Anuncios

Murió Robert Morse, gran figura de los musicales de Broadway que más tarde brilló en Mad Men, a los 90 años

Murió Robert Morse, gran figura de los musicales de Broadway que más tarde brilló en Mad Men, a los 90 años
Jason LaVeris

El actor estadounidense Robert Morse, conocido por su participación en la serie Mad Men, murió a los 90 años. Fue un mensaje publicado en Twitter por el productor y guionista Larry Karaszewski, uno de los vicepresidentes de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, el que ha dado a conocer la muerte del intérprete. “ Mi buen amigo Bobby Morse falleció a los 90 años. Un gran talento y un espíritu hermoso. “Le envío mi amor a su hijo Charlie y a su hija Allyn. Nos hemos divertido tanto con Bobby a través de estos años, filmando El caso O.J. Simpson y como anfitriones de tantos programas”, señalaba este jueves Karaszewski.

Morse fue el hombre que encarnó, siempre con nudo pajarita y nunca con zapatos, a Bertram Cooper, uno de los fundadores de Sterling Cooper, la agencia de publicidad para la que trabajaba Don Draper (Jon Hamm) en la destacada serie de AMC Mad Men. Su personaje solía andar en medias e imponía a todo aquel que entrara en su despacho que hiciera lo mismo.

La vocación de Morse, nacido en Massachusetts en 1931 y formado con el maestro de actores Lee Strasberg, siempre fue la interpretación en directo. Tras participar en la Guerra de Corea como miembro de la Marina estadounidense, inició su carrera en las tablas. Triunfó primero en Broadway como el Barnaby Tucker de La casamentera, libreto que fue germen del musical Hello, Dolly! y cuyo personaje también interpretó años después en su versión cinematográfica.

Fue Truman Capote quien le dio algunas de sus grandes alegrías profesionales. Y no porque el actor interpretara alguno de sus textos, sino porque encarnó al escritor en teatro y en televisión. Logró un premio Tony en 1989 por el montaje Tru y ganó un Emmy en 1993 por la adaptación televisiva de este libreto, en la serie antológica American Playhouse de la cadena pública estadounidense PBS. Logró sus siguientes cinco nominaciones a los Emmy por su rol en Mad Men.

Uno de sus papeles más celebrados llegó en los primeros compases de los años sesenta. Fue el del ambicioso empresario J. Pierpont Finch en el musical de Broadway How to Suceed in Bussiness Without Really Trying (Cómo triunfar en los negocios sin realmente tratarlo). La obra alcanzó tal éxito que tuvo entre sus espectadores al propio John F. Kennedy. “Él vino tras el escenario y me estrechó la mano. Me envió una foto preciosa, preciosa, con una dedicatoria: ‘Con mis mejores deseos, John F. Kennedy’. Esos son los recuerdos que ahora conservo porque, a medida que envejeces, a veces piensas ‘Oh, Dios mío, no he hecho nada en la vida’. Y luego vas a IMDb y miras todo lo que has hecho y dices: ‘Oye, siéntete orgulloso de ti mismo’ ”, comentaba Morse en 2019 al diario Los Angeles Times.

Como le ocurrió tantas otras veces en su carrera, cuando su éxito en el escenario le abrió las puertas del cine y la televisión, regresó a este personaje en la adaptación para el cine que David Swift hizo de la pieza teatral en 1967.