Anuncios

Pitbull | Fabián León López: ''necesitamos cineastas que sean auténticos y que cultiven sus propios discursos''

Pitbull | Fabián León López: necesitamos cineastas que sean auténticos y que cultiven sus propios discursos
Pitbull | Fabián León López: necesitamos cineastas que sean auténticos y que cultiven sus propios discursos

El equipo de Tomatazos tuvo la oportunidad de conversar con el cineasta Tabasqueño Fabián León López, platicamos acerca de su nuevo cortometraje titulado Pitbull y sobre su carrera como realizador cinematográfico. León López también ha escrito y dirigido los cortometrajes El Verano Del Cerillito, Prohibido Caminar En Círculos, Chambelán, El Canadiense y El Puente De Los Niños Traviesos. Es egresado de la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC) de la UNAM. Su cortometraje Chambelán fue nominado en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción en la 60 entrega del Premio Ariel. Su trabajo se ha exhibido en los festivales nacionales e internacionales.

Te recomendamos leer: FICM 2022 | La Colonial | David Buitrón: “On the Bowery y Titicut Follies fueron dos grandes referencias para mi película”

Comenzamos la entrevista cuestionando al director de dónde nació la inspiración para el guion de Pitbull y nos habló acerca de su necesidad de hacer algo diferente con respecto a sus anteriores trabajos y explorar algo nuevo en su filmografía como la comedia.

Viene de dos lugares, o sea, en primero quiere ser una contraposición a lo hecho anteriormente. Respecto al tono, quería hacer una película más ligera, entonces en ese sentido, un reto interesante había sido considerar la comedia, como que todo el tiempo me había interesado en explorar la comedia y creo que aquí me di la oportunidad. La comedia aparte de ridiculizar al personaje protagonista de alguna manera con la exposición de los cuestionamientos al respecto de la masculinidad, tanto mía como del actor protagonista que es mi amigo Romanni, de ahí como que, de alguna manera, investigando y buscando historias, en algún momento llegué a esta anécdota que me pareció muy burda, muy simple y dije ''eso me gusta porque siento que no lo he visto''. Siento que me late la idea de comenzar no tomándome tan en serio, siento qué era lo que pasaba y como que no lo estaba abordando. No quería abordar un tema denso, pesado, oscuro, quería como bajarle muchísimas rayas a esto y más bien hacer algo que simplemente fuera como para explorar algo nuevo.

También lee: Guillermo del Toro celebra que Pinocho lleva una semana como lo más visto en Netflix a nivel mundial

León López ha colaborado en sus anteriores trabajos con el actor Romanni Vilicaña, por lo que le preguntamos cómo fue colaborar nuevamente en este proyecto, en el cuál se nota en pantalla que existe una gran dupla entre actor – director.

En el trabajo con Romanni hay una confianza absoluta, es decir, en este momento yo básicamente sé que casi casi puedo escribir cualquier cosa y con esto para mí fue la confirmación al decirle ''¿Roma que crees? Ahí te va, ahora te vas a encuerar en este corto''. Simplemente es un proceso súper rico y súper sencillo, también de muchísima confianza y, creo que una cosa que sucedió también fue que ''Roma'' era quien conocía originalmente a Mónica Bejarano, que es la actriz. Nosotros necesitábamos finalmente alguien que tuviera confianza en el papel de la de la mujer de este corto, pues era como muy preciso, hay una secuencia de sexo, bastante clara, diría yo, no explícita, pero es bastante clara, bastante frontal. En ese sentido, la confianza con Roma también sirvió para decir ''güey, o sea, ¿a quién buscamos?''. Romanni meses atrás había hecho un cortometraje en donde Mónica era su madre, entonces fue muy chistoso.

El director también nos relató su experiencia con Mónica Bejarano y nos confesó que previamente a Pitbull, ya existía un interés por colaborar con ella ya que admira mucho su trabajo como actriz.

Yo conocí a Mónica por unos cortometrajes del CCC, me había gustado mucho su trabajo y ahí ya había trabajado también con otros con otro compañero mío del CUEC, con mi fotógrafo, Argenis. Yo dije, es perfecta, le hablé a Mónica, luego luego comenzamos, ella aceptó muy rápidamente, simplemente me dio como algunas limitaciones, desde el principio creo que el trabajo con ambos fue tener muchísima claridad.

León López subrayó las oportunidades que tuvo al trabajar con ambos actores en este proyecto.

