Anuncios

Matilda Blanco se quebró en LAM al recordar la historia de su papá: “Duermo con la luz encendida”

La asesora de imagen recordó a su padre, quien estuvo detenido durante la dictadura militar y quebró en llanto (Foto: Captura de TV / América)
La asesora de imagen recordó a su padre, quien estuvo detenido durante la dictadura militar y quebró en llanto (Foto: Captura de TV / América)

En la emisión del miércoles de LAM (América), se vivió un momento de mucha angustia cuando Matilda Blanco habló, con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, del drama que vivió su familia durante la última dictadura militar argentina, que se desarrolló entre 1976 y 1983. A su padre, Hugo Antonio, lo secuestraron en esta época y la estilista relató cómo vivió ese período, siendo solo una niña.

El miércoles, Carmela Bárbaro estuvo como invitada en LAM, donde habló de su familia y de Gerardo Rozín. No obstante, en un momento, y tras escucharla, Ángel de Brito la interrumpió y se dirigió Blanco para darle lugar para que contara su historia con su padre.

Con lágrimas en los ojos, Blanco relató el horror que atravesó su familia. “Cuando se habla de la identidad, siempre me viene a la cabeza todo lo que pasó mi papá; lo tuve ausente, pero lo pudimos recuperar. Siempre me gusta más contar esta parte de la historia, el final”, sostuvo y continuó: “Éramos chicos nosotros cuando papá desaparece, cuando se lo llevan. Para muchas amigas mías mi papá es un héroe porque ayudó a que muchas personas que estaban sufriendo o que podían desaparecer en algún momento, pudieran salir del país”.

Matilda Blanco recordó a su padre en LAM (Foto: Captura / América)
Matilda Blanco recordó a su padre en LAM (Foto: Captura / América)

En este sentido, contó que ella tenía 9 años cuando “de un día para el otro”, su padre, Hugo Antonio, desapareció. Lo buscaron y se enteraron de que estaba en un centro de detención clandestino. “Cuando él vuelve, había muchas cosas que no se contaban porque eran muy dolorosas y también porque nosotros éramos chicos”, sostuvo y comentó que con el tiempo pudieron ir enterándose un poco de lo que había pasado.

“Pero si puedo decir que mi papá fue un héroe y para toda la gente que alguna vez me dijo que si habíamos recibido un subsidio... Nosotros no recibimos nunca nada, lo mejor fue recibir a mi papá de vuelta, y siempre tengo que contar que mi papá no fue un tira bombas, mi papá fue un héroe, ayudó a mucha gente”, sostuvo con firmeza.

Acto seguido, tras la consulta de Ángel de Brito, la asesora de imagen rememoró cómo fue el día en que su padre desapareció y la marca que eso dejó en su vida. “Se lo llevaron de mi casa, nosotros estábamos durmiendo. Tengo ese recuerdo, muy vago, pero lo tengo. Mamá no quería que nos despertáramos; yo me acuerdo de ciertas imágenes, pero no me acuerdo de mucho más... yo duermo con una luz encendida desde ese día”, se sinceró con la voz entrecortada.

La estilista contó que habló poco con su padre sobre este tema, pero relató que a él lo trasladaron a una cárcel, donde pudieron verlo. No obstante, explicó que sus recuerdos de ese momento eran difusos: “Pasó unos meses en la cárcel de Olmos hasta que fue absuelto de culpa y cargo, porque no había nada”.

En este sentido, reflexionó: “¿Qué tengo de bueno? Que mi papá me contaba que había podido enseñar inglés, que había gente que no sabía escribir y la pudo ayudar. Cuando estuvo detenido trabajó en la biblioteca. Nos contaba lo bueno y yo se lo agradezco mucho porque no crecí con odio”.

En LAM, Matilda Blanco recordó a su padre, Hugo Antonio (Foto: Captura / América)
En LAM, Matilda Blanco recordó a su padre, Hugo Antonio (Foto: Captura / América)

Blanco indicó que su padre estuvo “alrededor de 8 meses desaparecido” hasta que regresó a su casa y de a poco la familia empezó a reencontrarse y recordar las cosas que les gustaban hacer juntos. Hugo Antonio falleció de cáncer, el cual, según Matilda, estaba muy cerca del corazón.

Por otra parte, también se mencionó el cruce que tuvieron, Yanina Latorre, Maite Peñoñori y Marcela Feudale sobre política la semana pasada, y en el cual a ella se la vio muy tensa. Matilda admitió que le genera mucha angustia el tema y explicó: “Obviamente, como en muchas familias, en mi casa estaba dividido entre ‘ultraperonistas y ultraradicales’, pero todos pasábamos Navidad, súper felices. Pero después de ese quiebre, no tanto”.

Asimismo, contó que recién después de los 15 años se animó a hablar del drama que le tocó atravesar a su familia. “Yo no se lo podía contar a nadie. Se lo conté a mi mejor amiga del colegio. Fue muy difícil y ella me ayudó a que yo se lo pudiera contar, pero fue la primera amiga que se enteró de lo que estaba viviendo y de lo que había vivido”, sentenció.