Édgar Vivar, el único que trascendió a Chespirito para convertirse en un celebrado actor

·6  min de lectura

Jovial, erudito, encantador, Édgar Vivar es, muy posiblemente, el más querido de los actores sobrevivientes de la tropa original de comediantes fundada por Roberto Gómez Bolaños 'Chespirito', y es así que ahora se incorpora a la nueva temporada de "Vecinos".

MEXICO CITY, MEXICO - MAY 27: Mexican Actor Edgar Vivar poses for a photograph during the Actor's Workshop at Venustiano Carranza Theater on May 27, 2010 in Mexico City, Mexico. (Photo by Leonel Martinez/Jam Media/LatinContent via Getty Images)
Edgar Vivar es uno de los actores más entrañablemente queridos de la TV mexicana, desde hace 50 años. (Leonel Martinez/Getty Images)

Esto en gran parte se debe a que él cuidadosamente se ha mantenido al margen de las polémicas en las que se han visto envueltos los otros integrantes del famoso equipo de histriones, empezando por Carlos Villagrán "Quico", quien siempre busca dar la nota haciendo uso de su fama pasada y también la viuda del comediante, Florinda Meza, que ha sido tendencia por haberle, prácticamente, declarado la guerra a Roberto Gómez Fernández y sus hermanas, por los derechos de la obra que dejó el padre de éstos, y del que ella ahora reclama calidad de co-autora.

Vivar es mucho más diplomático, mucho más versátil y centrado, que el resto de la tropa; así lo ha demostrado al paso de los años: en lugar de vivir únicamente de sus personajes creados por 'Chespirito' —de los cuales ninguno es creación suya y así lo ha dejado patente: es el único de los actores que quedan que nunca reclamó derechos sobre los personajes que interpretó— es muy respetuoso y dice que está orgulloso de haberlos encarnado, pero nunca ha vacilado en ampliar su rango y su plan de acción, ya que ha señalado antes, no solo es un comediante, cosa que disfruta: es un actor, cosa que le apasiona.

Nacido en la capital mexicana el 28 de diciembre de 1944, Édgar Vivar Villanueva tenía 25 años y había concluido sus estudios de Medicina, ejerciendo como médico familiar, cuando acudió a los estudios de Televisión Independiente de México (TIM, canal 8, que en 1973 se fusionó con Telesistema Mexicano para convertirse en Televisa) para audicionar para un nuevo programa que se estaba preparando, llamado "El Chavo del Ocho", creado por Gómez Bolaños.

Éste había solicitado actores de aspecto robusto para el papel de "El Señor Barriga", el dueño de la vecindad. Había entrevistado a varios cuando llegó Vivar, que era muy joven para el papel, pero la simpatía entre ambos, que resultó en una amistad larga y entrañable por más de 20 años, fue un factor determinante.

Poco tiempo después, para probar la versatilidad de Vivar, Chespirito creó otros personajes para él, como Ñoño (un niño), El Botija (uno de los famosos "caquitos") y otros más y de cada uno Vivar, que ya tenía experiencia en teatro clásico, hizo una creación. Esto también fue algo que le ayudó a mantener su carrera a flote con actividades paralelas a su trabajo con Gómez Bolaños.

Esto lo probó, primero que nada, con una aparición especial recurrente en la kilométrica 'Mundo de Juguete', la telenovela más larga de la historia (1974 a 1977), haciendo el papel del mayordomo de la abuela de Cristina (Graciela Mauri), interpretada por la legendaria actriz Andrea Palma (protagonista de 'La Mujer del Puerto', una de las más icónicas películas de la primera edad del cine mexicano); ahí Vivar dio muestras de su rango histriónico, ya que no solo hacía comedia al lado de la pequeña, también tenía momentos dramáticos al lado de la gran actriz (su subtrama giraba en que tenía que convencer a la abuela de perdonar al viudo de su hija y acercarla a su nieta). 

