tai Chi, muchos de nuestros problemas de salud estarían asociados a patrones de movimientos no balanceados, que generan estrés en el cuerpo.

En otras palabras, los movimientos bruscos, el no saber pasar el peso del cuerpo de un lado al otro de la forma correcta y no saber girarnos correctamente, estaría estresando a nuestro cuerpo, y el Tai Chi nos podría reprogramar para movernos de forma más coherente y sana.

También te puede interesar: 10 señales de que te estás enfermando de estrés

Las ventajas del Tai Chi

Un estudio publicado en la revista British Journal of Sports Medicine, asoció la práctica del Tai Chi con efectos positivos en cuatro enfermedades crónicas: osteoartritis, insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, y cáncer.

Además, cómo recoge la Clínica Mayo, esta práctica de bajo impacto también tendría los siguientes efectos positivos:

  • Aumentaría la energía y la resistencia.
  • Mejoraría la flexibilidad, el equilibrio y la agilidad.
  • Aumentaría la fuerza y la definición muscular.
  • Reduciría el estrés, la ansiedad y la depresión.
  • Mejoraría el estado de ánimo.
  • Mejoraría la capacidad aeróbica.

Todavía faltan más pruebas que puedan asociar la práctica del Tai Chi con otras ventajas como mejorar el sueño, el sistema inmunológico y el dolor articular.

También te puede interesar: Renovarlo y relajarlo son solo dos efectos que el silencio tendría en el cerebro

El Tai Chi también sería una forma efectiva de reducir el estrés y la ansiedad. Foto: Ulza / iStockphoto
Aplica los principios del Tai Chi en tu entrenamiento

Si bien podrías obtener los beneficios de este arte marcial si la practicas, también podrías aplicar sus principios en tu entrenamiento, y así ganar más fuerza, estabilidad y balance.

Puedes comenzar aplicando los tres principios básico del Tai Chi en tu práctica de ejercicio diaria, incluso al levantar pesas.

  1. Vence al movimiento con la quietud.
  2. Vence la dureza con la suavidad.
  3. Vence lo rápido con lo lento.

Si todavía crees que es muy fácil de hacer, echa un vistazo a este video, donde un profesor no solo demuestra un movimiento que requiere mucha fuerza y equilibrio, sino que te explica un poco cómo hacerlo.

Además, a nivel físico puedes aplicar estos otros principios de la práctica que recoge el portal El Tai Chi Xin Yi y que podrían mejorar los resultados de tu entrenamiento:

  • Tener la cabeza siempre erguida y con el cuello recto, pero a la vez relajada, como colgando de un hilo.
  • Mantener el pecho relajado y evitar expandirlo demasiado.
  • Relajar la cintura, el punto central del cuerpo. Esto ayudaría a que tus piernas ganen más fuerza y movimiento y a que tengas una posición más estable.
  • Relajar los hombros, y mantener los codos abajo. Esto relaja las articulaciones y cansa menos el cuerpo.
  • Hacer movimientos continuos, sin interrumpir y responder al movimiento siempre con calma.
  • Usar la energía y no solo la fuerza para moverte. Al eliminar toda la tensión innecesaria del cuerpo ganas mayor libertad para moverte. Después se trata de unir mente y cuerpo para moverlos juntos con una misma intención, y con toda tu atención.

Si tienes dudas y antes de hacer cambios en tu rutina de ejercicios, consulta con un especialista de la salud.

@travesabarros