Del éxito al olvido: David Rasche, el actor que no pudo escapar de Martillo Hammer

·7  min de lectura
David Rasche, en la piel del inefable Sledge Hammer
David Rasche, en la piel del inefable Sledge Hammer

A pesar de su corto paso por la TV, Martillo Hammer se convirtió en objeto de culto para sus fans. La serie -creada por Alan Spencer- llegó a la Argentina a finales de los ‘80 y estuvo en el aire apenas dos temporadas, sin embargo su protagonista David Rasche quedó en la memoria de todos. Tanto que debió esperar muchos años para no ser asociado continuamente con este implacable y caricaturesco personaje que lo llevó a la fama.

Un mundo de veinte asientos: un amor en el colectivo, una heroína angelical y un galán que murió de manera trágica

Es que con una Magnum 44 como su aliada incondicional, Sledge Hammer, un especial agente del departamento de policía de San Francisco, logró cautivar al público. Con un tono satírico, en sus alocadas aventuras todos los sospechosos debían cargar con su merecido y poco importaba si eran culpables o no.

Más allá de lo incorrecto que era su personaje y el humor negro al que apelaba, el nombre de este actor quedó asociado a esta ficción de la cadena ABC y tuvo que pasar un largo tiempo para que pudiera volver a tener peso en el medio. De hecho, nunca más lo hizo como protagonista, sino que Rasche reapareció como actor secundario en films como La conquista del honor, Vuelo 93 y Hombres de negro 3 y en varias producciones para televisión como las series Succession, Veep y Bored to Death, entre otras. En la actualidad, está algo alejado de las alfombras rojas y las premieres aunque laboralmente se mantiene muy activo. Asimismo, en los últimos meses se habló de una remake de esta serie que lo llevó a al estrellato en la década del ‘80. ¿Volverá a recuperar la fama perdida?

Sledge Hammer
Sledge Hammer


Sledge Hammer

El papel que lo catapultó... ¿al olvido?

Nacido el 7 de agosto de 1944 en la ciudad de Saint Luis, Misuri, David Rasche comenzó su carrera actoral pasados los 30. Antes trabajó como escritor y profesor, dando clases de inglés en un colegio de Minnesota. Su debut sobre las tablas ocurrió cuando John Belushi se fue a Saturday Night Live y él se convirtió en miembro de la compañía teatral The Second City de Chicago. Su nombre comenzó a hacerse conocido por ser uno de los que ayudó a refundar el Victory Gardens Theater de esa emblemática ciudad. Pero su salto a la pantalla grande fue en 1978 con Una mujer descasada, película dirigida por Paul Mazursky. A este debut le siguió una pequeña participación en Manhattan, la comedia de Woody Allen y la película televisiva Special Bulletin, en la cual se puso en la piel de un terrorista.

Sin embargo, su rol más famoso le llegó en 1986 con el estreno de Sledge Hammer! (Martillo Hammer en América latina). Si bien en un principio la cadena quería a los comediantes Rodney Dangerfield o Joe Piscopo para el papel, Alan Spencer (el creador de la serie) se puso firme y se negó. En su cabeza sólo veía a Rasche como el actor ideal para interpretar a este inspector violento e incorrecto que, con el tiempo, se volvió un personaje de culto.

“Confía en mí, sé exactamente lo que hago”, se escuchaba a mediados de los ‘80, frase que quedó para siempre registrada en la memoria de los fanáticos que, hasta el día de hoy, tienen un recuerdo imborrable de la ficción. Esta serie que finalmente salió al aire por la cadena ABC (en la Argentina la emitió Telefe) narraba las andanzas de Sledge Hammer, un violento, machista y xenófobo policía de San Francisco para el cual los problemas del mundo eran ocasionados por el feminismo, el control de las armas y el rock. Algo impensado para los tiempos que corren, aunque por supuesto todas estas características estaban puestas en ese entonces al servicio del tono satírico de la serie.

Dueño de un humor único y una puntería casi perfecta, este inspector estaba divorciado y se pasaba el tiempo riéndose de su exesposa. Podría decirse que la única relación exitosa en su vida la mantenía con su revólver mágnum calibre 44 con el que dormía, se bañaba y hasta hablaba como si fuese una persona. Su auto un Dodge verde, con su parabrisas roto por un agujero de bala y con un sticker que decía “Amo la violencia”, lo llevaba a todas sus misiones, donde poco le importaba respetar las reglas y los límites de su insignia. A pesar de ser suspendido continuamente por su actitud rebelde, violenta y torpe, Sledge se las ingeniaba para resolver cada lío con creatividad y carisma. Una fórmula que funcionaba y en los primeros tiempos sedujo a sus televidentes.

