Streaming: en Greyhound, Tom Hanks se pone al frente de la Batalla del Atlántico

·3  min de lectura

Greyhound: En la mira del enemigo (Greyhound, Estados Unidos-Canadá-China/2020) Dirección: Aaron Schneider Guion: Tom Hanks, basado en la novela de CS Forester Fotografía: Shelly Johnson Música: Blake Neely Edición: Mark Czyzewski y Sidney Wolinsky Elenco: Tom Hanks, Stephen Graham, Elisabeth Shue, Michael Benz, Rob Morgan y Manuel Garcia-Rulfo Duración: 91 minutos Calificación: apta para mayores de 13 años Disponible en: Apple TV+ Nuestra opinión: buena

Greyhound: En la mira del enemigo tenía su estreno previsto en salas de cine para fines de marzo último, pero la pandemia del Covid-19 obligó a modificar los planes. Tras sucesivos cambios en las fechas de lanzamiento, finalmente Apple TV+ ofreció unos 70 millones de dólares por los derechos mundiales (la compra más cara en la corta historia de esa plataforma de streaming) y hace pocos días la presentó como su nueva película original. Y, más allá de la excelente calidad de imagen y audio que ese servicio ofrece a sus abonados, la sensación (casi la certeza) es que una producción de estas características, de estas dimensiones visuales, no funciona con el mismo impacto y eficacia en el ámbito hogareño que en una pantalla gigante con sistema de sonido de última generación.

Este segundo largometraje de Aaron Schneider luego de El funeral: Una fábula verdadera (Get Low), con Robert Duvall, Sissy Spacek y Bill Murray, está basado en un guion del también protagonista Tom Hanks, quien a su vez se basó en la novela publicada en 1955 por CS Forester.

El resultado es un film sobre la Batalla del Atlántico puro y clásico, inusualmente corto (apenas 81 minutos si no se toman en cuentan los extensos créditos finales) y con un mínimo contexto psicológico (hay solo un par de momentos en los que aparece Elisabeth Shue como la esposa del comandante Ernest Krause que interpreta Hanks). Hanks es, entonces, el principal argumento que tiene la película para su triunfo (cinematográfico y en batalla). En un personaje que mantiene ciertos rasgos de la nobleza, el heroísmo y la integridad de sus trabajos en Rescatando al soldado Ryan, de Steven Spielberg; Capitán Phillips, de Paul Greengrass; o Sully: hazaña en el Hudson, de Clint Eastwood, el Krause de Greyhound es el típico hombre común que debe atravesar circunstancias extraordinaria. O sea, es un militar entrenado, pero con nula experiencia en combate.

Cuando el convoy internacional de 37 naves con soldados y provisiones que cruza el Atlántico rumbo a Liverpool con apenas cuatro buques de apoyo es atacado en 1942 por media docena de submarinos alemanes, deberá demostrar a bordo del Greyhound del título un aplomo, una entereza, una sagacidad y una convicción para la que no muchos están preparados. Las escenas bélicas están bien narradas (casi siempre desde la perspectiva de los tripulantes del Greyhound), las panorámicas aéreas le agregan una bienvenida espectacularidad, y las tomas submarinas permiten apreciar la presencia amenazante de los U-boats nazis, pero -más allá de esos aciertos- a quien no le interese demasiado el subgénero de batallas navales, la experiencia puede resultarle bastante frustrante.

Con un buen uso de los efectos visuales y la solidez del elenco que acompaña a Hanks, se trata de una película que funciona específicamente en los términos del cine bélico más tradicional en los que está planteada. Ni más ni menos que eso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.