Lo que me sirvió mucho fue, tener primero un actor que conozco perfecto, que es mi amigo y con quién tenemos ya un lenguaje en común después de varios proyectos, después de convivir tantísimo tiempo, tenemos un lenguaje muy claro y, Mónica embonó perfecto en esa en esa dupla, nos volvimos un trío de trabajo increíble.

Pitbull es una película que presenta escenas muy complejas, por ejemplo, una escena de un encuentro sexual entre los protagonistas y escenas muy bien logradas con un perro que le da nombre al título. Le preguntamos a Fabián de qué manera logró filmar estas escenas de su película.

Para la escena de sexo, yo nunca había hecho una escena así. Sabía que tenía que ser muy precavido y tenía que ser muy cuidadoso. Evidentemente con Roma que es amigo, pero también muy cuidadoso con Mónica. Mónica es una actriz profesional y es una actriz magnífica.

El cineasta resaltó que, para la escena de sexo, le fue muy útil recordar una lección que aprendió en la universidad durante una charla con el director Ernesto Contreras (Las Oscuras Primaveras (60%), Sueño en Otro Idioma (91%), Cosas imposibles (93%)), acerca de la importancia de que exista una claridad entre los actores y la persona que dirige.

Yo me acuerdo que hace varios años, cuando Ernesto Contreras estrenó Las Oscuras Primaveras, hubo una función en la que alguien le preguntó al respecto de las secuencias de sexo y lo único que dijo Ernesto fue que platicando tanto con Chema Yazpik como con Irene azuela, ambos le habían dicho, ''lo que necesitamos es que seas absolutamente claro, la mano va aquí, el pie va acá, esto y el otro''. Eso me había dejado claro como que el camino es no ocultar nada, hay que ser completamente claro y una fortuna que de alguna manera tengo es, que no me cuesta tanto como decir las cosas.

Durante su paso por la universidad de cine, el director también recibió un consejo de producción que es muy conocido entre cineastas para evitar complicaciones en la etapa de filmación, no incluir escenas con animales o con niños, sin embargo, el director apostó en grande y decidió volver a romper dicha regla.

La relación con el perro, finalmente lo que necesitaba mostrar es cómo está también la violencia o la fuerza, la rabia del personaje protagonista, equiparada con la rabia de su perro (…) de alguna manera también lo retador fue que de las cosas que te dicen en la escuela de no niños, no animales, pero yo ya en mi tesis había hecho algo con una serpiente, una secuencia muy chiquita y ahí me di cuenta que hay que ser muy preciso.

El director detalló cómo fue el proceso de trabajar con un perro en el set y la importancia de contar con un entrenador profesional de animales.

La escena del perro fue muy divertida, por fortuna tomé una buena decisión. Fue una decisión cara, pero finalmente fue una buena decisión que fue contratar a un animalero que nos pudiera proveer de un perro entrenado, que pudiera seguir instrucciones. La verdad es que no tuvimos tiempo antes del rodaje de conocer al animal ni nada, pero luego luego siendo muy observadores entendimos más o menos la dinámica, digamos que venía el animalero y también el dueño del perro y entre ambos daban las instrucciones para que el perro cruzará cuadro, para que jugara, para que fuera de un lado a otro, sobre todo es eso, que el animal obedeciera de ir de un lado al otro, a un lugar preciso y ver la manera de lograrlo.

León López nos platicó de qué manera financió su cortometraje y como tuvo que adaptarse a un presupuesto limitado para lograr algo sencillo, pero contundente.

Parte de la sencillez, evidentemente, era presupuestal. Era una necesidad presupuestal, yo sabía que en este caso no podía contar con todo el equipo que contaba originalmente en la escuela, pero es parte del reto. Más bien lo que decidí en algún momento fue participar en una convocatoria que lanza una casa de renta, que son coproductores. Rento una 7D y nos dieron el apoyo por el tiempo que lo pedimos.

El cineasta destacó que se adaptó a hacer un cortometraje con cosas que tenía a la mano y únicamente con los recursos que contaba en ese momento.

Se hizo con muy poco dinero, me echaron muchísimo la mano, también la directora de arte me ayudó mucho. El cortometraje se resolvió sobre todo con cosas que ya conocía, por ejemplo, la colonia es la colonia donde filmé mi tesis, las barras son las barras donde filmé el documental El Canadiense, la casa es mi casa, el baño es mi baño, como que era contar eso, esas cosas donde neta resuelves con lo que tienes, no hay más, no hay manera de ponerte a buscar otra cosa, no hay más dinero. Por fortuna se pudo resolver y pues te quedas pobre, acabas los ahorros que no tienes.

