Platillos mexicanos que dejarían de existir con el cambio climático

¿Cuál es tu platillo favorito de la gastronomía mexicana? ¿Sabías que podría desaparecer si continúa el cambio climático? Esta emergencia ambiental provocaría que varios ingredientes de nuestra cocina dejen de existir o se modifiquen.

Como sabemos, el cambio climático representa la amenaza medioambiental más grande a la que se ha enfrentado la humanidad. La actual estrategia apunta a reducir lo más posible la dependencia de los combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero.

A decir de Greenpeace, los impactos económicos y sociales de este problema van desde daños a las cosechas y la producción alimentaria, hasta sequías, riesgos para la salud, fenómenos meteorológicos extremos e incluso megaincendios.

También te puede interesar: El cambio climático y la lucha contra la pobreza rural

Los platillos que ya no podríamos probar

Si el problema afecta a las cosechas, todos salimos perdiendo. Se sabe que tan solo México es el centro de origen de más de 100 especies de plantas comestibles que se conocen en el mundo. El chile en nogada tradicional, por ejemplo, utiliza frutas que solo se dan en la época de lluvias en el Altiplano Central, como la pera de San Juan, la manzana panochera y el durazno criollo. Si el cambio climático modifica este ciclo, será el fin de este y otros platillos tal como los conocemos.

A decir del Fondo Mundial para la Naturaleza México (WWF, por sus siglas en inglés) a lo largo de la historia, los humanos se han alimentado de alrededor de 7 mil especies de plantas y animales. Sin embargo, en la actualidad, el 90% de la dieta se basa en solo 15 especies de vegetales y ocho de animales.

Pero, ¿qué comidas actuales dejarían de ser las mismas si este problema ambiental avanza?

Tacos, quesadillas, tostadas, gorditas, pozole, tamales, esquites y sopes

Foto: Getty Images

El maíz, corazón de la gastronomía mexicana, está siendo afectado por el cambio climático. A decir de un estudio publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), este alimento depende muchísimo de la variabilidad interanual de la lluvia, por lo cual la sequía representaría una amenaza frontal. “Los escenarios futuros muestran una reducción de 10% en la producción de maíz en México y hasta de 30% en ciertas regiones. Esto representa una potencial crisis social y ambiental en las próximas décadas”, indica la investigación.

Mole

Foto: Getty Images

Un ingrediente básico para la preparación de este platillo es el chocolate, y su existencia estaría en riesgo si la temperatura continúa aumentando. Este desajuste ha provocado inestabilidad en las plantas de cacao. Además de México, dos de los países líderes en este alimento son Costa de Marfil y Ghana, que podrían estar en problemas por este conflicto ambiental, lo cual los llevaría a aumentar los precios. De hecho, investigadores calculan que el calentamiento global podría acabar con la producción de chocolate para 2050.

Guacamole

Foto: Getty Images

¿Un Super Bowl sin guacamole? Resulta que el aguacate sería uno de los principales afectados por el cambio climático. Y es que, para producirse, necesita de grandes cantidades de agua. De ahí que, en México, su precio continúe elevándose. Sin embargo, dado que las sequías serían una consecuencia de este problema ambiental, el aguacate pagaría las consecuencias e incluso tendría un sabor diferente, por una combinación entre la falta de agua suficiente y el uso de insecticidas.

Enchiladas y salsas

Foto: Getty Images

El sabor de este alimento no será el mismo si el cambio climático sigue avanzando. “Estos chiles, ya sea secos o frescos, han dado vida a una multiplicidad de platillos que incluyen salsas, moles, pipianes o chiles rellenos. Sin embargo, solo cuatro de cada 10 tipos de chiles verdes consumidos por los mexicanos son producidos en el país. El restante 60% viene de China”, indicó Jorge Rickards, Director General de WWF México. El problema también afectaría a alimentos como frijoles, jitomates y calabazas.

Cerveza

Foto: Getty Images

Una reunión con amigos sería muy diferente sin cerveza. Pero los fenómenos meteorológicos están disminuyendo el rendimiento de la cebada. De ahí que esta bebida pueda aumentar de precio. Así lo señala un estudio de 2018 realizado por el Centro de Política Agrícola de China y la Escuela de Ciencias Agrícolas Avanzadas de la Universidad de Pekín.

¿Qué se está haciendo?

Actualmente, grupos de chefs, cocineras tradicionales y escuelas gastronómicas de México se han unido a una campaña titulada ‘Dale chamba’, para promover el uso de ingredientes que están en riesgo y son esenciales en la cocina del país.

Sin embargo, más allá de las estrategias propuestas por organizaciones internacionales, la transformación está en los pequeños grandes cambios. ¿Qué puedes hacer tú? El WWF recomienda acciones básicas que pueden hacer la diferencia, como llevar un registro del consumo que se hace de los servicios en casa (agua, luz, gas, comida), acumular el agua de la regadera y utilizarla para las plantas o limpieza, apagar la luz al dejar una habitación, utilizar focos ahorradores y desenchufar aparatos que no se estén usando, entre otras medidas.

También te puede interesar: Regalo para las futuras generaciones: mapa 3D actual de la Tierra

@braham_MV