De hecho, no fue su única participación en melodramas: en 1997 participó con un rol totalmente serio, en 'Alguna vez tendremos alas', un melodrama que produjo Florinda Meza y cuyo reparto encabezaban Humberto Zurita, Kate del Castillo y Cynthia Klitbo. El público reaccionó con sorpresa ante la participación de Vivar, ya que era completamente diferente a todo lo que había hecho antes

Años después de que terminó 'Chespirito' de grabarse, Vivar fue invitado por el polémico Horacio Villalobos, una personalidad de televisión que tenía un programa cómico llamado 'Desde Gayola', a ser parte de su elenco cómico, con algunos personajes completamente diferentes —más pícaros en sus tonos que aquellos inocentes que hacía para Gómez Bolaños— y lo consideró una experiencia refrescante.

La influencia de sus apariciones en TV le abrieron las puertas, llevándolo incluso a ser buscado por el mismo Guillermo del Toro (ganador del Oscar) para ofrecerle directamente un papel en la exitosa película de terror rodada en Asturias 'El Orfanato' (2007), dirigida por J. A. Bayona ('Lo Imposible', 'Jurassic World: El reino caído') al lado de Belén Rueda y Geraldine Chaplin; en ella interpreta al psíquico Balaban, y fue el único actor mexicano que participó en la muy taquillera y exitosa cinta.

Esta versatilidad y disposición para trabajar, lo llevó a rechazar una pensión vitalicia por parte de Televisa, misma que sí aceptó Rubén Aguirre, el 'Profesor Jirafales', que ya no podía trabajar desde 2015 debido a sus problemas de salud (Aguirre falleció en 2016 de complicaciones de neumonía); cuando le fue retirada la exclusividad por parte de la empresa, Vivar no mostró rencor alguno, señalando a los medios, que 'Mientras yo tenga ofertas de trabajo y disposición para hacerlo, lo hago con mucho gusto. No soy dependiente de nadie más que de mí mismo y mi vida es cómoda, porque no me falta trabajo. Si ya no hay exclusividad, no me preocupa."

También ha tenido numerosas participaciones en doblaje y teatro, por lo que sigue vigente, y el haber logrado desligarse de los personajes que hacía para 'Chespirito' —así como el evitar a toda costa las polémicas que regularmente suelen surgir en torno al programa y sus participantes, aún treinta años después del cese de producción— le han permitido ser reconocido por él mismo, algo que ni Meza, ni Villagrán ni De las Nieves consiguieron nunca; esto es algo que lo distingue y libera del escrutinio morboso.

Y es que es de señalar que Vivar siempre ha mantenido una profunda discreción sobre su vida privada. Aunque esta no es precisamente un secreto, él prefiere mantenerse lejos del foco público en ese aspecto, aunque se sabe que es un hombre de gran erudición y cultura, aficionado a las artes y a la ópera, así como un lector voraz.

Por otra parte, y con el humor que lo caracteriza, ha asegurado que sus memorias las ha ido redactando desde muchos años atrás, y que se publicarán de manera póstuma, para que "no haya reclamos por parte de nadie".

Se sabe que lleva relaciones cordiales tanto con Florinda Meza, como con María Antonieta de las Nieves, y tiene amistades estrechas dentro del medio, que lo respetan y admiran por su gran calidad personal. Desde hace tres años, Vivar tiene un diagnóstico que al principio se anunció como Alzheimer, aunque él mismo lo ha desmentido. Lo que él ha confirmado es que se trata de un trastorno neurológico que causa deterioro, pero se encuentra en tratamiento y esto no ha limitado su capacidad de trabajar: "Aprendo cosas, estoy ejercitando mi memoria, leo mucho, trato de desarrollar habilidades que antes no tenía, utilizo la mano izquierda para muchas cosas", dijo en entrevista para Univision.

Al incorporarse a "Vecinos", Vivar demuestra que sigue lúcido y estable, alegre y jovial, dispuesto a continuar una carrera de más de 50 años, en la que ha sembrado la alegría en el corazón del público.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO: El actor mexicano Ignacio López Tarso rehuye al retiro a sus 96 años

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.