Fabián destacó que la post producción de Pitbull fue apoyada por Chemistry, con quienes ya había colaborado en sus anteriores producciones.

Yo conté con el apoyo de los productores de Chemistry, que son una casa de post ya muy establecida y que justo desde El Verano del Cerillito tengo contacto con ellos, ellos me han ayudado con la post, ahí también hicieron la de mi tesis y ahora con Pitbull.

Pitbull es un proyecto con un trabajo de fotografía maravilloso, por lo que cuestionamos al director cuál fue el proceso para crear imágenes tan impecables y cómo fue el proceso de trabajo con el director de fotografía.

Esta fue mi segunda ocasión trabajando con Argenis, él es mi compañero de generación, sin embargo, sólo habíamos trabajado una vez antes en un videoclip. Ahorita con esta ficción, justo como que una cosa que yo admiro mucho de Argenis, es que es como un fotógrafo fijo en set. Es un tipo con el cual yo puedo ser muy claro respecto a lo que necesito que contenga el plano, pero si le dejo completamente la angulación a él, él tiene una mirada muy creativa y a mí eso me gusta porque juega mucho, me siento muy retroalimentado ahí porque tiene una mirada que yo no tengo, yo no podría encontrar esos esos esos ángulos. Fue un proceso muy rico, muy rápido.

El cortometraje Pitbull aborda el tema de la masculinidad, los estereotipos derivados de una sociedad machista y las limitaciones que se autoimponen algunos hombres bajo la sombra del patriarcado. Sin embargo, era importante cuestionar al cineasta acerca de cuál es el mensaje que realmente desea transmitir con su obra y al respecto nos contestó lo siguiente.

Para mí tiene que ver con una reflexión, es un corto que yo hice para que otros hombres lo vieran. Aunque casi naturalmente el mercado que está más abierto a recibir un material así son las mujeres, yo la verdad lo hice tratando de llegar a mis compañeros varones. Primero, simplemente para ver qué pueden cuestionarse, que creo que es importante y también para que, o sea, creo que de pronto una cosa que ha pasado es que nosotros como hombres en México, parte del problema es que somos terribles con cómo tratamos a las otras personas, el machismo, creo que viene más o menos de ahí. Viene de un lugar en el que te maltratas muchísimo a ti mismo y eso es una cosa que a mí me pasó personalmente. Creo que simplemente incitar a la banda, a los hombres a que se miren a sí mismos, que se traten de una forma un poco mejor, a que se cuestionen desde la amabilidad, Necesitamos integrar más el cariño hacia nosotros mismos, no solamente hacia el resto.

León López también recalcó las dificultades que existen en el camino hacia el éxito, las dificultades para mantenerse vigente en la industria del cine y la importancia de ser fiel a uno mismo al momento de crear arte.

En algún momento nos casamos con esa idea de querer llegar a cierto escenario y comprometemos muchísimo el camino, la construcción de nuestras obras para poder llegar ahí, lo cual se vuelve sumamente dañino a nivel creativo. Creo que lo interesante es construir desde una medianamente libertad y también mediando la parte de insertar la película en la industria. Hay que ser hábil en ese juego, hay que pelear mucho para mantenerse vigente y mantenerse también auténtico a ti mismo.

Platicamos con León Lopez acerca de la nominación al Ariel de su cortometraje Chambelán en el año 2018, dentro de la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción. Agregó que fue un proyecto que realizó en su etapa como estudiante y al final fue una experiencia gratificante en su carrera.

Es una cosa muy bonita, o sea, el Ariel fue una cosa muy bonita porque nos permitió llegar con un corto estudiantil a esa esfera, lo cual es una cosa linda. A mí me gustó mucho porque, aunque no íbamos para nada, como con el nervio de que, si vamos a ganar o no, íbamos como una película que habíamos hecho en la escuela. Mi equipo en ese momento y yo hicimos una película capaz de llegar a un público que luego la consideró pertinente para entrar a esta competencia (…) me siento muy afortunado de que haya pasado en esa etapa estudiantil, que es como la etapa de echar a perder. Yo siento que salgo bien librado de eso, salgo muy nutrido como realizador de todas esas experiencias y también como persona.

Fabián nos confesó cómo fue que se interesó en el cine e hizo hincapié en las películas que lo influenciaron para querer dedicarse al cine, entre ellas están Amores Perros (92%) de Alejandro González Iñárritu y El Laberinto del Fauno (95%) de Guillermo del Toro.

