Anuncios

William Friedkin: 7 películas para recordar su carrera

William Friedkin: 7 películas para recordar su carrera
William Friedkin: 7 películas para recordar su carrera

Gracias a El Exorcista (87%), William Friedkin se procuró un estatus muy interesante en Hollywood como un maestro del terror, pero lo cierto es que su trayectoria va más allá de esta historia sobre posesión demoniaca. Hace poco se dio a conocer la noticia sobre el fallecimiento del también guionista, y seguramente muchas de las opiniones se enfocarán en el legado de la cinta protagonizada por Linda Blair, pero es importante reconocer que Friedkin era considerado un rebelde de la industria que encontró la forma de adelantarse a su época y promovió tendencias que cambiaron por completo la posición de los espectadores y la de todo Hollywood.

Sigue leyendo: Fallece William Friedkin, aclamado director mejor recordado por El Exorcista

Hablar de William Friedkin es hablar de un artista valiente y decidido que respaldó cada decisión creativa que tomó, a pesar de las críticas, los castigos y las consecuencias que pudieron cerrarle el paso para convertirse en un director mucho más comercial. Aquellos especialistas que han analizado su obra consideran que el estreno de El Exorcista fue un arma de doble filo, pues por un lado lo posicionó en lo alto de la industria, pero también lo llevó a pelear contracorriente para no ser etiquetado como un creador de horror solamente.

El director siempre aseguró que entró al sistema de Hollywood gracias a su juventud y actitud retadora, pues el medio pensaba en las siguientes generaciones por sus propuestas arriesgadas. Aunque eso le funcionó muy bien, él también explicó que era una lástima que directores de más edad y experiencia no encontraran un lugar en la industria, y temía que le sucediera lo mismo. Sin embargo, aquellos que siguieron de cerca su trabajo se encontraron con un creador que ciertamente maduró detrás de cámaras, pero también reafirmó una y otra vez su premisa de dar oportunidades a nuevos talentos y de mostrar distintas facetas para esos que ya eran populares entre el público.

Ver Video

Como muchos otros grandes artistas de la época, Friedkin comenzó su carrera en la pantalla chica y fue uno de tantos creadores que pasó por las producciones de The Alfred Hitchcock Hour y The Twilight Zone, donde contactó con otros directores que iniciaban su camino. Todas estas experiencias sirvieron para que él descubriera su estilo y los límites que quería romper tanto en el público como con su equipo de trabajo. Su fallecimiento marca una de las pérdidas más trágicas para Hollywood, pero también crea el contexto perfecto para recordar su carrera y la forma en la que trabajaba para crear algo único que sacudiera al público, ya fuera con películas de horror, acción, suspenso y hasta documentales que lo hicieron replantearse su propio trabajo en la ficción.

También te puede interesar: El Exorcista, de William Fredkin, ¿qué dijo la crítica de este clásico?

Para celebrar una carrera tan diversa e interesante, que además marcó a Hollywood en muchos sentidos, reunimos las siete películas más significativas de William Friedkin, esas que definitivamente el público debe conocer para hacerse una idea de su verdadero legado en la historia del cine mundial.

1-Contacto en Francia

Luego de dirigir algunas películas para televisión y otras de éxito moderado en cartelera, William Friedkin tomó un rumbo arriesgado para su trayectoria para trabajar Contacto en Francia (98%). La cinta protagonizada por Gene Hackman nos muestra a un par de detectives que deben trabajar para destruir una red de narcóticos que opera en Marsella. Una historia de crimen y persecución siempre es del interés del público, pero para ir más allá el director probó sus límites en un intento por ofrecer escenas novedosas y un ritmo distinto al esperado en este tipo de películas. Prueba de ello es que el director filmó varias escenas clave sin los permisos apropiados de la ciudad, lo que llevó a tomas de riesgo sin precedentes donde los peatones y el público de ocasión no sabían qué estaba pasando. Es verdad que esta decisión fue imprudente, pero también es verdad que cambió por completo la forma en la que se trabajaban estas escenas en la industria.

Ver Video

2-El Exorcista

El Exorcista no necesita presentación, pues desde su estreno en 1973 marcó a una generación de fanáticos y no tan fanáticos del horror, y sigue reafirmando su lugar ante el público a pesar de las inagotables copias y secuelas que se han hecho con los años. La película sobre una niña poseída por un demonio despiadado quitó el sueño a miles de personas y abrió paso a una nueva era para el género, pues demostró a las compañías productoras que podían cruzar ciertas líneas, tanto a nivel visual como narrativo, para dejar las sutilezas del terror atrás. De esta forma, el sufrimiento del público se volvió parte importante de la experiencia misma, algo que muchos han intentado recrear. Lo que hace tan difícil el que nuevos creadores imiten esta ambientación es que olvidan cómo trabajó Friedkin durante la producción, pues aterrorizó a los actores para llevarlos al límite y filmar así la desesperación, la repulsión y el terror genuino.

