Anuncios

Zac Efron asegura que la dieta que siguió para Baywatch le causó una depresión grave

El actor ya ha hablado en otras ocasiones sobre los peligros de seguir dietas estrictas. (Foto: Getty Images)
El actor ya ha hablado en otras ocasiones sobre los peligros de seguir dietas estrictas. (Foto: Getty Images)

Zac Efron logró superar los prejuicios que muchos tenían por su éxito en High School Musical para probar que tomaba con toda seriedad su carrera como actor. Aunque su físico siempre lo ha puesto en las listas de hombres más atractivos de Hollywood, él ha hecho un esfuerzo importante para sobresalir en títulos como Amores Peligrosos, Gold y El Gran Showman, donde su talento llamó la atención de los críticos. En los últimos años, Efron ya no ha estado tan presente como antes y ahora él mismo explica las razones, entre las que está una depresión causada por la intensidad de sus rutinas.

Si bien es cierto que el peso que se pone al aspecto físico de las mujeres en Hollywood es bastante preocupante y difícil de deconstruir, muchos actores también pasan por un sistema igual de superficial. En algún punto de sus carreras, los intérpretes deciden qué tipo de personalidad van a ser y qué es lo que se puede esperar de ellos con sus películas y roles. En algunos casos, hay actores que comienzan su trayectoria con obras más superficiales donde su cuerpo y rostro parecen ser suficiente para las exigencias de esas historias.

No es raro que muchos quieran probar que son más que un rostro bonito o un torso musculoso y el proceso no siempre es sencillo o aceptado por sus fans. Zac Efron buscaba una transición que lo llevara al siguiente paso dentro de la industria, donde se le ofrecen papeles más complejos pero también la posibilidad de formar parte de franquicias adictivas que le permitan contactar todavía con esos seguidores que están enamorados de él. Por esta razón, Baywatch: Guardianes de la Bahía se presentaba como una oportunidad única. Ciertamente la película no podría ser explotada como otras sagas, pero al menos prometía diversión por un par de horas con la posibilidad de algunas secuelas que aprovecharan la nostalgia del público.

Además, Baywatch tenía a Dwayne Johnson como líder absoluto, lo cual servía muy bien pues él es muy querido por las audiencias que acuden a las salas para ver hasta sus propuestas más infantiles o simplonas. Como era de esperarse, la cinta recibió críticas realmente negativas que imploraban que el público se alejara de la propuesta, algo que no sucedió pues en taquilla obtuvo resultados generosos, aunque definitivamente lejanos a los alcances usuales de Johnson. Con una posible secuela a la vista, la cinta terminó por ayudar a Efron en su presencia en Hollywood, pero parece que el trabajo llegó con consecuencias inesperadas.

Zac Efron en New York. (Foto: Sam Aronov/Pacific Press/LightRocket via Getty Images)
Zac Efron en New York. (Foto: Sam Aronov/Pacific Press/LightRocket via Getty Images)


En entrevista con Variety, Efron explicó que su rutina de entrenamiento para Baywatch incluía comer los mismos platillos tres veces al día, tomar diuréticos, y entrenar muchas horas al día. De hecho, el actor comenzaba su entrenamiento a las cuatro de la madrugada, incluso si la filmación se extendía hacia la noche y no dormía mucho. Con todo esto comenzó a desarrollar problemas físicos y hasta psicológicos:

Empecé a desarrollar insomnio y caí en una depresión bastante grave durante mucho tiempo. Algo sobre esa experiencia me desgastó. Me costó mucho volver a centrarme. En última instancia, lo atribuyeron a tomar demasiados diuréticos durante demasiado tiempo, y eso estropeó algo.

Después de esta experiencia, y de considerar que un cuerpo así simplemente no se puede alcanzar ni mantener, Efron dice que prefiere usar trucos visuales o extras en vez de someter a su cuerpo nuevamente a ese proceso. También comentó que tuvieron que pasar seis meses después de que terminó la filmación de Baywatch para que comenzara a sentirse mejor y después de eso pensó que una alternativa para sentirse bien sería “dejarse ir” y dejar de cuidar tanto su aspecto, algo que lo llevó a otro extremo que tampoco fue nada positivo:

En cierto punto, tuve el sueño de cómo sería no tener que estar en forma todo el tiempo. ¿Qué pasa si solo digo: ‘A la mierda’, y me dejo llevar? Así que lo probé, y tuve éxito. Y por todas las razones por las que pensé que sería increíble, me sentí miserable. Mi cuerpo no se sentía saludable. Simplemente no me sentía vivo. Me sentí atascado y lento.

Al final, la solución para Zac Efron fue encontrar un nuevo equilibrio. El actor volvió al gimnasio para ponerse en forma, pero sin presión innecesaria y también comenzó a entrenar su mente por medio de la meditación y otras alternativas para mantenerse estable. El intérprete pronto presentará una nueva cinta llamada The Greatest Beer Run Ever y sus leales fans todavía quieren verlo formar parte de una franquicia de cómics como Marvel, donde rumores sobre su posible llegada son constantes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Zac Efron sufrió depresión por la dieta que siguió para su papel en 'Baywatch'