Sí, sí, pues desde muy chavito me di cuenta que me interesaba especialmente el cine, que me comenzaba a acordar de nombres de los fotógrafos, de los guionistas, sobre todo de directores de actores y comienzas como con la parte de Hollywood, hallando como todo ese universo y luego se va ampliando y te das cuenta que se vuelve básicamente una obsesión, algo que está en tu cabeza todo el tiempo. En algún momento en la secundaria yo sabía que me quería dedicar a eso y lo relaciono mucho como con Amores Perros, también cuando vi el Laberinto del Fauno, que fue un gran catalizador para mí, emocionalmente fue una película que hasta el día de hoy me representa mucho.

No dejes pasar: Cineastas jóvenes analizan Amores Perros a 20 años de su estreno

El cineasta, originario de Tabasco, apuntó que antes de su paso por el ENAC, comenzó a tomar algunos cursos en Villahermosa que fueron pasos imprescindibles para acercarse al cine y a la cultura.

Yo soy de Tabasco y desde hace quizás como unos 15 años más o menos, fue que comencé, comencé con concursos de otras cosas. Comencé a tomar clases de poesía, de escritura, de prosa, de ensayo. Luego llegó una oportunidad maravillosa a Villahermosa que fue única, así que se abrió una escuelita pequeña, contrataron al CCC para que se dieran allá unos cursos y yo tomé un par de ellos, un curso de guion y un curso de cine documental que fueron invaluables para mí.

Le pedimos a Fabian que nos compartiera algún consejo para los cineastas jóvenes que están en provincia y que se encuentran en busca del mismo sueño de dedicarse al cine.

Yo recomiendo mucho el camino de la formación. Tratar de trabajar lo más que se pueda en producciones. Ahorita me parece que en general es un poco más sencillo. De pronto, como tocar la puerta para decir, ''oye, te ayudo, no me pagues, no pasa nada o simplemente solo dame la comida, pero yo te ayudo en tu corto'', buscar, siempre hay gente, yo creo en todos los lugares que están tratando de hacer algo y que nunca le va a venir mal una mano. También recomiendo que sean abundantes en el consumo de la cultura, creo que necesitamos que los cineastas no solamente sean buenos técnicamente, sino que también necesitamos que sean auténticos a nivel de discurso y que cultiven sus propios discursos.

Al preguntarle al director cuáles son las posibilidades de hacer cine en Tabasco, nos respondió que sí es una posibilidad aunque sea complicado, también mencionó a personas que radican en este Estado y al igual que él, también luchan por cumplir sus metas cinematográficas.

Es complicado, pero definitivamente sí existe y se está haciendo, o sea en Tabasco ahorita tenemos una cineasta maravillosa que yo conocí cuando todavía estaba en la escuelita allá; es Vania Quevedo; Vania ganó IMCINE hace dos años y está haciendo su largometraje documental. Tenemos otro cineasta que se llama Juan garrafa, también está haciendo sus cosas y somos como un mundito chiquito, un paquetito de personas.

Para finalizar la entrevista le preguntamos a Fabián cuales son sus próximos planes en su carrera. Nos adelantó que actualmente se encuentra trabajando en el desarrollo de su ópera prima.

Yo creo lo importante para mí ya lo que sea. A mí me pasó que salí de la escuela e inmediatamente tocó pandemia y eso me metió un pie muy grande, siento que como que había un impulso muy fuerte que fue mi tesis, que fue un corto que le fue muy bien, pero no acabo de pasar por la pandemia, o sea, yo no pude salir por la pandemia. Ahora con Pitbull he vuelto a romper esa ventana, pero ahora si lo puedo hacer físicamente. Entonces creo que eso es muy positivo. Ahí lo que yo creo es que un proyecto como Pitbull, que es muy pequeño me dice que para mí lo importante es seguir filmando, en ese sentido, ahorita yo estoy escribiendo una ópera prima, más bien estoy escribiendo una película y tengo escrita otra película y vamos a ver cuál se filma primero, estamos entrando ahorita a desarrollo.

El cineasta también planea hacer otro cortometraje en 2023 y recalcó que sus planes por ahora son seguir trabajando en el cine para lograr sus metas.

Tengo planes de hacer otro corto, porque ahorita seguramente el siguiente año no voy a poder filmar mi largo, entonces quiero hacer otro corto pequeño el año que viene y pues seguir trabajando, ahorita lo que sigue es seguir trabajando.

A continuación, te compartimos el tráiler del cortometraje Pitbull y puedes ver más acerca del trabajo de este joven cineasta en su canal de Vimeo.

Podría interesarte: RESEÑA: La niña y el cráneo | El poder de la imaginación