Anuncios

“Stuck In The Middle With You”: la pegadiza burla elogiada por Bob Dylan que Quentin Tarantino revivió para musicalizar una escena “complicada”

“Stuck In The Middle With You”: la joya alabada por Bob Dylan que Quentin Tarantino revivió para musicalizar una escena “complicada” y “definitiva”
“Stuck In The Middle With You”: la joya alabada por Bob Dylan que Quentin Tarantino revivió para musicalizar una escena “complicada” y “definitiva”

Los amantes de la filmografía de Quentin Tarantino conocen la buena puntería del director norteamericano para seleccionar la banda de sonido de sus películas, esas canciones que suenan mejor en sus films que en cualquier otro lado. Tal el caso de “Stuck In The Middle With You” (Atrapado en el medio contigo), de los Stealers Wheel, uno de los temas centrales de Perros de la calle (1992).

Cuando, en 1972, la banda escocesa liderada por Gerry Rafferty y Joe Egan lanzó aquel folk-rock adictivo, incluido en el álbum Stealers Wheel, ya atravesaba ciertas turbulencias internas que, si bien no terminaban de traslucirse hacia afuera, eran reales. Por ese motivo, el video de la canción donde aparentemente canta Egan, en realidad lleva la voz original de Rafferty, alejado por entonces del grupo.

Bueno, no sé por qué vine aquí esta noche / Tengo la sensación de que algo no está bien / Estoy tan asustado de caerme de mi silla / Y me pregunto cómo bajaré las escaleras / ¡Payasos a mi izquierda! / ¡Bufones a la derecha! / Aquí estoy atrapado en el medio contigo”, suena la primera estrofa del single que en su tiempo vendió más de un millón de copias y hasta obtuvo comentarios elogiosos de Bob Dylan, Paul McCartney y Paul Simon. De hecho, el cantante de “Mrs. Robinson” fue mucho más allá: aseguró que era su canción favorita de todos los tiempos.

Una de las hipótesis sobre la letra señala que se trata de una crítica hacia las grandes discográficas, especialmente al sello A&M, con el que el grupo firmó su primer contrato, burlándose de los ejecutivos y tratándolos de payasos y bufones.

Sí, estoy atrapado en el medio contigo / Y me pregunto qué es lo que debería hacer / Es tan difícil mantener esta sonrisa lejos de mi cara / Perder el control y correr por todo el lugar / ¡Payasos a la izquierda de mí! / ¡Bufones a la derecha! / Aquí estoy atrapado en el medio contigo”, sigue la adhesiva canción de los Wheel.

Otras teorías aseguran que la letra es una parodia a Bob Dylan y sus paranoias, o que hace referencia a los comportamientos erráticos de Gerry Rafferty a causa del alcohol, un tema que el propio cantautor trató en algunas de sus canciones en solitario, como “Baker Street”.

Luego de su lanzamiento, el single trepó hasta el sexto puesto en las listas de Estados Unidos y ese mismo envión llevó a Rafferty a retornar a la banda. Sin bien Egan aceptó su regreso, a partir de entonces el resto del grupo integrado por Roger Brown, Ian Campbell y Rab Noakes comenzó a alejarse paulatinamente para ser reemplazado por otros músicos. Egan y Rafferty continuaron adelante con los Stealers Wheel y, luego de editar los álbumes Ferguslie Park (1973) y Right or Wrong (1975), finalmente se disolvieron dejando un legado de grandes canciones como “I Get by”, “Wishbone”, “Right or Wrong”, “Benediction”, “Johnny’s Song” y, claro está, “Stuck In The Middle With You”.

Entre 1978 y 1982, Gerry Rafferty lanzó grandes canciones en solitario, como “Baker Street”, “Royal Nile”, “Sleepwalking”, la apacible “Right Down the Line” y “Get it Right Next Time”, entre otras. Tiempo después su popularidad fue en bajada y él tampoco mostró nada de interés por ser una estrella de renombre, aunque hubiese vendido 10 millones de discos hasta ese momento. Por su parte, Joe Egan sacó un par de álbumes con escasa repercusión, para luego alejarse del primer plano hasta nuevo aviso.

Perros de la calle

Una escena de Perros de la calle, la primera película de Quentin Tarantino
Una escena de Perros de la calle, la primera película de Quentin Tarantino

Gerry Rafferty y Joe Egan quedaron en stand by durante casi dos décadas hasta que Quentin Tarantino escogiera aquel tema para iluminar una escena clave de Perros de la calle, largometraje que marcó su debut como director y el relanzamiento de la emblemática canción.

El film cuenta la historia de seis criminales profesionales contratados por Joe Cabot (Lawrence Tierney) y su hijo Nice Guy Eddie (Chris Penn) para robar en un almacén de diamantes. No se conocen entre sí y mantienen el anonimato bajo diferentes apodos: el señor Naranja (Tim Roth), el señor Blanco (Harvey Keitel), el señor Rosa (Steve Buscemi), el señor Rubio (Michael Madsen), el señor Marrón (Quentin Tarantino) y el señor Azul (Edward Bunker). Sin embargo, todo se complica cuando la policía aparece inesperadamente en el momento del atraco; algunos miembros de la banda mueren en el enfrentamiento y otros logran huir, reagrupándose en un viejo almacén, dispuestos a descubrir al delator.

La trama se desarrolla hasta el momento en que el criminal apodado “Sr. Rubio” (Michael Madsen) hace sonar en la radio “Stuck In The Middle With You”, para enseguida iniciar un bailoteo al ritmo de la canción, justo antes de arremeter contra un oficial de policía secuestrado que permanece atado a una silla y... cortarle la oreja.

Originalmente, la película se iba a filmar con un presupuesto de 30 mil dólares, un formato de 16 mm y el productor Lawrence Bender haría el papel de Eddie Cabot. Sin embargo, todo cambió cuando el actor Harvey Keitel se involucró en el proyecto y estuvo no sólo de acuerdo en tener un papel en la película, sino también en coproducirla.

Claramente, ningún melómano le reprocharía a Tarantino la elección de “Stuck In The Middle With You”, el clásico de 1972, para iluminar aquella escena verdaderamente sangrienta, estética que con el tiempo se transformaría en el sello de Tarantino como guionista y director. Si bien el desarrollo de la acción es completamente sádico, musicalizado con el tema de los Stealers Wheel increíblemente adquiere un vuelo genial y divertido.

Así las cosas, el gran relanzamiento de la canción se producía casi dos décadas después como un suceso completamente ajeno a sus creadores, cuando el estreno de la película puso aquella maravillosa canción en otra dimensión.

Más tarde sería versionada de la mano de artistas diversos como Jeff Healey Band (1995), la cantante de The Bangles Susanna Hoffs (1996); Keith Urban (2004), Eagles of Death Metal (2004), Michael Bublé (2007), Nitty Gritty Dirt Band (2009) y muchas bandas más. Incluso Sheryl Crow se vio fuertemente influenciada por la melodía a la hora de componer su hit “All I Wanna Do”, de 1994. ¿Influencia o plagio? Esa ya es otra historia.