Letizia lleva la moda española al castillo de Windsor

Letizia lleva la moda española al castillo de Windsor

Cita especialmente destacada en el calendario de los Reyes. Don Felipe y Doña Letizia han volado hasta Londres con motivo de la Ceremonia de investidura del Rey como caballero de la Orden de la Jarretera, un acto presidido por Isabel II en el que también han estado presentes Guillermo y Máxima de Holanda.

Para la ocasión, como era de esperar, la reina Letizia ha mostrado su imagen más clásica y ha acertado estrenado un sofisticado vestido de cóctel que ha acompañado de un nuevo tocado, un accesorio poco habitual en su vestidor pero muy apropiado para un evento de este tipo.

VER GALERÍA

Steve Parsons - WPA Pool/Getty Images

La esposa de Felipe VI ha apostado por un estilismo bicolor en blanco y negro, dos tonalidades infalibles y discretas con las que busca ceder el protagonismo a su marido. Como prenda  central, ha escogido un vestido de cuello perkins, hombros marcados, mangas abullonadas con botones en los puños y efecto fajín del que parte una falda midi de silueta recta. Está confeccionado en un original tejido fluido decorado con pequeñas motas de distintos tamaños que simulan unas flores de estilo puntillista.

Felipe VI posa junto a la reina Isabel II y la reina Letizia tras ser investido este mediodía nuevo caballero de la Orden de la Jarretera, la máxima distinción del Reino Unido. EFE/Steve Parsons/PA Wire

Lo firma la casa sevillana Cherubina, a la que recurrió por primera vez el pasado 1 de junio durante el Día de las Fuerzas Armadas con un diseño rojo que recibió numerosos halagos. En este caso, se trata de un modelo que no está a la venta todavía pero puede encargarse a través de la web por un precio de 280 euros. 

De esta manera, la Reina adapta su adorado estampado de lunares, que suele escoger precisamente en esta combinación de colores, a su look más formal al dotarle de un aire diferente y delicado.  

VER GALERÍA

Reina Letizia

Completa con salones negros de Prada y cartera de mano rígida de pitón, el modelo Clemmie de Jimmy Choo. Sin embargo, el complemento más llamativo, que se ha convertido en absoluto protagonista del look, ha sido el que ha escogido para coronar su recogido bajo, también obra de la firma española. Doña Letizia ha mostrado su imagen más atemporal -y algo british- al optar por un tocado tipo diadema en tono negro rematado con adorno lateral de flores y plumas de oca. Además, esta pieza incluía un estiloso velo de red, que otorgaba una dosis extra de elegancia, y con el que la Reina se apuntaba a una tendencia que han lucido anteriormente otras damas reales como Carlota Casiraghi, Kate Middleton o Mary de Dinamarca. 

- Lee también: Las 5 veces que doña Letizia ha llevado tocado 

Reina Letizia

En cuanto a las joyas, ha recuperado los fabulosos pendientes que llevó la infanta Cristina el día de su boda, dos piezas de diamantes con talla orla montados en garra que pertenecen a las denominadas como 'joyas de pasar' y que fueron un regalo de bodas de Alfonso XIII a la reina Victoria Eugenia. Curiosamente, ya los había lucido en Londres, durante su visita de Estado en verano de 2017.