Nicole Kidman tuvo que luchar contra la ira y la humillación después de grabar escenas en las que abusaban de ella y la violaban en Big Little Lies

Redacción Originales

La actriz australiana ha revelado en una entrevista para The Hollywood Reporter que muchas de las escenas que protagonizó en Big Little Lies de HBO le afectaron física y emocionalmente. Kidman interpreta en la serie a Celeste Wright, una exabogada que está casada con un hombre que la maltrata. A lo largo de la serie Nicole tuvo que rodar escenas de malos tratos y violaciones que incluso la dejaron llena de moratones. Pero el daño no fue sólo físico, la actriz confiesa en la entrevista que, después de una de las escenas, llegó a su casa y estampó una piedra contra una puerta de cristal. Esa interpretación hizo que se sintiera “completamente humillada, devastada y furiosa por dentro”