Ácido glicólico, por qué deberías incluirlo en tu rutina de belleza

Ácido glicólico: se habla mucho acerca de este ingrediente, pero ¿cuáles son sus beneficios para la piel? ¿Vale la pena incorporarlo a la rutina de belleza?

El ácido glicólico ya no es exclusivo de los dermatólogos, y te contamos por qué deberías incluirlo en tu rutina de belleza. Foto: Getty Images

El ácido glicólico es una molécula considerada, durante años, como un “secreto de los dermatólogos”, como recalca la doctora Rocío Rivera, Directora de Comunicación Científica y experta de la piel de L’Oréal. 

Forma parte de una familia de ácidos provenientes de productos naturales, como la uva y la manzana, pero tiene la particularidad de ser la más pequeña de todas, lo que le permite entrar en la piel más rápido, acelerando y haciendo más efectiva su función.

Una de sus principales acciones es deshacerse de las células muertas de la capa superior de la piel, dando una apariencia más luminosa y lozana, además de llegar a disminuir las arrugas y signos de la edad, así como disolver las manchas de pigmentación.

Para entender cómo trabaja, la Doctora Rivera nos explica que disuelve el ‘pegamento’ que une a estas células muertas que se van acumulando. “Tenemos la creencia de que se quitan con abrasivos (como los peelings caseros), pero el ácido glicólico disuelve este ‘pegamento’ de forma química”, siendo más profunda y efectiva.

Los múltiples beneficios del ácido glicólico

Uno de las mayores bondades del ácido glicólico es que su efecto es bastante rápido, por lo tanto, los resultados se notan en pocos días. Además, al remover las células muertas de la piel de forma más efectiva, se obtienen las siguientes ventajas:

  • Piel más luminosa y suave.

  • Disuelve las células con mayor pigmentación y elimina así las manchas del sol.

  • Estimula la producción de células nuevas.

  • Unifica al tono de la piel.

  • Fomenta el alisado de las arrugas y las líneas de expresión.

  • Mejora la hidratación de la piel, al eliminar las células muertas en parte responsables de esto, permitiendo que otros ingredientes, como la glicerina, el ácido hialurónico, y el aloe vera, actúen de forma más eficaz.

  • Combate la aparición de acné.

Lo único que no hace el ácido glicólico es prevenir el envejecimiento de la piel”, recalca Rivera. “Los encargados de esta función son los los antioxidantes, como la vitamina C y el factor de protección solar”, agrega.

También te puede interesar: Consumir colágeno, ¿realmente sirve para mejorar tu piel?

Ya no es exclusivo de los peelings químicos

Durante años, el ácido glicólico solo estaba presente en los peelings químicos de los dermatólogos, debido a que su alta concentración llegaba a generar algunas reacciones en las pieles más sensibles. Sin embargo, y aunque ha tardado años en llegar al público, hoy en día existen cremas que lo contienen.

Pero no todas las cremas son iguales. La Doctora Rivera recalca que la concentración máxima de ácido glicólico aprobada para productos tópicos caseros es del 10%, y cuando mayor sea la presencia de este principio activo, mejores serán los resultados. Por eso, asegura, sería bueno que las marcas incluyeran qué porcentaje del principio activo contienen sus productos.

Además, agrega la experta, una de las ventajas del ácido glicólico de uso tópico es que no generaría reacciones en la piel en una concentración correcta, lo cual la haría segura para todo tipo de pieles, e incluso para uso diario. Sin embargo, no descarta que estas puedan surgir a partir de otros ingredientes.

Por eso, es importante hacerte una prueba antes de aplicar un producto sobre tu piel, para lo que Rivera recomienda poner crema en la piel detrás de la oreja que es muy sensible y finita, por lo que “si un producto no te genera reacción en esta zona, te lo puedes poner en la cara, porque la piel es un poco más resistente”, aclara.

También te puede interesar: Además de la piel, estas señales en tus uñas y tu cabello indicarían que debes visitar al dermatólogo

Lo más importante para prevenir el envejecimiento, y otras enfermedades de la piel, es el factor de protección solar. Foto: Getty Images

Pero nada importa si no usas factor de protección solar

Después de usar ácido glicólico, lo más importante es usar factor de protección solar, pues este sensibiliza la piel, y los buenos resultados que puedas tener, como eliminar las manchas de pigmentación, “van a volver a aparecer si te vuelves a poner al sol”, asegura.

Esto es porque las células están ‘frescas’, y son más sensibles, haciéndolas más susceptibles.

“Es un gesto muy sencillo pero que evita muchas enfermedades de la piel. El 90% del envejecimiento prematuro es causado por ello”, advierte Rivera.

La experta sostiene que “da igual el dinero que te gastes en la piel, ya sea en dermatólogos o en productos tópicos de lujo, si no utilizas factor de protección y te pones al sol. Todo lo que hagas no sirve para nada”.

Por si esto fuera poco, la doctora Rivera insiste en que no debemos confiar en esos productos que dicen que rápidamente (como en una semana) disminuyen significativamente las arrugas. “La cosmetología tópica para la piel lleva tiempo”, insiste. “Es como ir al gimnasio, no puedes esperar resultados en una semana. La cosmética es igual, hay que tener un poquito de paciencia, y aunque no hay que esperar mucho, (pues el ácido glicólico es uno de los pocos activos con los que ves la diferencia rápidamente), hay que ser constantes”.

Así que, sí, los productos tópicos con ácido glicólico en buena concentración tendrían muy buenos resultados para la piel, aunque siempre hay que utilizar protector solar para que estos beneficios permanezcan.

Pero, recuerda, ante cualquier duda o cambio en tu rutina, consulta primero con un especialista de salud.

@travesabarros