Una investigadora mexicana crea bioplástico a base de jugo de nopal

Una investigadora mexicana encontró un valor extra al jugo de nopal: crear bioplástico, es decir, un material natural y biodegradable que podría reemplazar bolsas y otros productos plásticos. Te contamos más sobre su increíble invención.

El jugo de nopal sirvió como materia prima para fabricar bioplástico. Foto: cloverphoto/iStock

 

Un “plástico” natural

La académica Sandra Pascoe Ortiz, de la Universidad del Valle de Atemajac (Univa) en Guadalajara, desarrolló un bioplástico que podría reemplazar a las bolsas de plástico que tardarían unos 450 años en degradarse.

La científica comenzó a pulverizar trozos secos de nopal y a mezclarlos con otros elementos, pero los resultados no fueron buenos, señaló a la agencia de noticias Efe. No fue hasta que utilizó el jugo del nopal, que obtuvo los resultados esperados.

“Básicamente el plástico se forma con los azúcares del jugo de nopal, los monosacáridos y polisacáridos que contiene”, anunció la investigadora a esa fuente. Además, la consistencia viscosa sería útil para producir un material sólido.

Los otros ingredientes utilizados, según relató, fueron glicerina, ceras naturales, proteínas y colorantes que se secarían en planchas para formar láminas.

“Hemos hecho pruebas muy sencillas de degradación en el laboratorio, lo hemos puesto por ejemplo en agua y hemos visto que sí se deshace, falta hacer la prueba química para ver si realmente ese material ya fue completamente desintegrado, hemos hecho también pruebas en tierra humedecida tipo composta y también se deshace el material”, agregó.

También te puede interesar: Comenzó la limpieza de la ‘Isla de plástico’ del Pacífico

Por qué este hallazgo es tan importante

El invento de Pascoe Ortiz busca reemplazar los tipos de plástico más utilizados, que son derivados del petróleo, tanto en bolsas como en objetos más grandes, como juguetes, según consta en la sinopsis del proyecto.

Actualmente, dicho reemplazo sería esencial para reducir e, incluso, eliminar el uso indiscriminado de plástico tradicional en varias áreas. Es que, las cifras al respecto son preocupantes:

  • Desde 1950 a la fecha, en el mundo se habrían producido 8 mil 300 millones de toneladas de plástico. Esto equivaldría al peso de mil millones de elefantes o 47 millones de ballenas azules, detalla el sitio de Greenpeace, que brinda los siguientes datos.
  • De esa cantidad, solamente el 9% habría sido reciclado, el 12% habría sido quemado y el restante 79% habría terminado desechado en el medioambiente o en rellenos sanitarios. 
  • Unos 12.7 millones de toneladas de plástico entra en los océanos cada año. 
  • Países como Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido, exportarían sus desechos plásticos a varios países de Asia o África, trasladando su basura a otras comunidades. 

Por eso, la creación de un material fácilmente biodegradable que reemplace al plástico utilizado en bolsas y otros productos, es un gran paso, ¿no crees?

También te puede interesar: #IsThisYours, el hashtag con el que la gente responsabiliza a las marcas por los residuos