RESEÑA | El Perro Samurái: La Leyenda de Kakamucho | Los mitos de Kurosawa medianamente entendidos

·5  min de lectura
RESEÑA | El Perro Samurái: La Leyenda de Kakamucho | Los mitos de Kurosawa medianamente entendidos
RESEÑA | El Perro Samurái: La Leyenda de Kakamucho | Los mitos de Kurosawa medianamente entendidos

Akira Kurosawa fue uno de los directores más importantes del séptimo arte, tanto de Japón como de toda la industria cinematográfica en general. Durante su larga carrera a lo largo de cinco décadas, realizó un total de 30 películas, de las cuales las más famosas son Los Siete Samurais (100%), Rashomon (100%), Ran, Yojimbo (97%), La Fortaleza Escondida (100%) o Dersu Uzala. Gran parte de su legado se ha visto reflejado en muchos aspectos, uno de ellos es Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza (93%) y The Mandalorian (91%).

Te puede interesar: Akira Kurosawa: Sus 10 mejores películas según Rotten Tomatoes

El otro, es el género completo de los westerns que beben bastante de las producciones niponas. Si bien es obvio que no todo vino de la mente de Kurosawa, sí es un referente para las ya mencionadas producciones de vaqueros. Dentro de su estructura narrativa había aspectos que siempre se repetían que con el paso de los años se han seguido como manual o guía. El llamado Camino del Guerrero o Viaje del héroe tiene mucho que ver aquí. ¿Qué tiene que ver todo lo mencionado con El Perro Samurái: La Leyenda de Kakamucho (64%)?

Hank, un perro encantador con la cabeza llena de sueños sobre convertirse en samurái, parte en busca de su destino en esta comedia animada inspirada en el clásico de Mel Brooks 'Blazing Saddles'. Cuenta con un reparto original de voces conformado por Michael Cera, Samuel L. Jackson, Ricky Gervais, Michelle Yeoh y Djimon Hounsou.

La película dirigida por Mark Koetsier, Rob Minkoff, Paul Stodolny, Chris Bailey y Rob Silvestri, se ubica en el periodo del shogunato, aparentemente en una región nipona entre los años 1336 hasta 1573 donde la población está enteramente habitada por gatos en todas sus variaciones. En cierta región, gobierna un shogún que dentro de varios días hará una visita a un pueblo llamado Kakamucho, la cuestión aquí es que el encargado odia que desde su palacio la vista se ve arruinada por dicho pueblo y sólo quiere eliminar del mapa a esta comunidad.

Como bien se menciona, la influencia de Kurosawa se hace presente tanto en sus personajes como en la historia, pues hay un gobernante malvado, un pueblo con una población desprotegida y necesitada de ayuda, un héroe que se ve involucrado por fuerzas del destino, un maestro que está retirado y un final con una batalla a escalas mayores donde el personaje principal muestra su valía.

Que no se te pase: METE-CRÍTICA | Maya y los tres, y lo que le hace bien a la animación mexicana

Si bien esta lista de detalles podría entrar en un gran drama/western, el enfoque es distinto al tratarse de una película animada que está dirigida para un público infantil. Algo que no necesariamente es malo o limite la historia que se quiere contar. Como tal, sí hay un héroe carismático, un villano pintoresco y un personaje que sólo se la pasa haciendo o diciendo cosas graciosas, por lo cual, cualquier infante puede disfrutar la cinta.

El problema viene en el desarrollo de la misma y la lógica que plantea. Si bien al ser una cinta animada para niños no la excusa de cometer faltas, pues al tratarse de una época donde todo era rudimentario y una evidente falta de luz eléctrica, por varios momentos aparecen luces de discoteca, artefactos fuera época o vestimenta más acorde a un sociedad actual, lo que si bien no tira la trama sí hace cuestionarse si de verdad se le prestaron atención a estos detalles.

A pesar de seguir al pie de la letra El viaje del héroe, hace que todo sienta monótono sin ninguna sorpresa. Hay secuencias de entrenamiento, un duelo con un adversario grande y fuerte, el momento del declive del protagonista y la entrada triunfal; desgraciadamente no se hace un esfuerzo para sorprender o desafiar dichos pasos, lo que resulta en una aventura gris.

Es de tu interés: RESEÑA: Sonic La Película | Cuando los fans y el público ganan

Algo que sí se destaca es la animación de principio a fin. Pues los detalles que se le pusieron tanto a los animales como al entorno hablan bien del equipo encargado de dicho rubro. Tanto los habitantes del pueblo se distinguen uno por uno, los guardias del palacio tienen diferentes cuerpos y tamaños, denotando que no todos son "copiar y pegar". Los anocheceres, atardeceres, las casas, las puertas, el bambú, los fideos, las vestimentas y hasta los anteojos tienen un detalle bastante reconocible. Las secuencias flashback poseen otro estilo de animación muy ad oc al recurso.

El punto más positivo de la cinta es su comedia. Por momentos es tan inteligente como para romper cuarta pared, insertar referencias a otras cintas, subvertir diálogos al momento de ser aburridos en algunos más ingeniosos. Además el uso del espacio está correctamente usado, de modo que lo bien pudo ser una persecución genérica terminó siendo algo hábil. Incluso en la secuencia de inicio ya se juega con los títulos como si fueran parte del entorno real.

Al final, El Perro Samurái: La Leyenda de Kakamucho (64%) es una cinta que si bien no será recordada en una semana, sí es una película que todos los niños van a disfrutar al ser entretenida, graciosa y divertida. Se las ingenia para usar a los gatos y a un perro de forma carismática. Aunque puede que para un público mayor, sólo sean 85 minutos de animales jugando a las espadas.

Dato adicional: En el doblaje latino se encuentran Juanpa Zurita y Faisy en los papeles protagónicos y esperamos de todo corazón que no se vuelvan a dedicar en su vida a ningún rubro del doblaje.

Antes de que te vayas: Películas animadas con grandes personajes femeninos