El Salvador continúa su mejora fiscal, pero las preocupaciones se mantienen: JPMorgan

·2  min de lectura
Foto de archivo del logo de JP Morgan Chase Bank frente a sus oficinas en Manhattan, Nueva York

(Repite para ampliar suscriptores, texto sin cambios)

15 ago (Reuters) - El Salvador probablemente podrá financiarse durante los próximos dos años, pero su deuda está en camino de volverse insostenible más allá de 2024, dijeron el lunes analistas de JPMorgan.

"Las perspectivas fiscales a corto plazo del país siguen mejorando, y apoyan nuestro planteamineto de que será capaz de satisfacer sus necesidades de financiación a corto plazo al menos hasta 2024", dijo el economista de JPMorgan, Steven Palacio, en una nota. "La corrección del déficit fiscal del país ha sido sobresaliente, y continuó a junio".

Los agentes del mercado a principios de este año temían que El Salvador no pudiera pagar un bono que vence en enero de 2023, y los precios del mismo se desplomaron a niveles de riesgo para un vencimiento a corto plazo.

Sin embargo, el déficit fiscal primario de El Salvador, que había alcanzado el 6% del Producto Interno Bruto durante la pandemia, aumentó 0,2% a un superávit del 0,8% del PIB, según datos y estimaciones de JPMorgan.

Pero, el banco de Wall Street dijo que se necesita un aumento de alrededor de 1,5 puntos porcentuales más para mantener la sostenibilidad de la deuda.

"Nuestra previsión base es que hay una alta probabilidad de un episodio crediticio después de 2024", señaló la nota, añadiendo que un aumento de la consolidación fiscal podría reducir las posibilidades de ese resultado.

El Gobierno dijo a finales de julio que tenía unos 560 millones de dólares disponibles para una recompra de bonos de 2023 y 2025 prevista para finales de este mes. Esos vencimientos suman unos 1.600 millones de dólares.

El bono 2023 ha subido casi 25 puntos en precio desde que tocara fondo a mediados de julio por debajo de los 64 centavos de dólar. La mayor parte del alza se produjo después de que el presidente, Nayib Bukele, anunciara la recompra, que se haría a precios de mercado.

El bono 2025 pasó de 27 centavos a un máximo de 47 centavos tras el anuncio y el lunes cotizaba a 44,4 centavos, con un rendimiento de casi el 50%.

(Reporte de Rodrigo Campos; editado en español por Aida Peláez Fernández)