La pesadilla de ver el Oscar por TV Azteca

Transmitir una gala como los Oscar es una gran responsabilidad. Y en México, TV Azteca es la única señal abierta en donde pueden verse. Por eso, quienes lo hicieron, aprovecharon las redes sociales para mostrar su descontento por la calidad.

Las redes sociales criticaron la conducción y traducción de la gala transmitida por TV Azteca. Foto: Twitter.com/adrianortegae

TV Azteca fue el blanco de las críticas en las redes por su pésima transmisión de los Premios Oscar. Todo falló: la conducción, los traductores, el exceso de anunciantes y la organización en general.

Y no es que la televisora sea nueva en el tema. Al contrario. Lleva toda la vida haciéndolo. Y de mal en peor, comenzando por los conductores elegidos para este año.

También te puede interesar: Todo lo que ocurrió en los Oscars 2019: de la alfombra a las fiestas, pasando por toda la gala

¿Facundo? ¿Es en serio?

La transmisión fue conducida desde Los Ángeles por Esteban Macías, Mauricio Valle, Anette Michel, Pamela Cortés Roemer, Regina Murguía y Facundo. Sí, Facundo.

Si bien los dos primeros conductores sabían de los temas que hablaban, era evidente que el resto estaba perdido en la transmisión, algo que los cibernautas hicieron notar:

El colmo fue cuando Mauricio Valle comentó con Anette Michel datos sobre la cinta ‘If Beale Street Could Talk’ (que en Hispanoamérica lleva por nombre ‘Si la colonia hablara’), donde el actor Diego Luna hace un cameo, algo que la conductora desconocía.

Algo que molestó a los cibernautas fue la presencia de Facundo como conductor, quien utilizó una comedia básica y chistes recurrentes, como burlarse (una vez más) del error de la también conductora Galilea Montijo al confundir la temática de ‘Roma’ y mencionar que se trataba de una cinta ambientada en Italia.

También te puede interesar: “Yo no estaría aquí sin México”, así agradeció Cuarón sus tres Oscar

De ‘rapsodias bohemias’ y ‘panteras blancas’

Otro de los temas se centró en quienes se encargaron de traducir y comentar la gala: Alejandro Brofft y Gabri Morales-Casas.

“Les prometemos una transmisión diferente”, escribió Brofft… y sí que lo hicieron. En varias ocasiones, a los cibernautas les molestó lo que consideraron una mala traducción (con un audio muy alto que se encimaba), mientras que en otros momentos hubo equivocaciones como decir “Bohemia Rapsodia” al filme ‘Bohemian Rhapsody’ y llamar ‘La pantera negra’ a ‘Black Panther’ (vaya, en un momento de la transmisión Gabri dijo ¡“Pantera blanca”!).

¿Bloqueo de la transmisión?

Otro de los inconvenientes a los que se enfrentó la televisora fue el presunto bloqueo de su transmisión en la señal en plataformas como Dish e Internet.


El problema llegó a oídos del propio Alberto Ciurana, director de contenido en TV Azteca.

También te puede interesar: ‘Roma’, la película que puso incómodos a los mexicanos al revelar su racismo y clasismo

“Poco carismático”

Un problema adicional significó la organización del programa. En varias ocasiones, los conductores ya estaban al aire sin saberlo, algo que le pasó a Anette Michel y a Regina Murguía, encargadas de la mayor parte de los excesivos anuncios publicitarios y metidos con calzador.

Además, los micrófonos de los conductores permanecieron abiertos en varios momentos y se les escuchó hablar a mitad de la transmisión. De hecho, mientras se enlazaban con la rueda de prensa de Alfonso Cuarón, a uno de ellos se le oyó decir: “se ve poco carismático” (sin especificar si se referían o no al director). Eso también fue señalado en las redes.

La moda de los conductores también dio de qué hablar:

Y el exceso de anunciantes pareciera que provocó el efecto contrario:

La conclusión

“Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”… y eso debería saberlo TV Azteca, al ser la única televisora en México con los derechos para transmitir la gala anual de los Oscar (es el mejor consejo que recibió Spider-Man que puede verse en la cinta de 2002 y cuya reciente versión, por cierto, ganó por Mejor Película Animada, donde además participaron 23 mexicanos).

Transmitir una entrega de premios como el Oscar exige una conducción a la altura. Conocer las películas, aportar datos históricos, tener referentes de peso…

Pero en vez de eso, la televisora puso a un grupo de conductores ignorantes del tema a hablar fuera de tiempo y anunciar galletas. ¿Qué de verdad no habrá conocedores del cine en México?

Quizá el mayor error fue invitar a Facundo y obligar al resto de los conductores a hacerle segunda. ¿Realmente harán falta bufones en una gala como estas para atraer al público? ¿será que TV Azteca considera a sus televidentes como consumidores de segunda?

Lo cierto es que la televisión necesita transformarse. Y así como un gran poder conlleva una gran responsabilidad, una nueva audiencia conlleva mostrarles mejores contenidos. Y esa es la parte que Azteca no termina de entender.

Señores: los Premios Oscar son esos pequeños espacios que aún quedan para quienes aprecian y admiran el arte visual… lejos de toda la basura que suele verse en buena parte de la televisión abierta. ¿Podrían reservar ese momento para un público que realmente lo valora, con conductores y comentarios a la altura? Vamos, es solo una vez al año.

@braham_MV