La miniserie de Gucci que marca un antes y después en el mundo de la moda

Adriana Terán
·4  min de lectura

No es un fashion film de tres minutos. Esta vez, el recurso para marcar diferencia es una miniserie de siete capítulos dirigida por un reconocido director de cine, Gus Van Sant, y el director creativo de Gucci, Alessandro Michele. Con esta propuesta para presentar su nueva colección, Gucci marca un precedente en la manera de mostrar la moda.

Ouverture of Something That Never Ended dirigida por Gus Van Sant y el director creativo de Gucci, Alessandro Michele (en la foto), establece un hito para presentar moda. (AP Photo/Luca Bruno, File)
Ouverture of Something That Never Ended dirigida por Gus Van Sant y el director creativo de Gucci, Alessandro Michele (en la foto), establece un hito para presentar moda. (AP Photo/Luca Bruno, File)

Hace apenas unos meses era incierto el futuro de la industria. Marcas, comerciantes, diseñadores, medios, empresarios, todos se preguntaban sobre cómo avanzar en el panorama incierto y desolador que planteaba la parálisis total de todo, por efecto de la pandemia.

Steven Kolb, presidente y director ejecutivo el Consejo de Diseñadores de Moda de América, el CFDA, decía que podía ser que los desfiles sin público fuesen una solución temporal a la crisis actual, pero que jamás nada se compararía con vivir la experiencia.

Comenzaron a tacharse las fechas en todos los calendarios y las semanas de la moda, ese motor impulsor de la industria estaban canceladas. Desde entonces la reinvención no ha parado. La industria de la moda se niega a morir. Sí sufrió, pero ha superado la prueba.

Se han hecho desfiles sin público y virtuales; se han producido más fashion films, las redes y el e-commerce se convirtieron en pilares más que complementos. Sigue girando la rueda en busca de alternativas para hacer de la moda algo cada vez más interesante con la esperanza, quizás, de algún día retomar la grandeza de aquellos días de front row llenos y celebridades. Y es en estas vueltas, en las que Alessandro Michele, Gucci ha sabido girar marcando la diferencia.

El director creativo de la firma italiana ha tomado mano de un antiguo recurso de marketing, el product placement para convertirlo en un hito de la moda actual. Así, junto al legendario director de cine Gus Van Sant, presentó recientemente Ouverture of Something That Never Ended, una miniserie cuyos capítulos duran menos de 20 minutos cada uno y, que con una estética cautivadora, narra de forma surrealista una historia a medio camino entre la ficción y lo documental.

Protagonizada por Silvia Calderoni, se adentra en su cotidianidad para acercarse al espectador casi de forma hipnótica, mientras fluye la nueva colección vestida por todos los personajes.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Este virus ha puesto sobre la mesa la idoneidad de la forma actual de presentar las colecciones”, afirmaba Lorna Hall, directora de Inteligencia de Moda de la consultora WGSN en una nota publicada por Vogue y es definitivamente cierto. El cliché de que las crisis generan grandes oportunidades es casi un mantra durante 2020 y Gucci se ha arriesgado a explorar nuevos territorios creativos.

Ouverture of Something That Never Ended, va transcurriendo de forma onírica, mostrándonos migajas de vidas que queremos ver más de cerca, a un ritmo que nos permite apreciar todos los detalles.

Aquí, la curiosidad, las imágenes evocadoras, la misma ciudad de Roma, el sentido andrógino de la propuesta, y la intención de que reflexionemos hasta sobre la pluralidad de géneros, nos demuestra que se juntaron intencionalmente varios elementos para generar una conexión poderosa.

El editor de moda y periodista especializado Gianfranco Berardinelli opina que la serie es un ejercicio de cómo adaptarse a una realidad actual. “Más allá de contar una historia e insertar en ella productos, que es tan obvio, se aprecia una estética tan particular contando una historia emotiva en la que no deja de sorprender lo ecléctico, y en la que se mezclan distintas etapas de la marca para lograr que cada pieza sea timeless. Y sí que Alessandro Michele lo ha logrado, no solo en esta propuesta, sino con la marca en general”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Las marcas vienen intentando vender de esta manera velada, para que más allá del producto, la gente compre una historia que permanece, que se traduce en la esencia de la marca. Lo hemos visto en maravillosos fashion films, pero esta vez, Gucci da un paso más, entrando a la casa de los consumidores a través de las pantallas para hacerles llegar un mensaje lleno de valores estéticos y emocionales. Cuando ese producto llega a casa, más que un valor económico, existe una conexión emocional. Si funciona o no, está por verse, porque la moda está adaptándose creativa y comercialmente a esta nueva realidad”.

Harry Styles, Billie Eilish, Lu Han, el crítico de arte Achille Bonito Oliva y el mismo Gus Van Sant, nominado dos veces al Oscar, aparecen en distintos episodios de esta serie que todo amante de la moda y de la cultura pop, incluso por pura curiosidad, debe ver.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Victoria Volkova y lo que ha hecho su portada de Playboy México por todas las personas transgénero del mundo

Las claves para usar el traje blanco con estilo: de la lencería al maquillaje

La reinvención tras la pandemia: cuatro tendencias de belleza en 2021

EN VIDEO: Los sencillos trucos caseros que te harán sentir que cada noche duermes en un hotel de cinco estrellas