Anuncios

¿Qué tipo de yoga es para ti? Haz este test para averiguarlo

El yoga es una de las disciplinas que más popularidad han alcanzado en los últimos años. No solo por la mejora de nuestro estado físico, también el mental. De hecho, según una investigación realizada por Sprinter y Nike, una sola clase de yoga ya puede reducir los parámetros de ansiedad.

En el estudio que realizaron, evaluaron diferentes parámetros físicos como la presión arterial, las pulsaciones y la talla de los invitados a una clase de yoga impartida por la instructora Irene Alda, así como sus niveles de ansiedad a través del inventario de ansiedad (STAI). Las mismas mediciones se tomaron tras la clase, demostrando el impacto positivo de una sola clase de Yoga en la salud mental y física de los participantes.

Tras la sesión de yoga, 13 de los 21 sujetos (61%) mejoraron su presión arterial, y más de la mitad (52%), 11 de ellos, mejoraron su ritmo cardiaco. Además, se confirma también que el Yoga descomprime la columna y estira nuestros músculos a través de los ejercicios de estiramiento que lo componen, haciendo que seis de los participantes crecieran 1 centímetro de altura después de la clase.

Además, el 100% de los participantes mejoraron sus niveles de ansiedad, con algunos resultados tan drásticos como el paso del percentil 99 al 1, dentro de una escala de 1 al 100. De media, los participantes redujeron su estrés 39 puntos dentro del percentil de medición.

Como señaló la psiquiatra Margarita Blanco, “realmente los resultados me han sorprendido muy gratamente. Nunca imaginé que una sola clase podría tener un impacto tan positivo en los parámetros de medición de la ansiedad, como hemos comprobado con este experimento”.

Visto este experimento, no hay duda de que el yoga puede mejorar tu vida. Pero, ¿qué tipo de yoga es el que más te conviene? Responde a estas preguntas para averiguarlo

Diferentes tipos de yoga

La elección del tipo de yoga depende de tus objetivos, preferencias y nivel de condición física. Si eres principiante, siempre es recomendable comenzar con clases para tu nivel. Aunque tienes que tener en cuenta que en el yoga tú eres la que marca hasta donde puedes llegar.

- Leer: Las 11 posturas de yoga más famosas y fáciles de hacer

Hatha Yoga

Es uno de los estilos de yoga más tradicionales y ampliamente practicados. Se centra en la alineación física y el equilibrio entre la mente y el cuerpo a través de posturas (asanas), ejercicios de respiración (pranayama) y técnicas de meditación.

Es ideal para principiantes, ya que es un enfoque más suave y básico. También es beneficioso para aquellos que buscan mejorar la flexibilidad y la fuerza.

Jivamukti Yoga

Es un estilo de yoga moderno que combina la práctica física con la filosofía espiritual, la música y la meditación. Se enfoca en la conexión mente-cuerpo, el activismo y el estudio de las escrituras.

Es adecuado tanto para aquellas personas que buscan una experiencia más espiritual como aquellas que necesitan un yoga más activo para centrarse en el presente.

Vinyasa Yoga

Este tipo de yoga se caracteriza por una secuencia fluida de posturas que están sincronizadas con la respiración. El movimiento constante crea un flujo energético.

El ritmo es algo más rápido, por lo que puede ser un poco intenso para los principiantes. Sin embargo, los instructores de yoga suelen ofrecer variantes para que todo el mundo pueda seguir las sesiones.

Ashtanga Yoga

Se trata de una de las modalidades de yoga más exigentes. Una de sus particularidades es que sigue una secuencia de asanas concreta, que se realizan de manera fluida, pasando de una postura a otra rápidamente.

Es perfecto para personas más activas y atléticas.

Kundalini Yoga

Se centra en la energía espiritual de los chakras y utiliza prácticas como la respiración, el canto y la meditación para despertar esa energía.

Puede ser adecuado para principiantes. Es ideal para aquellos que buscan una experiencia espiritual más profunda.

Iyengar Yoga

Desarrollado por B.K.S. Iyengar, este estilo de yoga se centra en la alineación de las posturas. Se utilizan accesorios como bloques, cinturones y almohadas para ayudar a los estudiantes a perfeccionar las asanas y evitar lesiones.

Es adecuado para personas de todos los niveles, incluyendo principiantes.

- Leer: Yoga en casa: hatha, iyengar o vinyasa, ¿en qué se diferencian?