Relacionan el uso de la píldora con la depresión

Texto: Maribel Barros

Las mujeres que utilizan algún tipo de anticonceptivo hormonal podrían tener más probabilidades de padecer depresión, de acuerdo con una nueva investigación europea.

image

Relacionan la píldora con la depresión. Foto: Katie Little/Getty Images.

Algunos estudios previos han sugerido que los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona podrían jugar un papel importante en la depresión. Esta idea no es precisamente controversial, ya que además se ha mostrado que las mujeres con altos niveles de progesterona y bajos niveles de estrógeno tienen mayor riesgo de padecer depresión.

Sin embargo, casi no se han hecho estudios en relación a los efectos que los anticonceptivos hormonales a este respecto. Recordemos que estos anticonceptivos regulan los niveles de estrógeno y progesterona. Por eso desde de la Universidad de Copenhague un equipo de científicos se dio a la tarea de investigarlo.

Analizaron los registros médicos de más de un millón de mujeres danesas entre 1995 y 2013, todas de ellas con edades comprendidas entre los 15 y lo 34 años. El propósito era asesorar si el uso de algunos anticonceptivos hormonales aumentaba las probabilidades de recibir un primer diagnóstico de depresión de un hospital psiquiátrico o la prescripción por primera vez para el uso de algún antidepresivo.

De entre todas las mujeres analizadas, 55.5% utilizaron algún tipo de anticonceptivo hormonal, y de ellas 23,077 fueron diagnosticadas con depresión y 133,178 recibieron una prescripción para tomar antidepresivos.

Entre los resultados, publicados en la revista JAMA Psychiatry, encontraron que las mujeres entre los 20 y 34 años de edad que utilizaron contraceptivos combinados (que contienen estrógeno y progestina), tenían 1.23 veces más riesgo de ser diagnosticadas con depresión, mientras que en las que solo tomaban píldoras de progestina este riesgo aumentaba a 1.34 veces.

Por su lado, las adolescentes (entre los 15 y 19 años), mostraron un mayor riesgo, ya que entre ellas, el uso de anticonceptivos combinados aumentó las probabilidades en 1.8 veces, y el uso de solo progestina en 2.2 veces.

Por su parte, las mujeres que utilizaban parches, o dispositivos intrauterinos también mostraban un mayor riesgo, quizá porque estos métodos contienen más hormonas que la píldora tradicional, sugieren los investigadores. De hecho entre las adolescentes, el riesgo en estos casos era tres veces mayor.

De acuerdo con los investigadores estos resultados demostrarían que el uso de todos los anticonceptivos hormonales aumentaría el riesgo de depresión y de utilizar antidepresivos en las mujeres. Además sugieren que apoyaría la teoría de que la progesterona sí juega un papel en la depresión, ya que entre los anticonceptivos hormonales utilizados durante el estudio, aquellos de solo progestina se ligaron a un mayor riesgo, comparado con los combinados.

No hay razón para alarmarse

Pese a que todo esto parecen ser malas noticias, la comunidad científica insiste en que esto no debe ser motivo de alarma, ni significa que hay que abandonar los anticonceptivos hormonales. Una de las razones es que el estudio en cuestión no consideró que los antidepresivos no siempre se diagnostican para tratar cuadros de depresión.

Es por eso que llaman a que se hagan más estudios, para ver si estos resultados pueden repetirse.

@travesabarros

También te puede interesar:

En 10 años, ¿el té podría sustituir a la píldora anticonceptiva?

Cuanto más atractiva es una mujer, menos probabilidades de que el hombre acceda a utilizar un condón

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.