Anuncios

Woody Allen defiende a Luis Rubiales y dice que fue solo un beso: "no la estaba violando"

Woody Allen defiende a Luis Rubiales y dice que un beso no es un abuso
Woody Allen defiende a Luis Rubiales y dice que un beso no es un abuso

Woody Allen vuelve al centro de la noticia por unos comentarios que están generando polémica respecto al caso de Luis Rubiales y Jennifer Hermoso. El director de 'Medianoche en París' sostiene que el beso dado por el director deportivo a la futbolista no es ningún tipo de agresión sexual, y que las condenas hacia el español no están justificadas, lo que ha disparado las críticas negativas hacia el cineasta.

La selección de fútbol española resultó ganadora en el Mundial Femenino 2023 y cuando Jenni Hermoso, goleadora centrocampista y delantera, recibió las felicitaciones de Rubiales, este le dio un beso en los labios que fue captado en cámara y sorprendió a todo el mundo. Al exfutbolista se le acusó de agredir a Hermoso al no pedir su consentimiento y la FIFA le sancionó con una suspensión de actividades que podría extenderse mucho más de lo planeado.

Woody Allen opina que el castigo a Luis es excesivo; así lo declaró para El Mundo:

El beso a la futbolista estuvo mal, pero no incendió un colegio. Tiene el deber de disculparse y seguir adelante... No se escondieron, ni él la besó en un callejón oscuro. Él no la estaba violando, fue sólo un beso y ella era una amiga. ¿Qué está mal con eso? En cualquier caso, resulta difícil entender que una persona pueda perder su trabajo y ser penalizada de esa forma por besar a alguien.

LEE | Esto va más allá de un beso no deseado en los labios

Woody Allen tiene su propia historia escandalosa y se centra principalmente en acusaciones de abuso sexual hacia su hija adoptiva, Dylan Farrow.

En 1992, durante una amarga batalla legal por la custodia con su entonces pareja Mia Farrow, Allen fue acusado de abusar sexualmente de Dylan, quien era una niña en ese momento. Aunque Allen fue investigado y no se presentaron cargos en su contra, el tema ha persistido durante décadas y ha dividido a la opinión pública y la industria del entretenimiento.

La controversia se ha intensificado en años recientes con el movimiento #MeToo y un mayor escrutinio de las acusaciones de abuso sexual en Hollywood, lo que ha llevado a un replanteamiento de la relación de la industria con el director y ha llevado a algunos actores y cineastas a distanciarse de él, mientras que otros han mantenido su apoyo.

LEE | Las acciones de Luis Rubiales dejan al descubierto la misoginia de larga data en el fútbol

Allen, un caso de película

La historia de Woody Allen también ha generado debate sobre la separación entre el arte y el artista, ya que su obra cinematográfica ha sido elogiada por su creatividad y talento, a pesar de las acusaciones en su contra. Esta compleja controversia ha planteado preguntas difíciles sobre la credibilidad de las acusaciones, la presunción de inocencia y la moralidad en la industria del entretenimiento, y continúa siendo un tema de debate en la cultura popular y la sociedad en general.

El aumento de acusaciones contra agresores sexuales en la industria cultural en los últimos años es un reflejo de un cambio significativo en la conciencia pública sobre el abuso sexual y el poder desigual en la sociedad. El movimiento #MeToo, que se intensificó en 2017, desencadenó una ola de denuncias en Hollywood y más allá, alentando a las víctimas a romper su silencio y exponer a agresores previamente intocables.

Las redes sociales y la facilidad de compartir historias personales en línea han brindado a las sobrevivientes un nuevo medio para hablar y encontrar apoyo, creando un entorno en el que se sienten más empoderadas para denunciar a sus agresores y enfrentar la impunidad.

LEE | ¿Qué es el consentimiento sexual y por qué es importante?

Además, esta creciente conciencia también ha llevado a una mayor presión para que la industria cultural tome medidas concretas para abordar el abuso sexual y el acoso en sus filas. Varios actores, directores y productores han enfrentado consecuencias profesionales, desde despidos hasta la cancelación de proyectos, mientras que se han implementado políticas de prevención y se han establecido líneas de denuncia en muchas organizaciones.

El aumento de las acusaciones ha puesto de manifiesto la necesidad de un cambio cultural y estructural en la industria, con un enfoque renovado en la igualdad de género y la seguridad en el lugar de trabajo.

ANÁLISIS | Por qué la actitud machista de Rubiales es peligrosa

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Qué opinan los españoles sobre el beso no consensuado de Luis Rubiales a Jennifer Hermoso?