El origen y las variantes de esta delicia de la cocina mexicana

Foto: SawBear/iStock

Jamás se le vaya ocurrir a alguien quitarle a un mexicano su desayuno. Y menos aún, servirle esta comida sin unas deliciosas conchas.

Las conchas mexicanas son, ni más ni menos que un panecillo esponjoso con una cobertura dulce de harina y azúcar glas con sabor a chocolate o vainilla. Se puede degustar en solitario o rellenarlo con frijoles, esto depende del paladar de cada uno.

 

Hablan francés

Provienen del pan brioche, según cuenta el chef José Lulo Ubaldo en El Universal.

Así es, hacia el final del siglo XVIII emigraron a tierras mexicanas, franceses y españoles, y por supuesto, trajeron consigo nuevas técnicas culinarias.

Fueron los franceses quienes, al cambiar la cantidad de ingredientes en la receta del pan brioche, dieron con estos bizcochos que recibieron el nombre de ‘conchas mexicanas’.

Las consigues en todas las panaderías mexicanas, pero hay una curiosidad. Según cuenta el chef, si bien parten de la misma receta, en cada establecimiento saben distinto. Es decir, cada panadero le da ‘su toque’ a las conchas mexicanas.

También te puede interesar: La campechana, pan mexicano en peligro de extinción: chef Irving Quiroz

Manos a la obra

Lupita Galán Chanteiro ofrece en su blog, Enchílame esta Gorda, una receta muy sencilla para preparar esta delicia y deleitarte con una concha por la mañana, junto a un rico café con leche.

Eso sí,  si vas a animarte a prepararlas en tu casa, debes seguir el consejo de la chef mexicana: “Lo más importante de la panadería es la fermentación de la masa y que las medidas se deben respetar en lo posible” y aclara: “Además, los  hornos varían mucho y debemos estar pendientes del horneado de las conchas para que no se quemen o queden crudas”.

Asimismo debes tener en cuenta que su preparación toma tiempo. “Te recomiendo que el día que decidas hacer las conchas lo planees perfectamente porque es un pan que lleva su tiempo de leudado y mucha paciencia, así que con prisas es difícil disfrutarlo, pero si te planeas un día para hacerlas seguro que te saldrán perfectas”, aclara Pily Guzmán, autora del blog La Cocina Mexicana de Pily.

Variantes a las clásicas conchas mexicanas

Puedes probar una versión integral, y en ese caso “solamente agregar mitad de harina integral y mitad de harina normal”, explica Guzmán.

También te puede interesar: Las combinaciones de comida más raras (pero sabrosas) que hacemos en México 

También, están las manteconchas, que son “mitad mantecada esponjosita, mitad concha dulce”, según se aclara en Verne. Como si fuera un cupcake con la forma de la concha, digamos.

“Llegamos a la conclusión de que el nuevo pan debía de ser un híbrido perfecto. Por eso tiene las dos masas”, explica Leticia Rivera, copropietaria de la panadería El Manantial.

Por último, hay una variante que podríamos llamarla, “la concha millennial”. Se trata de una versión creada con matcha.

Sí, este ingrediente de origen asiático no solo lo encuentras en bebidas, chocolates y helados, ahora también en tus panes favoritos.

 

Fue idea de Leslie Mialma, chef de la pastelería Winsome, en Los Ángeles, EE.UU, quien conoció esta delicia por su marido mexicano y quiso reinventarla al añadirle el ingrediente del momento.

¿Te animarías a probarlas?