Anuncios

Murió Glynis Johns, la sirena más sexy del cine clásico y uno de los pilares del éxito de Mary Poppins

Glynis Johns
Glynis Johns - Créditos: @imdb.com

La actriz inglesa Glynis Johns murió este jueves, a los 100 años, en el hogar para personas mayores en el que residía, ubicado en Los Ángeles. La noticia la dio a conocer su manager, Mitch Clem. “ Se abrió camino en la vida con inteligencia, ingenio y amor por el trabajo, lo que dejó huella en millones de vidas ”, la recordó el agente en un comunicado que hizo llegar a la prensa.

“Ella entró en mi vida al principio de mi carrera y puso un listón muy alto sobre cómo navegar en esta industria con gracia, clase y verdad. Su propia verdad. Su luz brilló intensamente durante 100 años. Tenía un ingenio que podía detenerte en seco impulsado por un corazón que amaba profunda y puramente. Hoy es un día sombrío para Hollywood. No solo lamentamos el fallecimiento de nuestra querida Glynis, sino que lamentamos el fin de la edad de oro de la industria cinematográfica ”.

Glynis Johns en Tres mujeres en su vida
Glynis Johns en Tres mujeres en su vida - Créditos: @imdb.com

La actriz, que interpretó a la alocada madre sufragista, la señora Banks, en la exitosísima Mary Poppins (1964), tuvo una carrera tan ecléctica como exitosa. Su rostro dulce, su mirada triste, su voz sensualmente ronca y su físico privilegiado la llevaron, en su juventud, a convertirse en una estrella en Gran Bretaña. Allí trabajó durante dos décadas, hasta que fue elegida para participar del gran musical de Hollywood, que protagonizó junto a Julie Andrews, Dick Van Dyke y David Tomlinson.

Glynis Johns en el rol que la catapultó a la fama, en el film Miranda
Glynis Johns en el rol que la catapultó a la fama, en el film Miranda - Créditos: @imdb.com

Según confesó muchos años después, ella creyó que la habían convocado para interpretar a Mary Poppins. Desencantada, estuvo a punto de no aceptar el proyecto, pero para convencerla, Walt Disney sacó un as de la manga: les ordenó a su equipo musical, los Sherman Brothers, que escribieran un gran número musical para su personaje. Además, pidió que le dieran más matices a la señora Banks, y así, se convirtió en sufragista, una actividad que, además, ameritaba que estuviera fuera de casa y necesitara una niñera.

Johns es hija del actor Mervyn Johns y nació accidentalmente en Pretoria, Sudáfrica, mientras su padre se encontraba de gira allí. Debutó en la pantalla grande en 1938, en plena adolescencia, pero logró destacarse recién una década después, cuando fue elegida para interpretar a la que muchos consideran la sirena más sensual del cine clásico, en Miranda.

En 1955 interpretó a una grácil y etérea doncella que acompañaba al protagonista en El bufón del rey. Cuatro años más tarde, cambió de registro y participó de Un encuentro con el diablo, de 1959, una película pro-IRA interpretó a una camarera que es objeto de violencia.

Glynis Johns brilló en la pantalla grande, pero también en los escenarios y en la televisión
Glynis Johns brilló en la pantalla grande, pero también en los escenarios y en la televisión - Créditos: @imdb.com

En 1960, su desempeño en Tres vidas errantes le valió una nominación a los premios Oscar como mejor actriz de reparto. A mitad de aquella década, volvió a brillar en la comedia en Querida Brigitte junto a Jimmy Stewart. Su carrera, en los años setenta, siguió creciendo: protagonizó junto a Elizabeth Taylor, Richard Burton y Peter O’Toole la película Under Milk Woody.

Glynis Johns en una escena de Mary Poppins
Glynis Johns en una escena de Mary Poppins - Créditos: @imdb.com

Luego de su desembarco en Hollywood, comenzó una nueva etapa de su carrera en los Estados Unidos, con algunos papeles sobresalientes: en 1994 interpretó a la madre de Kevin Spacey en El árbitro. Al año siguiente, se convirtió en la abuela convaleciente en Mientras dormías, la comedia romántica protagonizada por Sandra Bullock y Bill Pullman. Su última participación en el cine fue en Superestrella, de 1999.

Como muchas de las estrellas de su época, Johns tuvo en paralelo una carrera televisiva, con apariciones especiales en algunos de los programas más exitosos de la primera mitad del siglo pasado . Además, protagonizó junto a James Coburn la serie Safari, y en 1963 llegó a tener su propia sitcom, Glynis. También fue Lady Penelope Peasoup, una de las féminas que enloquecían al justiciero de Ciudad Gótica en la icónica serie Batman.

Glynis Johns y Marlene Dietrich en una escena de En el cielo no hay caminos
Glynis Johns y Marlene Dietrich en una escena de En el cielo no hay caminos - Créditos: @imdb.com

Los escenarios también la vieron brillar. La primera vez que actuó ante un gran auditorio fue en Londres, en 1935. Ocho años después, protagonizaba una exitosa puesta de Peter Pan. Su debut en Broadway fue en 1952, con Gertie, y luego regresaría, cuatro años más tarde, para protagonizar Major Barbara. Su interpretación de Desiree Armfeldt en A Little Night Music le valió un premio Tony. A finales de los años ochenta y principio de los ochenta protagonizó The Circle.

Su vida privada no fue escandalosa, pero como otras estrellas de la época, no le tuvo miedo al paso por el altar: estuvo casada cuatro veces, con el actor Anthony Forwood, el piloto de aviones del ejército británico David Ramsey Foster, Cecil Henderson y el escritor estadounidense Elliot Arnold. Junto a su primer esposo tuvo a su único hijo, Gareth.