Anuncios

Abigail Breslin no necesitó de éxitos como 'Pequeña Miss Sunshine' para mantenerse en Hollywood

HOLLYWOOD, CALIFORNIA - 14 OCTUBRE: Abigail Breslin así a la premiere de 'Slayers' en el TCL Chinese 6 Theatres el 14 de octubre de 2022 en Hollywood, California (Foto: Harmony Gerber/Getty Images)
HOLLYWOOD, CALIFORNIA - 14 OCTUBRE: Abigail Breslin así a la premiere de 'Slayers' en el TCL Chinese 6 Theatres el 14 de octubre de 2022 en Hollywood, California (Foto: Harmony Gerber/Getty Images)

Su nombre ha quedado olvidado con el paso del tiempo, pero Abigail Breslin fue una de las actrices que más nos robó el corazón en el Hollywood de los 2000. Gracias a su papel en Pequeña Miss Sunshine en 2006, donde con solo 11 años dio vida a la pequeña Olive Hoover, se ganó la admiración del público e industria, consiguió la nominación al Óscar frente a rivales de la talla de Cate Blanchett o Jennifer Hudson y aspiró a ser uno de los rostros más prometedores de la meca del cine. Sin embargo, su carrera no despegó tanto como se hubiera previsto.

En los años siguientes, solo se dejó ver en comedias románticas o familiares como Sin reservas con Catherine Zeta-Jones y Aaron Eckhart, Kitt Kittredge con Julia Ormond y Chris O'Donnell, en La isla de Nim con Jodie Foster y Gerard Butler o en Definitivamente, tal vez con Ryan Reynolds e Isla Fisher. El dejar de lado los proyectos académicos se tradujo, inevitablemente, a que su notoriedad fuera descendiendo, y, aunque destacó en títulos como la comedia de terror Zombieland, la aclamada La decisión de Anne, un título plagado de estrellas como Agosto e incluso aspiró a ser Katnis Everdeen en Los juegos del hambre, a partir de la década de 2010 el gran público empezó a perderle la pista.

Ahora que Breslin vuelve a ser noticia por su reciente boda, en la que a sus 26 años se ha unido en matrimonio con el empresario ruso Ira Kunyansky, a todos aquellos que disfrutaron y se emocionaron con Pequeña Miss Sunshine se les pasará por la cabeza la pregunta de qué ha sido de ella en todos estos años. Es fácil pensar que, ante su ausencia en grandes proyectos y del foco mediático, su carrera fracasó o incluso se vio abocada a desaparecer de Hollywood. Pero nada más lejos de la realidad.

Observando su filmografía, se aprecia que trabajo no le ha faltado en ningún momento. De hecho, ha habido años donde ha protagonizado hasta tres películas e incluso ha llegado a compaginar largos proyectos televisivos con producciones cinematográficas. No hay más que ver que en 2014, después de que dejará apartados los grandes proyectos tras la fallida El juego de Ender con Asha Butherfield y Harrison Ford, protagonizó, motivada por la reputación que le dio una cinta como Zombieland, tres títulos de terror como Final Girl, Perfect Sisters o Juego peligroso.

Desde luego, son cintas de serie B que no tienen la calidad e importancia de los grandes blockbusters o producciones de tono serio y académico, pero, al igual que estrellas de Hollywood como Nicolas Cage, le han permitido ganarse un hueco importante dentro de este género y recibir un no parar de trabajos a lo largo de los años. Por ejemplo, le abrió las puertas a actuar en la serie Scream Queens y en muchos otros títulos de enfoque similar como De caza o Freak Show. Es decir, que se ha convertido en una princesa del terror permitiéndose una estabilidad en Hollywood de la que no todos pueden presumir.

Además, de vez en cuando se ha dejado caer en proyectos más ambiciosos, como Maggie con Arnold Schwarzenegger o Cuestión de sangre del director nominado al Óscar Tom McCarthy con Matt Damon de protagonista. Y es que su carrera, aunque no sea tan lúcida como lo que prevenimos tras su papel en Pequeñas Miss Sunshine, está muy lejos de ser un fracaso. De hecho, la propia Abigail Breslin declara estar muy feliz en su punto profesional actual.

Hace un par de años, en una entrevista con iNews, reflexionó sobre cómo Pequeña Miss Sunshine fue a la vez una bendición y una maldición. Tanto público como industria la encasillaron dentro de ese papel y, a día de hoy, aún se sigue pensando que se trata de una actriz pequeña que no puede acceder a papeles más adultos y serios. Sin embargo, reconoce que al final ha sido la notoriedad de esta comedia dramática de 2006 la que le ha permitido seguir trabajando y obtener los muchos papeles que ha interpretado en su carrera, por lo que se siente muy agradecida.

"A veces la gente olvida que tengo 25 años y ya no tengo nueve", dijo Abigail Breslin en 2021 apoyándose en su baja estatura y admitiendo que hasta ella se ve “muy pequeña”. “La gente tiende a querer mantenerte en una casillero específico”, continuaba, “pero nunca querría distanciarme de eso. Me abrió tantas puertas y me dio tantas oportunidades y es la razón por la que estoy donde estoy hoy".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VÍDEO

Phoebe Dynevor queda fuera de la tercera temporada de 'Bridgerton'

Iñaki Godoy, un mexicano de 19 años que apunta a seguir los pasos de Jenna Ortega en Hollywood

Madonna y la cruda realidad para una actriz que se esforzó en vano

Los Óscar y la nominación que esconde una de las historias más desoladoras de Hollywood