“Creo que el programa se hizo más popular con el tiempo más que cuando se emitió por primera vez en 1986. La gente me sigue parando por la calle y me dice: ‘Yo veía el programa con mi papá’. Fue un espectáculo de unión real para padres e hijos. Se hizo muy popular en Irlanda, Inglaterra, Alemania, Argentina, Nicaragua. Fue una gran explosión alrededor del mundo para la cual los Estados Unidos no estaba preparada, al menos no por esos días”, confesó el actor tiempo después.

La detective Dori Doreau (interpretada por Anne-Marie Martin) era su fiel compañera de aventuras y, aunque al principio Hammer la desestimaba por ser mujer, a lo largo de los capítulos terminaron compartiendo una amistad. Juntos trabajaban bajo las órdenes del siempre nervioso Capitán Trunk (Harrison Page), quien pasaba buena parte de su tiempo gritándole a su subordinado por sus permanentes excesos, su incompetencia y torpeza.

Sledge Hammer
Sledge Hammer


Sledge Hammer

Debido al éxito en pantalla, Martillo Hammer se trasladó al universo de los cómics de la mano de Marvel. Si bien estas historietas generaron mucha expectativa (en la última el detective se enfrentaba a Spiderman), sus bajas ventas hicieron que solo salieran dos números. Dos números, dos temporadas, parece que esta serie estaba condenada a no perdurar en el tiempo aunque sí a no desaparecer. Es que tanto la historia como su protagonista se convirtieron en objeto de culto para sus fans, los llamados “hammerheads”, que llevan tatuado el icónico martillo en su piel o en distintos objetos de su casa.

El cómic de Sledge Hammer fue un fracaso.
El cómic de Sledge Hammer fue un fracaso.


El cómic de Sledge Hammer fue un fracaso.

La vida después del éxito

Después de la fama y popularidad obtenida con este papel, fue muy difícil para Rasche salir del encasillamiento o que los productores y el público no lo asociaran con este policía torpe y violento que hacía de las suyas por las calles de San Francisco. De hecho, aunque fue parte de varios proyectos de cine y televisión, no se lo reconoció por otro papel de peso en su carrera como el de Martillo Hammer.

Mientras que en la pantalla chica apareció en algunos episodios de Columbo, The west wing, Providence, Monk, Las Vegas y Succession; en cine, tuvo papeles secundarios en Divinos secretos, Recién casados, El centinela, Vuelo 93, La conquista del honor, La chica del parque e In the Loop. Su trabajo más reciente fue en la comedia dramática The Good House, que protagonizan Sigourney Weaver y Kevin Kline, y que se presentó en el último festival de cine de Toronto.

En la actualidad. David Rasche, en 2020, en el preestreno del film Swallow
En la actualidad. David Rasche, en 2020, en el preestreno del film Swallow


En la actualidad. David Rasche, en 2020, en el preestreno del film Swallow

Si bien a lo largo de los años ha recibido propuestas para hacer un reboot de la emblemática serie que lo catapultó a la fama, lo cierto es que estas nunca se concretaron. El lanzamiento de esta historia en DVD (a mediados de los 2000) acaparó la atención de una nueva generación renovando la expectativa. “He recibido consultas, ahora más frecuentes, sobre la vuelta de esta serie porque el clima actual de Hollywood es una gran papelera de reciclaje. Pero cuando hablan de ello, hablan de un tono y una versión que nada tiene que ver con la original”, comentó Spencer allá por 2016 en una entrevista con Splitsider. Sin embargo, el creador confesó que sólo estaba interesado en una posible remake “siempre y cuando le sea fiel a sí misma en su naturaleza satírica y tenga algo que decir”.

A mediados de 2019, la posibilidad de un nuevo guion -adaptado a los tiempos actuales- cobró fuerza. Fue nuevamente el creador quien confirmó la noticia aunque aclaró que, esta vez, prefería que la historia se emitiera en una plataforma de streaming. Y además había dejado en claro que algunas particularidades del personaje ya no encajaban con los tiempos que corrían por lo que había anticipado que, de concretarse el proyecto, se estaría ante la presencia de un nuevo Hammer, uno más contemporáneo.

En la actualidad, David Rasche tiene 77 años y mantiene su vida alejada de los flashes de Hollywood. Casado desde hace cuatro décadas con Heather Lupton, quien hizo una aparición especial en Martillo Hammer como su exesposa, el actor tiene tres hijos y disfruta de su vida familiar en su casa de Santa Bárbara, California.