Anuncios

Vitaminas a consumir para evitar la caída del cabello

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 6 (EL UNIVERSAL).- La caída del cabello puede ser un indicador de deficiencias nutricionales, según aclara Cristina Morante, directora médica de la clínica especializada en salud capilar MC360. Por eso que te presentamos siete vitaminas y minerales esenciales para prevenir la pérdida de cabello.

Vitamina B: Esencial para el crecimiento del cabello y el metabolismo, la vitamina B, especialmente B7 (biotina) y B12, juega un papel crucial. La biotina ayuda a producir queratina, un componente principal del cabello. Fuentes ricas en vitamina B incluyen cereales integrales, carne, pescado, huevos, frutos secos y aguacates.

Vitamina C: Conocida por sus propiedades antioxidantes, la vitamina C no solo mantiene la inmunidad sino que también fortalece el cabello. Facilita una mejor circulación sanguínea, incluido el cuero cabelludo, lo que estimula los folículos pilosos. Se encuentra en frutas cítricas, bayas, kiwis y pimientos.

Hierro: La deficiencia de hierro ha sido asociada con la caída del cabello, especialmente en mujeres. Este mineral estimula la circulación y mejora el transporte de oxígeno a las células. Se puede obtener de alimentos como almejas, carnes rojas, espinacas y lentejas.

Vitamina D: La insuficiencia de vitamina D puede llevar a la pérdida de cabello ya que es vital para el crecimiento capilar. Se metaboliza en la piel a través de queratinocitos. Puede obtenerse mediante la exposición al sol y alimentos como pescados grasos, hongos y productos fortificados.

Zinc: Necesario en pequeñas cantidades, el zinc es fundamental para el crecimiento celular y la síntesis de ADN. Su deficiencia puede resultar en pérdida de cabello y problemas de cicatrización. Las carnes, frijoles, nueces y semillas son excelentes fuentes.

Omega-3 y Omega-6: Ácidos grasos que no pueden ser producidos por el cuerpo y deben ser obtenidos a través de la dieta. Ayudan a prevenir la sequedad del cuero cabelludo y el cabello, encontrándose en pescados, nueces y semillas de chía.

Vitamina E: Con propiedades antioxidantes, la vitamina E protege el cuero cabelludo contra el daño causado por los radicales libres. Puede ayudar a mejorar la salud del cabello y se encuentra en alimentos como las espinacas, almendras y aguacates.