Anuncios

El Régimen (The Regime) | Top de críticas, reseñas y calificaciones

El Régimen (The Regime) | Top de críticas, reseñas y calificaciones
El Régimen (The Regime) | Top de críticas, reseñas y calificaciones

El escritor (ahora creador) Will Tracy ―quien ha trabajado en los guiones de Last Week Tonight with John Oliver, Succession (100%) y El Menú (85%)― presenta El Régimen (50%), una sátira política de 6 capítulos acerca de un estado europeo ficticio en decadencia liderado por una dictadora insegura y alejada de la realidad, interpretada por Kate Winslet.

Sigue leyendo: Donald Trump dice que le rogaron para aparecer en Mi pobre angelito 2

Es la tercera miniserie de Kate Winslet en HBO, pues ya trabajó en Mildred Pierce bajo la dirección de Todd Haynes y en Mare of Easttown (90%) bajo la dirección de Craig Zobel y la escritura de Brad Ingelsby . En esta ocasión Stephen Frears (La Reina (97%), Relaciones Peligrosas (93%), The Grifters (90%)) y Jessica Hobbs (The Crown (100%), The Slap) dirigen la miniserie.

El elenco lo completa Matthias Schoenaerts como Herbert Zubak, el nuevo confidente de Elena; Guillaume Gallienne como Nicholas, el esposo de Elena; Andrea Riseborough como Agnes, la mano derecha de Elena; Martha Plimpton como Judith Holt, la secretaria de Estado de Estados Unidos y Hugh Grant como el líder de la oposición.

Póster oficial (Fuente: Max Latinoámerica)
Póster oficial (Fuente: Max Latinoámerica)

Ver Video

¿De qué trata El Régimen?

Un régimen autoritario en la moderna Europa Central comienza a desmoronarse. Después de pasar bastante tiempo sin salir del palacio, la canciller Elena Vernham se ha vuelto cada vez más paranoica e inestable cuando recurre a un soldado volátil, Herbert Zubak, como confidente inesperado. A medida que la influencia de Zubak sobre la canciller continúa creciendo, los intentos de Elena de expandir su poder eventualmente resultan en la fractura tanto del palacio como del país a su alrededor.

La crítica tiende a ser negativa con El Régimen: Es el primer papel de Kate Winslet de este estilo, quien se entrega a un juego satírico y entrega no una imitación de un dictador, sino una dama de hierro contemporánea. Pero la miniserie no iguala la energía de la protagonista pues prefiere el estilo sobre la sustancia, lo que la lleva a un acercamiento superficial sobre el "fascismo".

Agregando a lo anterior, el tono no es consistente y las excentricidades, lo absurdo y lo extraño opacan lo cerebral. También palidece frente a la política real, los chistes son repetitivos, el talento está desperdiciado y parece que la escritura está a medias, casi como un borrador de Veep (71%) o de The Thick of It.

A favor tiene la progresión de la sátira a la farsa y de la comedia al drama político; diálogos profanos, trepidantes y llenos de insultos; una ambientación excelente; fragmentos de comedia delirantes; comprensión del carácter y de las relaciones, y un elenco ambicioso en donde destaca Matthias Schoenaerts.

Tal vez te interese: Natanael Cano, estrella de VGLY, responde a los comentarios de AMLO sobre los corridos tumbados

¿Qué dice la crítica de El Régimen?

Judy Berman de Time Magazine:

El Régimen es muy divertida, producida hábilmente, pero nunca ofrece el comentario político astuto que su premisa podría respaldar. Es menos una sátira que una farsa: más El Menú que Succession. Las observaciones sobre el capitalismo global, la hipocresía de la extrema derecha y el imperialismo estadounidense y chino siguen estando poco desarrolladas, al igual que algunos personajes secundarios cuyas escenas nunca tienen la oportunidad de convertirse en argumentos completos. Por supuesto, denle a Winslet otro Emmy. Si tan solo la ambición de Tracy coincidiera con la de su estrella.

Kelly Lawler de USA Today:

La política real en 2024, dentro y fuera de Estados Unidos, a menudo parece ridícula. Para que nuestras historias de ficción las superen tienen que ser muy grandes o mejor no molestarse en hacerlas en absoluto. El Régimen es tremendamente ambiciosa, pero el resultado es una farsa demasiado ridícula para seguir siendo divertida. Tiene sus momentos pero se derrumba bajo todas esas ideas descabelladas. Si la serie intenta presentar algún punto político general, se pierde en medio del caos.

