Madonna y la cruda realidad para una actriz que se esforzó en vano

Madonna posando en la sala de prensa de los MTV Video Music Awards 2018 en el Radio City Music Hall el 20 de agosto de 2018 en Nueva York. (Foto: ANGELA WEISS/AFP via Getty Images)
Madonna posando en la sala de prensa de los MTV Video Music Awards 2018 en el Radio City Music Hall el 20 de agosto de 2018 en Nueva York. (Foto: ANGELA WEISS/AFP via Getty Images)

Sacar adelante un biopic de una estrella de la música no siempre es fácil, especialmente si la propia artista quiere estar involucrada y debe cuadrar su apretada agenda para adentrarse en un largo rodaje, como bien acaba de ocurrir con la película biográfica de Madonna. La cantante de Like a Prayer o Material Girl se había asociado con Universal Pictures para dirigir ella misma una producción cinematográfica sobre su vida, tarea en la que movilizó a media industria para buscar al mejor talento posible para su realización. Sin embargo, todo este trabajo, en el que se involucraron estrellas de alto estatus, parece que ha sido en vano.

Según informa Variety, ante el anuncio de la nueva gira de Madonna, que la mantendrá ocupada hasta finales de 2023 viajando y actuando por países de todo el mundo, el proyecto queda paralizado. La intención del estudio y la cantante sería retomarlo más adelante, cuando tenga su calendario más despejado, pero viendo que su prioridad sigue estando en la música y sobre los escenarios, como bien ha demostrado el anuncio repentino de este tour, y que como mínimo el proyecto volvería a las andadas en 2024, es difícil pensar que lo veremos en corto plazo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Este giro de los acontecimientos no solo es doloroso para los fans de Madonna, también lo es, y en mayor medida, para las estrellas involucradas en el biopic. Principalmente en el caso de Julia Garner, la actriz de Inventando a Anna de Netflix que, encontrándose en su mejor momento de crecimiento profesional, luchó fervientemente por el papel de la cantante ante las muchas posibilidades que este le abriría en Hollywood. Y es que la selección de talento para la película fue un proceso estricto en el que Madonna trató de cuidar hasta el más mínimo detalle para asegurarse de que el biopic estuviera a la altura.

Para empezar, trabajó en dos borradores de guion junto a Diablo Cody, guionista ganadora del Óscar por Juno, y Erin Cressida Wilson, responsable de Secretary, Chloe o La chica del tren. Después seleccionó a jóvenes actrices como Julia Garner, Florence Pugh, Alexa Demie, Odessa Young e incluso cantantes como Bebe Rexha o Sky Ferreira para buscar a la privilegiada que se pondría bajo su piel. Pero no las enfrentaría en un proceso de casting habitual, sino que organizó un campamento de canto y baile para asegurarse de que la elegida estaba verdaderamente a la altura. Acorde a los informes, fue un casting arduo que se alargó durante toda una semana y donde Garner, tras poner todo de su parte y luchar contra viento y marea frente a semejante nivel de talento, salió como la candidata.

LOS ANGELES, CALIFORNIA - 15 ENERO: Julia Garner asiste a la 28ª edición anual de los Critics Choice Awards en el Fairmont Century Plaza el 15 de enero de 2023 en Los Ángeles, California (Foto: Frazer Harrison/Getty Images)
LOS ANGELES, CALIFORNIA - 15 ENERO: Julia Garner asiste a la 28ª edición anual de los Critics Choice Awards en el Fairmont Century Plaza el 15 de enero de 2023 en Los Ángeles, California (Foto: Frazer Harrison/Getty Images)

Pero, ahora, después de que la película haya pasado a un punto muerto, cabe preguntarse en qué estaba pensando Madonna movilizando tan efusivamente a la industria y al talento para, de la noche a la mañana, dejar el proyecto abandonado y priorizar su carrera musical. Es entendible que la música y los escenarios sigan siendo su principal meta, pero, si no va a tener compromiso con este biopic, tal vez no debería haberle dado semejante dimensión ni ofrecer tanta confianza a las personas implicadas.

Al fin y al cabo, una actriz como Julia Garner, que está en uno de sus mejores momentos, hasta podría haber perdido otras grandes oportunidades interpretativas por centrase en la película de Madonnna. Y esto debería de dar que pensar a la cantante, porque, mientras ella, una estrella consagrada, va a seguir lucrándose con su extensa gira y no va a perder nada por no dirigir un biopic sobre su vida, puede que otras artistas en ciernes a las que ella ha movilizado hayan dejado pasar trenes que hubieran sido clave para su futuro en Hollywood.

Siempre es probable que el biopic se reanude, pero una interprete que debe exprimir su reciente éxito en Netflix con Ozark e Inventando a Anna no puede quedarse pendiente de los planes que surjan en la carrera de la artista. Y volverlo a cuadrar en su agenda, viendo el carpetazo que Madonna le ha dado de un momento a otro, quizás sea imposible cuando llegue el momento.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Madonna se negó a que 'hombres misóginos' hicieran su biopic

Los Óscar y la nominación que esconde una de las historias más desoladoras de Hollywood

Cuando un capricho cinematográfico dejó endeudado a John Wayne

La censura vivida por un clásico de Elizabeth Taylor hoy sería impensable