Bicarbonato de sodio: el aliado bueno, bonito y barato de tu belleza

Es un maravilloso exfoliante para la piel; ayuda a suavizar las cutículas y limpia el cabello; es barato y tiene muchos otros beneficios para cuidar nuestra belleza y bienestar: es el bicarbonato de sodio, un producto natural que siempre debemos tener en casa.

(Getty Creative)

El bicarbonato sódico es un compuesto antiácido que como medicamento es utilizado para aliviar la acidez estomacal y la indigestión ácida. También es recetado para disminuir los niveles de acidez de la sangre u orina y para muchas otras condiciones, según refiere Medline Plus, publicación de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

En este sentido, es importante destacar que aunque es un producto natural, no quiere decir que sea inocuo, con lo cual siempre es conveniente consultar al médico si creemos que debemos consumirlo como un medicamento, pues puede tener efectos adversos o puede ser necesario disminuir algunos alimentos de la dieta diaria.

Es conocido su uso en la cocina y el hogar. Suele usarse en labores de limpieza, para desodorizar, y como ingrediente para hornear, y para la estética y la higiene es un compendio de virtudes.

Nombre chic: Sal de Vichy

Seamos honestos, siendo un producto tan completo para cuidar la belleza, este nombre le queda maravilloso y contrasta con lo económico que es.

Como tratamiento para el cabello tiene varios usos. El más básico es el de limpieza profunda. Puedes usar un poco en polvo con tu champú habitual, una vez cada 15 días para eliminar restos de productos que se van quedando en las fibras.

Es recomendado como exfoliante para todo el cuerpo, mezclando 1 parte de agua con 3 de bicarbonato de sodio. Frota suavemente esa pasta en el rostro y cuerpo y enjuaga con abundante agua. Aprovecha esta faena para cepillar suavemente tus cutículas con esta mezcla: las suavizarás delicadamente.

Además, agregar un poco de bicarbonato o sales de Vichy en el agua del baño ayuda a relajar los músculos, limpia, tonifica y sobre todo, suaviza la piel.

Asimismo, aunque existen productos comerciales para aclarar las axilas, el bicarbonato es un remedio centenario para este fin. Mézclalo con unas gotas de limón y aplícalo en la zona, dejando actuar entre 20 y 30 minutos. Lo importante aquí es la constancia y no exponerse al sol inmediatamente después de usar este remedio.

(Getty Creative)

La higiene también es belleza

Según el célebre naturópata español, Txumari Alfaro, en su libro Cuidados Naturales, los usos del bicarbonato de sodio para la higiene y la salud son muy variados. Después de leer esto, querrás tenerlo siempre no solo en tu cocina, sino también en tu estante del baño.

La halitosis es un problema dental que puede combatirse con ese producto, pero es importante determinar con tu doctor cuál es la causa del mal aliento y mantener una correcta higiene bucal. “Después de cada cepillada de dientes, conviene enjuagarse la boca con una cucharadita de bicarbonato de sodio disuelta en un vaso de agua templada”.

Igualmente, es muy utilizado en la limpieza dental, incorporando una pizca a la crema dental o mezclándolo con unas gotas de agua para usarlo en el cepillado. Sin embargo, esta recomendación requiere supervisión del odontólogo.

(Getty Creative)

Por otra parte, la dermatitis atópica o eccema no tiene cura pero encuentra alivio con el bicarbonato de sodio. Según la publicación web de Mayo Clinic, el eccema es un trastorno que provoca picazón, inflamación y enrojecimiento de la piel.

Alfaro indica que aplicando bicarbonato en polvo sobre la zona afectada, se alivia el picor y se favorece el secado de vesículas que se presentan. Evitar el sol en caso de fotosensibilidad, reducir el uso de piezas de lana o nailon y mantener la piel hidratada con un producto adecuado, contribuyen en la mejoría.

Incluso algo tan desagradable la sudoración excesiva en los pies tiene solución con el bicarbonato de sodio. La receta del naturópata indica aplicarlo en polvo una vez al mes antes de acostarse, incluso entre los dedos, tras lavarse con jabón. Usar calcetines y dejar actuar durante toda la noche.

La naturaleza provee soluciones ancestrales. Muchos de sus productos brindan bienestar y su aplicación nos da oportunidad de disfrutar el hecho de cuidar de nosotros mismos, pero siempre es recomendable visitar a los especialistas en caso de condiciones persistentes o de mayor gravedad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

El autocuidado: la única herramienta de protección en tiempos de pandemia

Cómo llevar el spa a tu casa: fórmulas con ingredientes naturales para disfrutar mimándote

Frutos secos, cítricos y otros alimentos que estimulan la producción natural de colágeno