Travis Barker evoluciona favorablemente de su pancreatitis

·1  min de lectura
Kourtney Kardashian y Travis Barker credit:Bang Showbiz
Kourtney Kardashian y Travis Barker credit:Bang Showbiz

Travis Barker, marido de Kourtney Kardashian y batería de la banda Blink-182, se encuentra cada día más cerca de recibir el alta hospitalaria y abandonar el centro médico Cedars-Sinaí de Los Ángeles, donde ingresó de urgencia a principios de esta semana a causa de una pancreatitis aguda derivada posiblemente de la colonoscopia a la que se había sometido poco antes.

Las últimas informaciones que han trascendido sobre su estado de salud son muy positivas, ya que el "insoportable" dolor que padecía hasta este miércoles ha ido remitiendo poco a poco, al tiempo que mejora su ánimo y recupera progresivamente su tradicional optimismo. En este sentido, el apoyo y la compañía constante que le brinda su esposa han resultado determinantes.

"Kourtney ha hecho todo lo posible por levantarle el ánimo tras varios días lidiando con un dolor insoportable. Pero Travis está cada vez mejor, se siente bien dentro de lo que cabe", ha explicado un informante al portal de noticias E! News.

La hermana de Kim Kardashian no ha llegado a separarse en ningún momento de la cama de su esposo, rechazando todas y cada una de las peticiones de amigos y familiares que se han ofrecido a sustituirla temporalmente. "Kourtney prefiere no moverse de ahí. Le ha visto padecer un sufrimiento extremo y estuvo muy preocupada. Hubo un momento en el que Travis casi no podía caminar", ha indicado la misma fuente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.