Con estos beneficios, todos querrán caminar y correr bajo la lluvia

Que empiece a llover y tengas ganas de salir a caminar por ello, no es común. Sin embargo, existen beneficios para tu salud que podrían convencerte de intentarlo, eso sí con paraguas e impermeable.

Caminar bajo la lluvia tendría efectos relajantes. Foto: Getty Images

Fue en la década de los 60 cuando un grupo de científicos australianos puso nombre al olor de la tierra mojada por la lluvia: petricor. Este sería producto de tres factores principales:

  1. Al caer el agua sobre tierra seca y saludable, algunas bacterias desprenderían un aroma, al que los humanos seríamos especialmente sensibles.

  2. Las plantas también desprenderían aromas en contacto con la lluvia, agregando más ingredientes a la mezcla.

  3. Los relámpagos, durante las tormentas eléctricas, también agregarían el aroma del ozono, debido a las descargas eléctricas en la atmósfera.

Y reconozcámoslo, el olor de la lluvia resulta bastante agradable para la mayoría, tanto que incluso llegaría a ser relajante para la mente.

Caminar bajo la lluvia sería bueno para la salud

El petricor sería un aroma reconfortante, y también el sonido de la lluvia, pues si no es amenazante, llega a ser incluso relajante. Pero, caminar bajo la lluvia también podría ser benéfico para la salud.

Se ha comprobado que el aire durante y después de la lluvia es más fresco y limpio de microbios, polvo y otras partículas. Eso quiere decir que caminar bajo ella te ayudaría a respirar aire más puro.

Esto podría ser bueno incluso para la piel y el cabello, pues esta agua también estaría más libre de minerales y partículas dañinas.

Si esto no fuera suficiente, el agua de lluvia contendría actinobacterias, productoras de antibióticos y antitumorales. Estos microorganismos estarían más presentes en los océanos, pero el ciclo de la lluvia los transportaría a cualquier parte del mundo, de acuerdo con un estudio español. La ventaja de estos es que podrían utilizarse con fines terapéuticos o para crear nuevos medicamentos, y al estar bajo la lluvia estarías en directo contacto con ellos.

También te puede interesar: Bastarían dos ejercicios para mantenerte en forma toda la vida

Ejercitarte bajo la lluvia te haría quemar más calorías y mejoraría tu rendimiento. Foto: Getty Images

También sería bueno ejercitarse bajo la lluvia

Sí, es verdad que al llover podrías tener que esforzarte un poco más si sales a correr, por ejemplo. Sin embargo, no te cansarías tanto y hasta quemarías más calorías.

Un estudio japonés concluyó que es en condiciones de frío y lluvia que los deportistas realizaron más esfuerzo, pero también habían quemado más energía y se sentían mejor al terminar. Esto, también implicaría a un mayor consumo de oxígeno, y una mayor reducción de los niveles de estrés.

A su vez, la lluvia ayudaría al cuerpo a regular mejor su temperatura al hacer ejercicio, evitando que se sobrecaliente. Así, puedes aguantar más tiempo ejercitándote de una forma más eficiente.

Por último, aunque no menos importante, está el hecho de que ejercitarse bajo la lluvia ayudaría a tu cuerpo a reaccionar mejor. Además de motivarte si logras terminar tu rutina bajo el agua -alimentando tu confianza-, también ganarías una mejor mecánica muscular, pues los diferentes ambientes hacen que tu cuerpo esté mejor preparado para distintas situaciones de terreno y clima.

También te puede interesar: Más que un ejercicio para adultos mayores: el Tai Chi puede ayudarte a ganar más fuerza

¿Y si no te gusta mucho mojarte?

La ventaja de todo esto, es que no necesitas empaparte cuando sales a caminar o correr bajo la lluvia, pues los beneficios se podrían adquirir incluso bien protegido.

Así que, saca tu paraguas y tu impermeable y sal a la calle. Eso sí, protege bien tus pies para que no se mojen.

Al regresar a casa, sécate bien y arrópate para que no te de frío.

@travesabarros