Anuncios

Steve Irwin: el excéntrico cazador de cocodrilos que murió de la forma más insólita

Steve Irwin, el famoso cazador de cocodrilos, murió un día como hoy en 2006
Steve Irwin, el famoso cazador de cocodrilos, murió un día como hoy en 2006

Steve Irwin, también conocido como “el cazador de cocodrilos, murió un día como hoy, pero de 2006. La conducción de un programa en el cual realizaba expediciones y aventuras que resultaban fascinantes para el público lo llevó a ser una reconocida figura, y gracias a su carisma y pasión por la vida silvestre logró consagrarse como uno de los ambientalistas más queridos de todo el mundo.

La vertiginosa carrera de Steve Irwin, el cazador de cocodrilos

Stephen Robert Irwin nació el 22 de febrero de 1962, en Melbourne, Australia. Desde que era niño vivió rodeado de animales gracias al interés de sus padres por la fauna. Es más, su familia es la fundadora del Zoológico de Australia en Queensland, ciudad a la que Steve se mudó de grande para encargarse de la administración de este parque.

A los 30 se casó con Terri Raines, una ecologista estadounidense con quien tuvo sus dos hijos, Bindi Sue y Robert. Terri fue clave en el ascenso de Steve dado que fue justamente durante su luna de miel cuando ambos decidieron filmarse atrapando cocodrilos, y ese material fue utilizado como primer episodio de lo que terminó siendo el mayor hito de su carrera: la serie El cazador de cocodrilos.

El programa se estrenó en 1996 en Animal Planet y fue televisado en 130 países. Steve no tardó en alcanzar la fama mundial, dado que público terminó conquistado por su personalidad y la valentía con la que enfrentaba temidas especies.

Toda la familia Irwin participaba de los programas de Steve y compartía el amor por los animales
Toda la familia Irwin participaba de los programas de Steve y compartía el amor por los animales - Créditos: @Google

Pronto, Irwin se convirtió en un ícono televisivo, lo que lo llevó a explorar otras áreas del espectáculo como el cine. En 2001 tuvo una participación especial en la película Dr. Dolittle 2, protagonizada por Eddie Murphy, y un año más tarde lanzó su propio largometraje llamado The Crocodile Hunter: Collision Course, que se tradujo como El cazacocodrilos: Misión salvaje. Incluso prestó su voz para el film animado Happy Feet, que se estrenó en 2006.

Junto a su esposa decidió fundar la ONG Wildlife Warriors (Guerreros de la Vida Silvestre, en español), una asociación encargada de enseñar y difundir la importancia sobre la vida animal y su entorno a las personas, especialmente a las generaciones más jóvenes.

La triste muerte de Steve Irwin y su legado

Steve Irwin falleció a los 44 años, el 4 de septiembre de 2006 durante una travesía de buceo en Batt Reef, área perteneciente a la Gran Barrera de Coral, en Queensland, Australia. Se encontraba filmando un documental llamado Ocean’s Deadliest (Los más mortales del océano), cuando decidió navegar aguas poco profundas para realizar algunas tomas.

El único testigo que presenció la fatal secuencia contó que una raya de 2,5 metros se acercó al presentador, lo atacó y provocó su muerte. “[Steve] Se ubicó justo encima de una de ellas y el espolón de la raya lo picó en medio del pecho, justo en el corazón”, relató en esa ocasión John Stainton, quien era colega de Irvin y estaba a bordo de su barco en el momento del accidente.

Dos semanas más tarde se llevó a cabo el funeral del “cazador de cocodrilos” en el zoológico de Queensland en una ceremonia que fue televisada ante más de 300 millones de espectadores de todo el mundo. El pueblo australiano y la sociedad en general estaban conmovidos por la repentina muerte de una de las figuras más alegres de la televisión, que pasó a la eternidad como uno de los mayores defensores de la vida silvestre del mundo.

En la actualidad, su esposa e hijos continúan con su legado y mantienen su filosofía de vida y entusiasmo por los animales. Terri Irwin está al frente del zoológico de Australia, donde trabaja el resto de su familia.

Bindi Sue, la mayor de sus hijos, también se convirtió en una personalidad de televisión. Es conocida por ser la ganadora de la temporada 21 del programa estadounidense de baile Dancing with the Stars. En 2020, la joven se casó con Chandler Powell, y al año siguiente dieron la bienvenida a su hija Grace Warrior Irwin Powell.

En tanto, su hijo menor Robert fue designado como miembro y embajador de Scouts Australia, una de las asociaciones más importantes en la difusión e inclusión de jóvenes por la naturaleza. Recibió este reconocimiento con solo 14 años. Además de participar de programas de televisión y de abocarse al zoológico de Australia, él también se dedica a la fotografía.