Brian Lowry de CNN Entertainment:

Si bien hay una idea aparentemente fértil en ver cómo una autocracia se desmorona por dentro y por fuera, mientras el poder desenfrenado genera una especie de locura, los aspectos más cerebrales se pierden en gran medida en las excentricidades del programa, abrumando cualquier sentido de matiz. (...) A HBO, comprensiblemente, le habría resultado difícil decir no a una serie limitada con la estrella merecidamente condecorada en el centro. Pero después de ver El Régimen, consideren esto como una oferta que probablemente deberían haber rechazado.

Daniel Fienberg de The Hollywood Reporter:

El Régimen es una sátira política que, con demasiada frecuencia, no logra sondear a sus objetivos a un nivel más profundo que “los autócratas están aislados de la gente que gobiernan y, por lo tanto, suelen ser malos”. Los antecedentes del creador de la serie Will Tracy en Succession hacen que las comparaciones sean inevitables y estén destinadas a la decepción, pero sigue siendo un hábil creador de diálogos francamente profanos y, en Winslet, tiene una estrella que es capaz de desplegar ese diálogo como un garrote

.

Carly Lane de Collider:

Con El Régimen de este año, que proviene del escritor de El Menú y Succession Will Tracy, Winslet está preparada para ofrecer otra actuación que sin duda generará expectación. Sin embargo, el mayor dilema que tiene esta miniserie es poder igualar la energía que le actriz le da a posiblemente uno de los personajes más despreciables de su filmografía. En parte sátira oscura, en parte drama, El Régimen ofrece matices de versiones ridículas anteriores de la política como Veep y The Great, pero no le da a la audiencia el tiempo suficiente para involucrarse tanto en sus personajes moralmente en bancarrota como lo hicieron esos programas.

Ver Video

Meghan O'Keefe de Decider:

El Régimen entrelaza una sátira política brutal, fragmentos de comedia delirantes y actuaciones sublimes para llevar a los espectadores a un viaje retorcido a través del espejo. Los personajes desempeñan roles alegóricos muy claros, pero El Régimen es mucho más que una simple caricatura política de acción real. Incluso cuando el programa pulveriza vertiginosamente las hipocresías del régimen de Elena, no te permite olvidar el costo real de los juegos dementes de estos poderosos jugadores: el sufrimiento humano. El Régimen es un triunfo retorcido.

Laura Babiak de Observer:

Hay muchos guiños ingeniosos al panorama político moderno, en los que los temas de conversación vacíos y sin fundamento se convierten en la columna vertebral de la ideología del partido en lugar de la acción real. (...) Sin embargo, al mismo tiempo, la sátira puede parecer un poco vacía. Algunos chistes no van más allá de repetir como un loro un titular de Fox News y se contentan con señalar lo absurdo en lugar de profundizar realmente en ello. (...) Como sátira política, El Régimen seguramente te hará reír, pero puede que no te haga pensar.

Caryn James de BBC Culture:

Cuando el mundo comienza a inclinarse hacia el autoritarismo, puedes atacar esa realidad con ira o socavarla con burla. El Régimen, una sátira absurda pero cercana a casa, asume que es mejor reír para no llorar. Con una espectacular, divertida y escalofriante Kate Winslet como la imperiosa canciller de un país ficticio de Europa Central, la cautivadora serie es una comedia que nunca ignora los dramas globales de la vida real que hay detrás de todo.

Graeme Guttmann de Screen Rant:

Incluso cuando flaquea, El Régimen es un retrato fascinante, aunque poco elaborado, del autoritarismo. Gran parte de la serie tiene lugar en o en los terrenos del palacio real, mostrada por una cámara aturdida que recorre los decadentes pasillos y las cavernosas habitaciones. Al igual que su cámara, la serie oscila violentamente entre el humor seco y el drama político, y al final no todo sale bien. Afortunadamente, la fuerza fundamental de Elena Vernham de Winslet hace que el viaje a través del infierno autoritario valga la pena.

Allison Picurro de TV Guide:

Si El Régimen rara vez es tan divertida como debería ser una sátira enérgica es el delicioso tira y afloja de esa relación que te mantiene mirando. Compensa elementos como la escritura impecable del programa, que a menudo parece demasiado inteligente para su propio bien. (...) Pero El Régimen, que también cuenta con un mundo ricamente dibujado y lleno de detalles exquisitos, no está exenta de placeres. El elenco secundario se completa con actuaciones destacadas de Riseborough, Gallienne, Martha Plimpton y un muy bienvenido Hugh Grant en un papel invitado que no revelaré aquí, pero la serie, naturalmente, pertenece a Winslet y Schoenaerts.

Ver Video

No te vayas sin leer: Veep: 5 buenas razones para ver la serie