Ver Video

3-El Salario del Miedo

A pesar de que no es su primera película, El salario del miedo (80%) representa un inicio para el director, quien encontró en la complicada producción el poder de sobreponerse a los obstáculos. Friedkin tenía en mente a ciertos actores para protagonizar esta cinta sobre hombres desafortunados que ponen en riesgo su vida para transportar galones de nitroglicerina, incluyendo a Steve McQueen , pero cuando el intérprete pidió un rol para su esposa, el creador se negó y ofreció el rol a otras estrellas como Clint Eastwood y Jack Nicholson. Como ninguno de ellos aceptó, el director se conformó con Roy Scheider, pero siempre lamentó no ser más abierto para tener la película que él quería. Por otro lado, aunque la cinta era muy esperada, el inesperado éxito de Star Wars: Episodio IV - Una Nueva Esperanza (93%) la opacó rápidamente, convirtiéndola en un monumental fracaso que con los años se ha convertido en un título de culto y que sirvió para darle una importante lección a Friedkin.

Ver Video

Lee: Las mejores películas de terror de 2022

4-Cruising

Luego de leer sobre una serie de asesinatos que afectó profundamente a la comunidad gay de Nueva York entre 1962 y 1979, William Friedkin decidió que quería contar esta historia aunque nadie más parecía estar de su lado. La comunidad LGBTQ+ de la época organizó varias protestas para arruinar la filmación y también luego de su estreno comercial, pues consideraban que la historia era insensible y morbosa, y exponía sus vidas a partir de prejuicios y sin un interés genuino por mostrar su postura ante los crímenes. De igual forma, el público y la crítica especializada mostraron un miedo real hacia la propuesta por sus escenas de corte sexual y la vida que exponía al ojo público. El director quería a Richard Gere de protagonista, pero Al Pacino movió contactos para quedarse con el rol porque consideraba que era un reto para su carrera, lo que llevó a ciertos conflictos que Friedkin pudo controlar mejor en esta ocasión. A pesar de todo esto, Cruising se mantiene como una cinta muy completa que no intenta asumir el mundo gay bajo una única tonalidad, y que a pesar de sus fallas nos entregó uno de los finales más analizados en la historia de Hollywood.

Ver Video

5-Bug

Friedkin nunca dejó de trabajar, aunque con el paso de los años el impacto de sus primeras películas quedó intacto pero muy atrás con la llegada de nuevas tendencias y nuevos autores. A pesar de eso, es muy ingenuo pensar que el director no tenía otras cosas para ofrecer, o que su actitud rebelde y ambiciosa se había agotado. Bug (80%) llegó para recordar al público que este creador era realmente un visionario que podía sacar lo mejor de sus actores. Basada en la obra de teatro de Tracy Letts , la película cuenta la historia de una mujer solitaria que vive en un motel de paso que entabla una relación con un veterano de guerra. Lo que comienza como una historia de amor más tradicional, pronto se convierte en un evento de horror y asco cuando ambos se convencen de que hay insectos por todas partes. Con una Ashley Judd aferrándose a su carrera tras los crímenes de Harvey Weinstein, y un Michael Shannon que todavía no era tan conocido por las masas, Bug representa una renovación para Friedkin y poco a poco ha encontrado su lugar como película de culto que sirve para muchos niveles de análisis, desde la conexión emocional entre dos personas con un trastorno hasta la metáfora del contagio de la paranoia social.

Ver Video

6-Killer Joe

William Friedkin volvió a unirse con Tracy Letts para adaptar Killer Joe (78%), una cinta sobre un joven que busca a un policía corrupto y asesino por encargo para matar a su madre y poder cobrar así el seguro que lo salvará de las deudas. A pesar de que su premisa podría sonar bastante convencional, lo que realmente logra diferenciar esta película es el trabajo de Matthew McConaughey, así como todo el ritmo, la música y la fotografía que busca retratar la corrupción del personaje principal. Aunque la película fue algo ignorada durante su estreno porque se le dio una clasificación para adultos, algo que sorprendió al director, no pasó mucho tiempo para que el público llegara a ella y la considerara de lo mejor de ese año. Con tanto tiempo detrás de cámaras, Friedkin ya sabía que no necesitaba sacudir emocionalmente a sus actores para sacar las escenas más complicadas, y todo el elenco confirmó que el creador hacía un par de tomas nada más, lo que les dio mucho poder a ellos para interpretar a sus respectivos personajes.

Ver Video

7-The Devil and Father Amorth

Luego de plantar las semillas para el tema del exorcismo en el cine, William Friedkin decidió volver a abordar el asunto pero desde una perspectiva totalmente distinta. En este documental llamado The Devil and Father Amorth (50%) del 2017, el director muestra cómo funciona realmente el exorcismo como parte de un protocolo religioso, pautado por una institución tan complicada como la Iglesia Católica. De la mano del famoso sacerdote Gabriele Amorth, el mismo que inspiró El Exorcista del Papa (66%), la cinta nos permite observar el noveno exorcismo de una mujer italiana que lleva tiempo sufriendo sin que otros sacerdotes pudieran ayudarla. Algunos críticos se decepcionaron con el resultado porque el documental no pone a prueba todo el tema de la fe contra la ciencia, pero es que olvidan los propios intereses de Friedkin, quien claramente quería mostrar a un hombre que cree firmemente en que lo que hace ayuda a las personas, dejando de lado las creencias o el posible escepticismo de los espectadores.

No te vayas sin leer: Lanzan primer vistazo a las niñas poseídas de El Exorcista: Creyentes, la secuela del clásico de horror

Ver Video