Anuncios

Un príncipe, un viaje secreto y rumores de infidelidad: el video que tiene a Federico de Dinamarca contra las cuerdas

El futuro monarca ha desatado preocupación entre la opinión pública danesa por su viaje a España y su encuentro con la socialité mexicana Genoveva Casanova

Federico de Dinamarca y el rey Felipe de Bégica en 2020 durante un partido de fútbol de la UEFA. (Photo by LISELOTTE SABROE/Ritzau Scanpix/AFP via Getty Images)
Federico de Dinamarca y el rey Felipe de Bégica en 2020 durante un partido de fútbol de la UEFA. (Photo by LISELOTTE SABROE/Ritzau Scanpix/AFP via Getty Images)

Nadie habla de otra cosa en Dinamarca y no es para menos: la repercusión del encuentro ‘secreto’ entre Federico y Genoveva Casanova sigue dando de qué hablar cerca de un mes después. La prensa danesa ya tacha la relación de “adulterio”. Un calificativo que no ha sentado nada bien en la Casa Real de Margarita II a pesar de su negativa a referirse al tema más allá de un escueto comunicado. Esto al tiempo que surgen nuevos detalles sobre la cita que protagonizaron en Madrid (España) la ‘socialité’ mexicana y quien está llamado a ocupar el trono del país nórdico.

A las fotografías que sacó en primera instancia la revista ‘Lecturas’ de los dos juntos paseando por la capital española, se sumó un video inédito que confirma que el encuentro se extendió más allá de un paseo diurno y posterior cena para dos. La publicación afirmaba que la pareja había pasado la noche en el domicilio de la mexicana, sugiriendo que, entre ellos, hay –¿había?– algo más que una cordial amistad.

Al poco tiempo de que se publicaran las imágenes, Genoveva Casanova negó tajante el idilio a través de sus abogados y amenazó con iniciar acciones legales contra todo aquel que apoyara la teoría del romance. Por aquel entonces no había ninguna prueba gráfica que pudiera refrendar lo que era un secreto a voces. Hasta ahora. Aquel 25 de octubre Federico de Dinamarca sí durmió en casa de la hija del famoso etólogo Larry Casanova. Otra cosa, cabe subrayar, es lo que hizo la pareja en el interior del domicilio.

El citado video que ya ha corrido como la pólvora fue grabado a la mañana siguiente, el 26 de octubre. En él se ve al heredero al trono europeo saliendo del portal de la vivienda de su amiga. Son las ocho y media de la mañana, minuto más, minuto menos. Federico viste una ropa diferente a la que llevaba el día anterior. Con un ‘look’ muy informal y zapatillas deportivas, el futuro monarca comienza a deambular completamente solo y arrastrando su propia maleta de ruedas por las calles de Madrid. A este lado del planeta, no ha amanecido todavía, por lo que la visibilidad es reducida. Camina sin rumbo concreto, como si no supiera dónde está o a donde se dirige. Federico da una vuelta a la manzana hasta que se detiene debajo de una marquesina de autobús. Unos minutos después, saca su teléfono celular y realiza una única y fugaz llamada.

Al poco tiempo hace su aparición estelar un vehículo de la embajada de Dinamarca en España conducido por dos hombres que no se apean del coche. Él les da el alto interpretando una tímida patada al aire en vez de alzar la mano, como si no quisiera evitar ser visto y no llamar la atención. El conductor se detiene, Federico se sube y los tres ponen rumbo a la terminal de vuelos privados del aeropuerto internacional Madrid-Barajas. Desde ahí, se sube a un avión solo para él con rumbo a la capital danesa, Copenhague.

Federico de Dinamarca y su mujer Mary posan durante un viaje oficial a Australia, país natal de la princesa, en 2013.  (Photo by Don Arnold/WireImage)
Federico de Dinamarca y su mujer Mary posan durante un viaje oficial a Australia, país natal de la princesa, en 2013. (Photo by Don Arnold/WireImage)

Hasta ahí el encuentro y bienvenido el escándalo que va más allá de la naturaleza de la relación que mantienen el hijo de Margarita II y Genoveva Casanova. Es la gran incógnita a la que apuntan desde el país nórdico: ¿qué hacía Federico deambulando solo y, aparentemente, perdido por las calles de una ciudad extranjera sin escoltas ni dispositivo de seguridad? Estamos hablando del futuro jefe de Estado de un país europeo, por lo que la pregunta no es, en ningún caso, retórica, sino origen de una gran preocupación entre la opinión pública danesa.

El tema ya ha adquirido tintes políticos en cuanto varios representantes han comenzado a alzar la voz para que, junto a esta pregunta inicial, se esclarezca de dónde salió el dinero para financiar el viaje de carácter privado de Federico. “Margarita II no da crédito a la irresponsabilidad de su hijo”, señalan varios medios de comunicación españoles, donde el escándalo también ha adquirido una relevancia insospechada. No tanto por Federico, sino por Genoveva Casanova, habitual en las portadas de la prensa ‘rosa’ desde que se casó con uno de los aristócratas más conocido del país y padre de sus dos mellizos, Cayetano Martínez de Irujo, del que se divorció en 2009.

A ella no se le ha vuelto a ver desde que estalló la polémica, mientras que Federico ya hace vida normal como si el escándalo no fuera con él. La Casa Real danesa ha tratado de blindar a su miembro más díscolo a la espera de que las aguas se calmen. Sus apariciones públicas están medidas al milímetro y se está tratando de evitar su contacto con la prensa.

De hecho, esta semana cuando le preguntaron en un foro de la Unión Europea si tenía algún comentario sobre lo publicado en la prensa española, se limitó a contestar muy conciso, "No, no tengo".

No es la primera vez que Federico de Dinamarca, casado con la australiana Mary Donaldson, se convierte en protagonista de la actualidad por las razones ‘equivocadas’. Hubo un tiempo en el que le apodaron el 'príncipe turbo' por su afición a las salidas nocturnas y sus escarceos amorosos. Durante sus años de soltería, se le relacionó con varias mujeres hasta que su modo de vida se topó de frente con el Parlamento danés que llegó a pedir que renunciara a sus derechos dinásticos.

Ya casado, vivió una situación similar en 2008 cuando se publicaron unas imágenes de él besándose con otra mujer durante una noche de fiesta en Copenhague. Lo mismo sucedió en 2017, cuando la revista 'Her & Nur' reveló que Federico había pagado 7,000 euros para evitar que saliera a la luz otra infidelidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Una periodista revela supuesta infidelidad de Piqué a Shakira antes de Clara Chía

LEER MÁS