¿Cada cuánto tiempo debes cambiarte la ropa interior?

·4  min de lectura

En homenaje a Yahoo Respuestas, el que fuera uno de los productos estrellas de Yahoo, rescatamos algunas de las preguntas más populares y las explicamos a fondo

Man puts on or undressing his underpants
Una encuesta reveló que hay personas que pasan más de dos días sin cambiarse la ropa interior, no pasa nada si es una excepción pero no debería ser la costumbre

“Hagas lo que hagas, ponte bragas”. Este castizo refrán deja en claro la importancia de utilizar ropa interior y sobre todo limpia. Sin embargo, recientes estudios han demostrado que las enseñanzas maternas respecto a la necesidad de cambiar diariamente los calzones y otras prendas no son aplicadas a rajatabla. Así como hoy hay muchos en el mundo que creen que las vacunas son dañinas para la salud, también son muchas las personas que consideran innecesario reemplazar su ropa interior diariamente, lo cual genera la duda: ¿Por qué debemos cambiar la ropa interior? ¿Con qué frecuencia?

Todos los días

“Hay que cambiarla diariamente”, afirma tajante el médico-cirujano Guillermo Antonio Acevedo, Jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital San Juan de Dios de Donostia (España), y quien aseguró a Yahoo que no hacerlo puede acarrear consecuencias para la salud.

No obstante, una investigación demoscópica elaborada en 2019 por la firma de ropa estadounidense Tommy John, y en la cual participaron 2.000 personas, arrojó que el 45% dijo que llevaba las mismas prendas íntimas durante dos o más días, dependiendo de las circunstancias. Otro estudio de la Universidad de Maryland publicado el mismo año reveló que el 28% de los hombres estadounidenses consideró que no había ningún problema en utilizar por un par de días la misma ropa íntima.

(VIDEO) Las prendas íntimas más extravagantes del mundo

El riesgo: cuando lo eventual se vuelve rutinario

Ante los datos anteriores Acevedo admitió que utilizar ocasionalmente, por más de 24 horas, una misma prenda interior en la mayoría de los casos no conlleva riesgos, pero advirtió que cuando lo eventual se vuelve rutinario es donde los problemas pueden presentarse.

“Los genitales tienen glándulas que producen secreciones que pueden producir mal olor y las mismas quedan en la tela de la ropa interior, por lo que si no se cambian con frecuencia esas exudaciones se quedan en la tela humedeciéndola y pueden convertirse en caldo de cultivo para hongos y baterías, las cuales pueden producir acné, sarpullidos, irritaciones de la piel y en algunos casos más graves infecciones cutáneas”, agregó el médico. También podrían ocasionar infecciones en el tracto urinario.

En similares términos se pronunció el profesor Philip Tierno, catedrático de Microbiología y Patologías de la Universidad de Nueva York, quien dijo al diario español La Vanguardia: “En un caso normal, dos días no supone nada malo, a no ser que seas una persona con tendencia a ensuciar más de la cuenta". Sin contar que probablemente -por más aseados que seamos- siempre existe la posibilidad de dejar algún rastro de orina y excremento, lo que refuerza la necesidad de reemplazar estas prendas a diario.

Ahora bien, si hablamos de una o dos semanas, ya nos estamos metiendo en otro tema: los microorganismos se desarrollan, las bacterias se reproducen, y sí puede ser perjudicial, además del olor fétido que seguro aparecerá. Ante la duda, lo mejor es utilizar uno limpio (de calzoncillos) cada día.

His and hers pants on the washing line
Es importante contar con suficientes prendas íntimas como para no tener la excusa de que no tienes ropa limpia; lo ideal es al menos una prenda por cada día de la semana

Mujeres, a tomar nota

Tras aclarar que no basta con cambiarse las prendas íntimas, sino que es necesario lavar la zona genital para remover las impurezas y baterías, Acevedo indicó que las mujeres deben ser mucho más cuidadosas que los hombres en cuanto a su higiene. ¿La razón? “La zona genital femenina es más delicada, porque tiene un orificio más amplio por donde pueden ingresar gérmenes que pueden causar problemas; y además porque ellas tienen la menstruación”.

La Mayo Clinic considera que la ropa íntima es clave para el mantenimiento de la salud, la prevención de enfermedades y una vida sexual plena. Los problemas vaginales pueden afectar el deseo e incluso la fertilidad.

Lo anterior deja en claro que nuestras madres y abuelas no erraban cuando nos decían que siempre había que salir de casa con ropa interior limpia, en caso de cualquier emergencia.

Y recuerda:

  • Escoger prendas preferiblemente de algodón para el uso diario

  • Comprobar que sea la talla adecuada, que no quede demasiado apretada, lo más importante es tu comodidad

  • Tener suficientes como para no tener la excusa de que no tienes ropa limpia, al menos una prenda por cada día de la semana

  • Deshacerte de la ropa interior cuando observes que la elástica está vencida o cuando te quede demasiado estirada, o tenga agujeros que no te protejan

  • Y lo más importante: cambiarte todos los días

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.